10/9/12

Jujuy: EL CRIMEN DE CONDORI DESNUDA UNA GRAN CADENA DE CORRUPTELAS Y NEGOCIADOS

Ante los hechos sucedidos en la localidad de Humahuaca el día miércoles, donde fuera agredida y expulsada de sus tierras la familia Urbina por un movimiento "social" perteneciente a La Red de Organizaciones Sociales que lidera en la provincia de Jujuy la Organización Barrial Túpac Amaru, con el solo fin de garantizar un negocio inmobiliario, resultando asesinado cobardemente el jóven Luis Condori.


Lo primero que debemos señalar es la actitud del pueblo de Humahuaca que dignamente reacciono ante la injusticia con la firmeza que era necesaria, solidarizandose con la familia del jóven. De mas esta señalar que a este tipo de reacción nos obligan estas organizaciones mafiosas que abundan en el norte de nuestro país y a las que desde la Corriente del Pueblo hemos tenido que soportar innumerables veces.



Quienes nos organizamos en movimientos ya sean políticos, sociales o culturales durante la última década, hemos visto como organizaciones del campo popular son ni más ni menos que el reflejo de una sociedad que se encuentra en franca descomposición.



Desde la Corriente del Pueblo sostenemos una profunda batalla cultural que libramos dentro de nuestras propias construcciones e interpela a la sociedad en su conjunto, los vicios que corrompen y degradan la condición humana a su más miserable faceta de abusos e injusticia, se expresan en amplios sectores y se organizan y comercializan desde los principales centros del poder y se reproducen lamentablemente en diversos sectores de nuestro pueblo.



La naturalización con la que gran parte de nuestra población permite frente a sus narices que punteros y narcos dispongan a su capricho sobre la vida y la muerte, la naturalización de los negociados que permiten la continuidad de los mismos miserables de siempre al frente de las grandes decisiones, sosteniendo sin ningún tipo de principios que todo da igual, la justicia que la injusticia, el bien que el mal. ¿O a alguien se le pasa por alto que hoy en Jujuy y en la Argentina hay dirigentes sociales, políticos y sindicales adictos al poder de turno que son multimillonarios gracias a los negocios que realizan utilizando a propios y a extraños? En la Argentina de hoy se conjugan los barrabravas, con las organizaciones sociales, la burocracia sindical y los punteros políticos, en un cóctel que incluye todo tipo de negociados. Por eso sostenemos: La Organización Social Titi Guerra es solo un pequeño eslabón en una inmensa cadena de corruptelas y negociados. Cadena que incluye a mucha gente: políticos de primera y segunda línea; jueces, secretarios, fiscales y policías.



Lo sucedido en la localidad de Humahuaca nos muestra una vez más que hay quienes desprecian completamente la condición humana de sus propios hermanos y hermanas. Desde ya que esas personas no merecen nada más que nuestro desprecio pero como dice un dicho bastante popular "no es la culpa del chancho, sino del que le da de comer". La Organización social (y empresarial) Titi Guerra no es más que ese chancho.



Para nosotros la política es el ejercicio de servir y no de servirse, y desde ese principio organizamos pueblo por eso nos indigna la miseria en la que han caído tantos.


Desde la Corriente del Pueblo sostenemos que es necesario construir una nueva humanidad y que la falta de reacción ante la imbecilidad grande y pequeña de los hombres, la liviandad en que vivimos, la aceptación sumisa de todas las formas de opresión, la normalización de todo tipo de inmoralidad en la vida pública y privada nos hace cómplices de la decadencia del género humano. Para eso creemos que desde los valores éticos manifestados en la cosmovisión andina, hay que resolverse a cortar de raíz, todo aquello que sostenga o intente normalizar el robo, la mentira, la flojera, el servilismo, la adulación, la corrupción y los vicios. Solo ordenando el bien y prohibiendo el mal, como lo enseñan todas las tradiciones espirituales, es posible otro modelo de civilización.
CORRIENTE DEL PUEBLO
Contacto: Luciana Santillan
(388) 154-344364