4/9/12

Hezbol-lah: "Lo que está ocurriendo en la región apunta a olvidar Palestina"

 Sayyed Hassan Nasrallah, Secretario General de Hezbollah, dijo que la posición de la resistencia nacional en el Líbano hacia lo que está sucediendo en Siria no es igual en cuanto a los acontecimientos en otros países, porque Siria es diferente a esos países: hace frente a la resistencia sionista y estadounidense, y al mismo tiempo apoya y reafirma su disposición al diálogo y la reforma".

En una entrevista con la cadena al-Mayadine, Sayyed Nasrallah dijo que lo que se requiere de Siria "es que cambie sus opciones y se convierta en un país de renuncia árabe, y no un país moderado, porque no existen países moderados, y por esa razón envían armas y dinero a Siria y exportan a ella sus fatwas para perpetrar asesinatos dentro del país, y orientan sus medios de comunicación hacia la instigación a la lucha, algo que no hemos visto en absoluto en la confrontación con Israel ", acotó.

Sayyed Nasrallah llamó a poner fin a la violencia en Siria e iniciar un diálogo para llegar a una solución política, al amparo de la presencia de países de garantía como Rusia e Irán, y salvaguardar a Siria de la destrucción y la ruina, conteniendo el derramamiento de sangre de sus hijos, al igual que llamó a proteger al pueblo sirio y su ejército, "el único que aun permanece fuera del circulo de la hegemonía estadounidense", afirmó.

El Secretario General de Hezbollah puntualizó que el objetivo de los Estados que conducen la ofensiva contra Siria es derrocar al Estado sirio y no al presidente Bashar al-Assad como persona, porque lo que se requiere es que Siria cambie su estrategia, su posición, rol y elección política en el plano regional e interno, señalando que si el Presidente Bashar al-Assad, y quienes están con él, hubiera aceptado personalmente, transformar al régimen en uno de renuncia árabe, acabaría el asunto en siria, y entonces algunas partes de la oposición descubrirían que han sido utilizados en un proyecto que nada tiene que ver con la reforma, el cambio, la democracia o los derechos humanos", determinó.

Nasrala reveló que uno de los Estados árabes que respaldan el levantamiento armado en Siria, envió en medio de la crisis, por petición de EE.UU., una petición al Presidente al-Assad para que cambie la posición de Siria respecto de Israeli, y cortar sus relaciones con Irán, Hezbolá, Hamas y otros movimientos en la región, para poner fin a los acontecimientos, y esto, aseveró Nasrala, "es una prueba clara de que el asunto no tiene nada que ver con reformas y cambios".

Nasrallah señaló que Estados Unidos quiere prolongar la guerra en Siria para destruir su ejército y su pueblo, igual a lo que hizo en Irak, "pues EE.UU. le gusta todo el caos que está ocurriendo, ya que esta escena tendrá un impacto en toda la región, lo que restablecerá las alianzas y alineamientos".

Tambien dijo que la posición de la resistencia hacia los movimientos en cualquier país árabe se basa en dos pilares constantes: primero, la posición del país hacia el enemigo israelí, el proyecto estadounidense en la región y la causa palestina, y segundo, la disposición de ese país a dialogar y realizar reformas.

Seyyed Nasrala añadió que Siria ha reconocido errores y ha subrayado su disposición al diálogo y la reforma, mientras que algunos partidos de la oposición exigieron la intervención militar internacional, a sabiendas de que semejantes intervenciones mataron a cientos de miles de personas en Irak, anotó.

Asimismo señaló que Siria encaró el proyecto sionista y sus enfoques, y apoyó abierta y manifiestamente las resistencias en el Líbano, Palestina e Irak, realizando lo que es mucho mas significativo que abrir el frente de lucha en el Golán, en tanto que los demás países árabes no se atreven a hacer ni siquiera lo mínimo de lo que ha hecho Siria.

Sayyed Nasrallah dijo que la intervención militar occidental en Siria es poco probable.

Del mismo modo, Nasrallah reiteró que la causa Palestina es fundamental para la nación árabe e islámica, y señaló que al-Quds es una responsabilidad religiosa, humanitaria y moral.

"Lo que está ocurriendo en la región apunta a olvidar Palestina", afirmó Nasrala.

Eba Kh.-SANA