18/9/12

El Líder Supremo: «El Islam saldrá victorioso en las confrontaciones actuales»

El Líder Supremo de la Revolución Islámica, el Ayatolá Seyyed Ali Jamenei, asistió a una ceremonia de graduación en la Academia Naval Imam Jomeini, en Noshahr.
Durante la ceremonia, Su Eminencia se refirió a la película recientemente producida en Estados Unidos que insulta al Santo Profeta del Islam (PB), y enfatizó: «No insistimos en demostrar que ciertas personas o funcionarios del gobierno estuvieron involucrados en este crimen, pero el comportamiento y los métodos de los líderes de las potencias arrogantes, los políticos estadounidenses y de algunos países europeos han hecho que los pueblos del mundo los señalen con el dedo acusador. Ellos deben demostrar que no han sido cómplices en este gran crimen y no pueden hacerlo simplemente negando su participación. Deben probar su inocencia con acciones y tomar precauciones para evitar y prevenir esta clase de transgresiones.»


El Líder Supremo dijo que los enemigos del Islam han fracasado ante el pueblo iraní y la ola de ‘despertar islámico’, y reiteró: «La gran ola de ‘despertar islámico’ es lo que les lleva a realizar cosas tan estúpidas»

El Ayatolá Jamenei señaló que las protestas contra la película anti islámica constituyen una lección que pasará a la historia, y agregó: «Ellos piensan que debido a su “respeto a la libertad de expresión”, no pueden prevenir y evitar que la gente cometa grandes pecados como este. ¿Quién en el mundo puede creer esto? En países donde existen límites y restricciones que contribuyen al mantenimiento de los principios de su poder arrogante, en países donde se hacen cumplir seriamente estos límites y restricciones y utilizan la fuerza para impedir que la gente los viole, ¿quién podría creer que en dichos países, los funcionarios del gobierno se sienten obligados a “respetar la libertad de expresión” cuando se trata de insultar a lo que se considera sagrado en el Islam?»


Su Eminencia refirió a los sentimientos y motivos anti islámicos de las potencias arrogantes, y agregó: «Es debido a estos motivos que las potencias arrogantes no han impedido que la gente insulte cuando se ha tratado de las santidades y todo lo que se considera sagrado en el Islam y tampoco lo harán en el futuro.»

«Hoy en día, en muchos países occidentales, nadie se atreve a cuestionar el Holocausto, cuya naturaleza es realmente cuestionable. De acuerdo con los informes que he recibido, en Estados Unidos si la gente decide a escribir algo en contra de la homosexualidad —fundamentándose en principios psicológicos y sociológicos— le impediría publicarlo. ¿Cómo es que estas personas se sienten obligados a “respetar la libertad de expresión”?», reflexionó y cuestionó el Líder Supremo de la Revolución Islámica.


El Líder Supremo de la Revolución Islámica explicó que los estadounidenses apoyan las dictaduras, y agregó: «Nadie cree que el régimen estadounidense sea partidario de la democracia, un régimen que apoyó a una persona como Hosni Mubarak durante treinta años y a alguien como Muhammad Reza Pahlavi por treinta y cinco años, a pesar de todos los crímenes que cometió en Irán».

El Ayatolá Jamenei dijo que las protestas populares —en distintos países— frente a las embajadas estadounidenses son una señal de que los pueblos del mundo odian profundamente las políticas de las potencias arrogantes y los sionistas.

«Los gobiernos no protestan debido a ciertas consideraciones, pero los pueblos ya no toleran esto. Y cada vez que tienen una oportunidad, protestan —en los diferentes países— contra los centros afiliados a Estados Unidos, contra los centros sociales y políticos de Estados Unidos: La gente odia a Estados Unidos», reiteró su Eminencia.

Al final de sus declaraciones, el Líder Supremo de la Revolución Islámica enfatizó: «En la confrontación entre el Islam y las potencias arrogantes de nuestro tiempo, sin duda, es el Islam quien saldrá victorioso».