16/8/12

Ahmadineyad en Meca: “Hemos Caído en la Trampa de Nuestros Enemigos”


En un discurso ante la Conferencia de la OCI en La Meca, el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, ofreció un panorama pesimista de la situación regional y criticó a algunos reyes árabes que participan en el juego de los enemigos de Siria y exigen reformas en Siria, mientras que sus propios pueblos les rechazan a ellos. “Irán hará todo lo posible para consolidar la seguridad y la estabilidad en Siria, con el fin de evitar más pérdidas en este país”, añadió.

“Tengo una amarga constatación que hacer: por desgracia, los musulmanes, hemos caído en la trampa que nos han tendido nuestros enemigos. Hemos entrado a pleno pie en una guerra total, devastadora y absurda, una guerra de carácter fraticida, étnico y sectario, que podría durar décadas. Desafortunadamente, algunos países hacen juego a los enemigos”, dijo el presidente iraní.

“Si aceptamos que la justicia y la igualdad son el derecho de todos, entonces aceptamos que todos estamos en el mismo barco y nuestros destinos están unidos. Tenemos que mantenernos unidos y ayudarnos unos a otros para hacer frente al enemigo común”, dijo Ahmadinejad.


“La OTAN sueña con apoderarse de nuestra área y, en lugar de hacer frente a este peligro, sobre la base de argumentos falsos, inventados o imaginarios de tipo étnico o sectario nos hemos convertido en enemigos, sin saber que estas hostilidades ofrecen la mejor oportunidad para que nuestros verdaderos enemigos nos agredan”, dijo el presidente iraní.

Con respecto al Día Internacional de Al-Quds, Ahmadinejad hizo hincapié el miércoles en la necesidad de celebrar este día con mayor amplitud y determinación, a la luz de los acontecimientos en la región. “El Día de Al Quds es el de la permanencia de los nobles objetivos de la nación,” añadió.

Él explicó que “en ese día, tenemos que trabajar para construir una sociedad humana que se adhiera a los valores de la belleza espiritual, la libertad, la justicia y la paz.”

Durante su reunión con su homólogo turco al margen de la cumbre, el jefe de la República Islámica del Irán dijo que estaba sorprendido por las acciones de algunos reyes árabes en Siria, que olvidan la situación en sus propios países, donde son impopulares.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, subrayó la profundidad de las relaciones especiales entre Irán y Turquía, y agregó que “los hechos cambian, pero estamos ahí y tenemos que trabajar y vivir juntos”.

Por su parte, el presidente turco, Abdullah Gül dijo: “Somos amigos de Irán, Irán está trabajando para establecer la justicia y busca consolidar los valores humanos…”. “Trabajamos juntos para consolidar la seguridad y la estabilidad,” añadió.


Equipo del Sitio Web de Al Manar