28/7/12

[Video] Hezbolá publica las imágenes del ataque que acabó con el secuestro de soldados israelíes en 2006

[Nota: La fuente del texto original en inglés es sionista]

El videoclip lanzado por Hezbolá el viernes, que documenta el secuestro de los reservistas de las Fuerzas de Defensa de Israel, Eldad Regev y Ehud Goldwasser, y durante el cual los soldados Shani Turgeman, Benín Eyal, y Nazel Vasim perdieron la vida, pone la piel de gallina a cualquiera que estuviera allí en el frontera con el Líbano, durante aquel verano de 2006.


La curva de la carretera cerca de la línea 105, al este del asentamiento norte de Zarit es bien conocida, a partir de las múltiples visitas a la escena del ataque durante los meses y años que siguieron.

Por primera vez, la curva de la carretera se ve desde el otro lado de la frontera con el Líbano, desde el punto de vista oculto de un wadi cubierto de maleza, que ocultaba la emboscada que Hezbolá había puesto a la espera de los hummer de las FDI.

Más importante aún, los militantes de Hezbolá tenían una cámara grabando desde el momento en que se violó la frontera, y documentado todas las etapas del incidente, hasta el punto en que Goldwasser y Regevwere fueron extraídos de su Hummer, ya sea muertos o heridos de gravedad.



Al parecer, hay detalles sobre el ataque de Hezbolá que prefieren quedarse para ellos mismos, y si los dos soldados estaban vivos cuando fueron secuestrados y llevados al Líbano se encuentra en la parte superior de la lista.

¿Por qué Hezbollah decide sacar el vídeo ahora después de tanto tiempo, aproximadamente dos semanas después del sexto aniversario del inicio de la Segunda Guerra del Líbano, con el foco mundial puesto en Londres en la víspera de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos?

La explicación al parecer, tiene mucho que ver con la situación interna en Líbano, donde las llamadas a desarmar a Hezbolá se han renovado en los últimos tiempos.

En la mañana del sábado, un sitio web libanés, conocido por su desdén por Hezbolá, citó a un funcionario de alto rango dentro del campo anti-Siria, que llamó a las próximas elecciones una "operación para desplazar del Líbano a la soberanía de Hezbolá."

Las elecciones parlamentarias libanesas se espera que se celebrarán en junio de 2013, y la situación de la organización chií es un poco incómoda. El videoclip es un recordatorio del poder de Hezbolá, como el verdadero defensor militar de la población libanesa.

"Nosotros somos los únicos que pueden hacer frente al enemigo israelí", dice Hezbolá al pueblo del Líbano, que actualmente están concentrando su atención en los asesinatos que está llevando a cabo  el régimen de Bashar al-Assad en Siria.

El viernes por la noche, hubo enfrentamientos en Trípoli, en el norte de Líbano, entre los militantes que apoyan a Assad, y militantes que apoyan a la oposición, en los que 12 personas resultaron heridas.

No menos interesante es el método con el que Hezbollah decidió lanzar el clip. El vídeo fue lanzado a través de la televisión del relativamente nuevo canal al-Madián, fundado por el analista Ben Rasan Gado, el ex jefe de al-Jazeera en el Líbano, que tiene estrechos vínculos con Hezbollah. Ben Gado salió de Al-Jazeera por su política anti-Siria, y fundó, al parecer con la ayuda de Hezbolá, Al-Madián. El lanzamiento del video refuerza el nuevo canal, no sólo a Hezbolá.





Unas pocas ideas interesantes surgen al ver el video:

1. La facilidad insoportable del secuestro - al contrario que algunas de las estimaciones anteriores, de que la valla fue violada por la noche, al amparo de la oscuridad, el vídeo revela que las fuerzas de Hezbolá cruzaron la frontera a plena luz del día, un minuto o dos (a menos que el video fuese editado en este punto) antes de abrir fuego contra los hummers de las FDI.

Las fuerzas de Hezbolá al parecer, vieron el movimiento hacia el este de la patrulla en el camino sinuoso y programaron su ataque. Hezbolá sabía que era una "zona muerta" en términos de visibilidad para los puestos de observación de las FDI. (La División 91 había pedido instalar una cámara en el lugar, pero la solicitud fue rechazada debido a problemas de presupuesto. La cámara se erigió una semana después del secuestro.) El búnker Livne, que se encuentra en la línea 105, no fue atendido en forma regular en el tiempo, y otros puntos de observación fueron atacados durante el secuestro, para que fuera difícil para las fuerzas del ejército responder.

2. La patrulla no respondió al fuego - a partir del videoclip, en el que se ve una lucha completamente unilateral. La emboscada pilló a los soldados en los dos Hummers por sorpresa. Algunos murieron en el acto por los misiles anti-tanque, antes de que pudieran responder. Dos soldados, incluido el conductor de uno de los hummers, escapó, herido, y se escondió en los arbustos. El videoclip no muestra la llegada de otras fuerzas de las FDI. Las primeras FDI adicionales llegaron a las 9:45 de la mañana, unos 40 minutos después de que el incidente comenzara.

3. La negligencia fue completa. Días antes del final de la guerra, las FDI realizaron una búsqueda en la zona norte de la valla fronteriza, y se encontró un búnker de Hezbolá en una colina que domina la escena del secuestro (al parecer muy cerca del punto donde el clip se filmó). Las fuerzas de Hezbolá habían logrado llevar a cabo intensos preparativos para la operación ante las narices de Israel.

La actividad de las FDI en la frontera con el Líbano entre 2000 y 2006 fue bajada en la lista de prioridades, debido a problemas de presupuesto y la falta de disponibilidad de equipos y mano de obra. Israel también renunció a las demostraciones de soberanía y otras actividades agresivas militares en la zona, en los esfuerzos de no iniciar un conflicto con Hezbolá en momentos en que el terrorismo palestino se estaba extendiendo en Cisjordania. El resultado: Hezbollah tomó la iniciativa y sus esfuerzos condujeron a la guerra.

Al parecer hay un mensaje oculto aquí, para los tiempos actuales. El equilibrio de poder es claro: El ejército israelí es infinitamente más fuerte que Hezbollah. Aunque Israel no ganó la Segunda Guerra del Líbano, el golpe asestado a la organización chiíta se ha demostrado suficientemente fuerte como para impedir que se inicie una segunda vuelta, a día de hoy, a pesar de los discursos de victoria frecuentes de Hassan Nasrallah.

Sería un terrible error sin embargo, subestimar las capacidades de Hezbolá una vez más, independientemente de si la decisión de actuar viene de Beirut o de Teherán.

En 2006 nos vimos sorprendidos por el secuestro, el ataque contra el buque de la armada "Hanit," la batalla de Bint Jbeil, y el lanzamiento de cohetes en el norte. Si otro conflicto se fuera a iniciar en el futuro, hay que tener en cuenta que no sólo el ejército israelí, dino también Hezbolá, han estado entrenándose y mejorando durante estos años.