21/7/12

Sayyed Nasralá: Fueron los Misiles Sirios los que Cayeron sobre Haifa


El secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, expresó sus condolencias a los líderes de Siria y el pueblo sirio por los mártires –jefes del Ejército sirio- que murieron en el atentado del miércoles contra la sede de la Seguridad Nacional en Damasco.

“Durante la Guerra de Julio, los misiles que cayeron sobre Haifa y más allá de Haifa, y que después estaban listos para bombardear Tel Aviv, fueron fabricados por la industria militar siria”, reveló Sayyed Nasralá por primera vez en un discurso pronunciado en una ceremonia organizada en el suburbio del sur de Beirut con motivo del Sexto Aniversario de la victoria del Líbano contra el enemigo israelí. Él dijo que Siria era más que un simple puente entre Irán y la Resistencia libanesa y palestina.

La Siria de Bashar Al-Assad es un apoyo, un brazo derecho, un sostén para la resistencia... Siria es el único país en el mundo árabe que ha desarrollado una estrategia militar que la ha convertido en un poder capaz de contrarrestar al enemigo sionista. Y es por eso que era preciso su erradicación”, dijo. Él añadió que “los comandantes del Ejército de Siria son camaradas, compañeros de viaje de la resistencia libanesa y palestina y merecen todo el respeto y consideración”.

Sayyed Nasralá también reveló algunas realidades inéditas sobre la Guerra de Julio de 2006, entre otras las confesiones de dirigentes políticos, militares y de seguridad israelíes, según las cuales fue hecho todo lo posible en esta guerra para aplastar a la Resistencia, pero sin conseguirlo. Él puso en guardia además contra los intentos de EEUU e Israel de abrir una brecha entre las comunidades religiosas y grupos étnicos de la región, estrategia ésta que “es la única manera que tienen de enfrentarse a la Resistencia.”

Para evitar los excesos de unos y otros, él propuso un tratado de honor que estipule que los líderes de cada comunidad religiosa o étnica se comprometan a dominar a los elementos de su grupo que violen la seguridad y derechos de las otras comunidades.

A continuación las ideas principales del discurso:

Yo quería hablar de varias cosas, pero dados los últimos acontecimientos, especialmente en Siria, es nuestro deber dedicar parte de esta ocasión a la situación regional. El plan de mi charla es la siguiente: en primer lugar, me gustaría revelar algunos hechos inéditos de la Guerra de Julio y que ponen de manifiesto la derrota israelí y, por otro lado, una hazaña lograda por la Resistencia y que nunca había sido mencionada anteriormente. En segundo lugar, evocaré la situación que siguió a la guerra, especialmente a nivel regional. Y, en tercer lugar, me referiré a la situación en el escenario local.

Una revelación inédita


En esta sexta conmemoración, todo Israel (los líderes políticos, jefes militares y responsables de seguridad, medios de comunicación...) está todavía en estado de shock por lo que ocurrió en 2006. “No estamos preocupados por lo que algunos digan aquí, negándose a reconocer que una derrota (israelí) tuvo lugar, sino por lo que dicen los israelíes, que son nuestros enemigos”, afirmó Nasralá.

Los israelíes siguen organizando conferencias, estudios, debates en los que participan sus antiguos líderes líderes y todos hablan de la derrota.

En mi caso, me basta que el jefe del Mossad durante la guerra, Meir Dagan, dijera al entonces primer ministro, Ehud Olmert, que la guerra había sido un desastre nacional y que Israel había recibido un golpe muy duro. Y el que actualiza la teoría de la seguridad nacional israelí, Dan Meridor, que es un teórico de la seguridad de la entidad sionista, acaba de decir que Israel nunca había visto nada igual y que “estamos en el fondo del abismo”.

Cuando los líderes del enemigo empiezan a tratar de averiguar lo que hicieron mal en esta guerra, en verdad no hacen más que mentir... en cualquier guerra se pueden conseguir algunos objetivos tácticos, pero esto no influye en el hecho de que la guerra haya sido una derrota.

En el campo de batalla, el resultado final fue que sólo en el último día del conflicto unos 250 misiles cayeron sobre Israel.

Cuando estos líderes israelíes reconocen que su situación está en su nivel más bajo, eso es suficiente para mí. Mientras tanto, siguen buscando logros. El año pasado mencioné dos, pero dije que eran pequeños e irrelevantes. Sin embargo, ellos continúan mintiendo acerca de la operación que denominan “el Peso de la Calidad”. Voy a explicar lo que es.

Cuando el Ejército israelí cayó en la trampa de Hezbolá


Los israelíes creen realmente que llevaron a cabo una operación exitosa el 14 de julio 2006. Delante de un gabinete ministerial restringido, los jefes militares dijeron: “Hemos recogido informaciones sensibles, peligrosas y muy importantes. Hemos localizado las ubicaciones de todos los lanzadores de misiles de Hezbolá, los misiles iraníes Fajr 3 y 5, y hemos llevado a cabo maniobras aéreas para simular un bombardeo de los mismos. La Fuerza Aérea está lista. Si Vds. acceden a efectuar esta operación, ella será capaz de quebrar la espalda de la Resistencia y poner fin a la guerra”.

Ellos esperaban que esta operación sorprendiera a Hezbolá y le hiciera incapaz de lanzar sus misiles de medio y largo alcance. El gabinete israelí dio luz verde a la misma y, en efecto, cerca de 40 cazabombarderos lanzaron un ataque durante el cual, según los israelíes, cuarenta objetivos fueron destruidos.

El Jefe de Estado Mayor, Dan Halutz, llamó entonces por teléfono a Olmert y le dijo: “Ya está. Hemos triunfado. La guerra ha terminado”.

Al día siguiente, Shimon Peres salió a decir que Israel había ganado y que el secretario general de Hezbolá había huido a Damasco, cuando yo estaba en el suburbio del sur de Beirut. Ésta fue la Operación “Peso de la Calidad.”

Los responsables de seguridad fueron elogiados poco después por sus intensos esfuerzos y su profesionalidad en la recogida de información, e incluso algunos compararon esta guerra con la de 1967, cuando la Fuerza Aérea de Israel destruyó la Fuerza Aérea de Egipto, y con el ataque contra los Sam-6 sirios en Líbano. Los israelíes se creyeron esto y Halutz les dijo además que del 70 al 80% de la capacidad misilística de Hezbolá había sido destruida. Pero la verdad era muy diferente.

El “Peso de la Calidad" se convierte en la “Ilusión de la Calidad"

La Resistencia, que permanecía despierta y cuyo núcleo de seguridad estaba en plena acción, había detectado el espionaje de los israelíes en relación a los misiles y jugó su juego e incluso les ayudó a recopilar la información que buscaban.

En algún momento, este creativo núcleo de seguridad, que estaba dirigido por el comandante mártir Imad Hayy Mugniyé y sus compañeros, sabía lo que los israelíes pensaban en términos de lanzar un primer ataque. (Los americanos lo han hecho en Iraq y los propios israelíes en la Franja de Gaza). De forma imperceptible la resistencia les tendió una trampa. Este núcleo supo que los israelíes intentaban averiguar el emplazamiento de los lanzamisiles y les “ayudó” a localizarlos. Más tarde, retiró los misiles de estos lugares sin que los israelíes se dieran cuenta y ellos creyeron que seguían todavía allí.

Cuando Israel tomó la decisión de bombardear estos lugares, éstos ya estaban todos vacíos, sin misiles.
Lo que sucedió posteriormente fue que los misiles fueron lanzados desde sus nuevos emplazamientos y así sucedió durante los 33 días de la guerra, en los que aquellos cayeron de forma incesante sobre el norte de los territorios ocupados, incluyendo Haifa y más allá de Haifa, y estaban listos también para atacar Tel Aviv.

Esta operación “Peso de la Calidad”, tan elogiada por la Fuerza Aérea Israelí, demostró ser la operación de la “Ilusión de la Calidad” o el “Fracaso de la Calidad.” Los israelíes cayeron en la trampa que la Resistencia les había tendido. ¿Acaso la guerra no es más que un señuelo?.

La Resistencia mantuvo del 70 al 80% de su capacidad operativa hasta el último día de la guerra y hubiera sido capaz de continuar aún más tiempo así. Si nos contentamos con lanzar una determinada cantidad de misiles no fue porque ésta fuera limitada, sino debido a que estábamos considerando la hipótesis de que el conflicto se alargara.

Al día siguiente, cuando se descubrió la verdad, Halutz se incorporó al gabinete y dijo a sus miembros que la operación sería larga. Ese día, Shimon Peres se tragó la lengua.

Yo le digo al enemigo sionista que sabemos cuál será su primer ataque


Mientras la gente de aquí se preocupa por los asuntos internos, económicos y personales (y es su derecho) hay algunos comandantes y combatientes de la Resistencia que están trabajando día y noche en este tema referente al enemigo, sin que les preocupe nada más.

Este enemigo está trabajando para recopilar información sobre las instalaciones y la ubicación de los lanzadores de misiles y en la preparación de su primer ataque. Yo le dijo que ya sabemos muy bien cuál será su primer ataque y sabemos cómo responder a él. Les prometemos una gran sorpresa a los israelíes.

Les pido a los libaneses y otros pueblos de la región que tengan confianza en la Resistencia y en sus capacidades en el terreno de la inteligencia. Quiero que sepan que poseemos en esta región y en el mundo árabe e islámico cerebros, voluntades y capacidades para planificar, gestionar, luchar y vencer al final.

Nuestro destino no es el que la mayoría de los gobernantes, regímenes y medios de comunicación árabes están tratando de inculcarnos. Ellos quieren que creamos que nuestro destino es la derrota, que somos impotentes y que esto forma parte de nuestros genes. De la Guerra de Julio y luego de la de Gaza, la mejor lección que podemos extraer es que nuestro destino es ganar y nunca fracasar. Al igual que obtuvimos victorias en 2006 y 2008, seremos capaces de hacerlo en otras guerras.

Éste es el mensaje que debemos reafirmar en esta ocasión también.

Los límites de la guerra: la cooperación estadounidense-israelí

En segundo lugar, cuando terminó la guerra los israelíes se sentaron con los estadounidenses, y no solos, para evaluar todo y desde entonces estamos en una nueva fase.

Se esperaba que la guerra de Julio sirviera para destruir el eje de la resistencia contra Israel, el único que queda en el mundo árabe comprometido con la causa palestina, el pueblo palestino y la tierra árabe. Este eje se extiende desde Irán, pasando por Siria, hasta la resistencia libanesa y palestina. Mientras, todos los otros regímenes árabes se encuentran en el otro lado jugando con el factor tiempo para que los palestinos se olviden de su causa y se sometan.

Era absolutamente necesario, pues, destruir este eje: el primer eslabón fue el Líbano, donde la resistencia debía ser aplastada. Luego vendría el turno de Siria por la razón que este país ayudó a la resistencia y le entregó misiles. Era necesario derrocar al presidente sirio y someter a Siria al proyecto norteamericano-sionista. A los estadounidenses no les importan la democracia ni los derechos humanos en Siria.

Otras alternativas


Pero la victoria de la resistencia abortó el plan, puesto que en los últimos días de la guerra de 33 días, Israel mendigaba un alto el fuego. Preguntad a la delegación árabe que negoció en las instancias internacionales la situación en la que se encontraban los israelíes.

Habían renunciado a todas sus condiciones. Ante la Comisión Vinograd, Peres dijo que en ese momento el cese el fuego era ya la única opción que les quedaba. Si en el Líbano hubiera habido una verdadera solidaridad política entre sus diversos componentes, y si algunos puñales no hubieran estado colocados en nuestra espalda, podríamos hacer alcanzado importantes logros nacionales, pero algunos políticos dentro del Líbano ayudaron políticamente a Israel a salir de su callejón sin salida.

Los israelíes luego iniciaron otra fase, la de la Franja de Gaza. Pero los palestinos de Gaza lograron también hacer fracasar el plan. Sin embargo, los planes americanos-sionistas no terminaron ahí. Ellos siguen buscando alternativas. Son pragmáticos. Yo dije una vez que a EEUU no les importa quien gobierne, si son islamistas –ya sean los Hermanos Musulmanes o los talibanes, con los que tratar de negociar ahora en Afganistán- u otros. Lo importante para ellos es la política que éstos sigan.

F16 y Merkavas para hacer frente a jóvenes de 16 años

Sobre la cuestión libanesa, ellos tenían un problema, el de Hezbolá. A la luz de la guerra en Julio, fueron extraídas lecciones. En primer lugar, los bombardeos aéreos no deciden el destino de una batalla. En segundo lugar, la operación terrestre es una aventura muy peligrosa. Hace unos días, Olmert aflojó la lengua un poco y dijo que una operación terrestre que penetrara más de 3 kilómetros en el territorio libanés sería una estupidez y Halutz también se mostró de acuerdo.

Peres dijo ante la Comisión Vinograd: “Esta guerra contra el terrorismo (es decir, en contra de los misiles de la Resistencia) se hace a distancia. Es imposible localizar por medio de un avión F-16 a todos los jóvenes de 16 años de edad. Eso lo que sucedió durante la guerra, ¿Cuántos F-16 hacen falta para localizar a todos los chicos de 16 años, que en última instancia llevarán además misiles antiaéreos? También es difícil enviar un tanque Merkava a cada zanja...

Estos jóvenes a los que ni los F-16 ni los Merkava pueden ganar y que se mantienen firmes en el sur del Líbano, suponen así una buena estrategia defensiva.

Peres también dijo, en relación a la Resolución 1701, que Israel no tuvo otra opción más que aceptarla y que era lo máximo que podía conseguir.

El único recurso de Israel: el desarme interno de la Resistencia

Termino este testimonio con las palabras del ex Jefe de Estado Mayor del Ejército israelí, Moshe Yaalon, que actualmente es ministro en el gobierno de Netanyahu. Éste afirmó, haciendo referencia al interior de Líbano: “Está claro para mí que Hezbolá es un fenómeno arraigado que no puede ser aplastado por una operación militar y tampoco hay una solución para eliminar su capacidad balística. Es por eso que apelo a la acción política que permita desarmar a Hezbolá como parte de un proceso político interno”.

Es decir que el desarme de Hezbolá debe convertirse en una reivindicación interna libanesa.

Algunos libaneses comprenden lo que los israelíes quieren, con todo conocimiento de causa. Otros muestran, sin embargo, una ignorancia consciente o inconsciente.

Yaalon continuó: “No hay manera de arrancar a Hezbolá del corazón de los shiíes y no hay manera de detener sus misiles. Es por eso que proponemos organizar una acción política para aislar a Hezbolá y para hacer que su armamento sea percibido como algo ilegítimo en el Líbano”. Él llega a la conclusión de que ésta es la única solución para Israel.

Y en Israel apuesta por una acción interna en el Líbano. Los libaneses deben despertar a esta realidad. Una guerra como la de Julio no pudo alterar a esta Resistencia basada en la lucha, el yihad, el sacrificio y la abnegación... los maldicientes no pudieron lograr nada.

El problema de Siria: la Siria de Assad, no la de Jaddam

Y cuando los israelíes y los estadounidenses continuaron con su lectura y su evaluación, llegaron a la conclusión de que había también otro problema: Siria. Y bien entendido no es la Siria de Jaddam (vicepresidente sirio que desertó hace años y vive en París) la que les preocupa, sino la de Bashar al Assad.

Acontecimientos importantes han tenido lugar en los últimos años en Siria, que ha sido capaz de desarrollar una estrategia militar basada en una visión clara, que ha transformado a Siria en un poder militar capaz de convertirse en una amenaza estratégica para Israel, y sé de lo que hablo.

Cuando la dirigencia siria comenzó a estudiar y renovar sus estructuras militares, adoptó una nueva estrategia militar basada en la creación de una fuerza de misiles, que es crucial hoy en día. Para Israel, esto requiere una solución.

En segundo lugar, Siria es el lugar de paso de la resistencia. Es un puente entre Irán y la Resistencia, pero es al mismo tiempo es mucho más que esto, es un verdadero apoyo en sí misma a la Resistencia, especialmente a nivel militar. Yo he dado dos pistas: la primera no es un secreto porque los israelíes ya la han revelado: los misiles más potentes que cayeron sobre Haifa en 2006 fueron construidos por la industria militar siria. Siria no es sólo un puerto o aeropuerto, sino un apoyo real. Ella ha suministrado el armamento más importante con el que hemos luchado en el Líbano y también en la Franja de Gaza.

Fue Siria y no Arabia Saudita o Egipto, la que ayudó a la resistencia en Gaza

Las armas que tuvieron éxito en la Franja de Gaza y de las que ahora tiene miedo Israel y que, por primera vez, permitieron a los palestinos obligar a esconderse en los refugios a más de un millón de israelíes no provinieron del régimen de Arabia Saudí, ni del régimen de Egipto, ni de otros regímenes árabes, sino de Siria o circularon a través de ese país.

El liderazgo sirio es el que asumió riesgos en detrimento de sus intereses y de su propia existencia para ayudar a la resistencia en el Líbano y Palestina y hacer que ésta sea fuerte.

¿Qué otro régimen árabe puede decir eso?

En realidad, estos regímenes (árabes) prohibieron incluso el envío de pan y dinero a Gaza, como hizo Arabia Saudí.

Sólo Siria se arriesgó a dar ese paso y a enviar armas... Fue la Siria de Bashar Assad, la Siria de los mártires Assef Shaukatt, Daud Rayha y Hassan Turkmani quien lo hizo.

Los ejércitos prohibidos

En este día, hay que decir la verdad, ya agrade o desagrade, y que los maldicientes insulten todo lo que quieran.

En principio, existe un proyecto norteamericano-israelí que prohíbe la existencia de ejércitos árabes poderosos en la región. Todo por el interés de Israel. Lo máximo permitido son fuerzas de seguridad no armadas o, en el caso de que exista ejército, éste debe estar equipado completamente por los estadounidenses para que éstos estén seguros de que nunca luchará contra Israel. Mirad la situación actual de los ejércitos árabes.

¿Por qué en Iraq los estadounidenses disolvieron en primer lugar el Ejército? Cabe señalar que se trataba de un ejército que había librado una dura lucha contra los iraníes, que posteriormente invadió Kuwait y que había luchado incluso contra los shiíes y kurdos... La razón es simplemente porque se había convertido en un ejército fuerte e independiente y porque sus suministros de armamento procedían de Rusia. Hoy en día Iraq no tiene ejército y sólo tiene una policía.

Sólo las policías están autorizadas para existir en la región.

¿Qué ejército en esta región no es sumiso a los estadounidenses? Sólo el ejército sirio. Ésa es la verdad
Así, después de la guerra de Julio, hacía falta destruirlo...

Lo que sucede aquí es que los norteamericanos y los occidentales explotan las justas reivindicaciones en favor de la reforma y la democracia, todo para empujar a Siria hacia una guerra. A la oposición, incluso la más nacionalista, le está prohibido el diálogo, porque hace falta destruir Siria y a su ejército a cualquier precio y dividir a su pueblo, como habría pasado en Iraq si la Resistencia allí no hubiera persistido en su lucha para expulsar a los ocupantes estadounidenses.

Los comandantes mártires: compañeros de armas, compañeros de viaje

Los israelíes han tenido motivos para alegrarse hoy, porque los pilares del ejército sirio han sido asesinados. Es su ambición que no haya ejército en Siria.

Nosotros renovamos nuestro llamamiento para preservar Siria, su pueblo y su ejército, a través del diálogo. Los comandantes mártires desempeñaron un papel importante en lo que se refiere a ayudar a la Resistencia en el Líbano y Palestina. Ofrecemos nuestras condolencias a la dirección y el ejército de Siria, al pueblo y a sus familias. Estamos tristes por su muerte, pero saludamos su martirio.

Estos hombres eran nuestros compañeros de armas, nuestros compañeros de viaje en nuestra lucha contra el enemigo sionista. Estamos seguros de que el ejército sirio que ha soportado lo insoportable logrará superar esta dura experiencia, llevará a cabo su deber y vencerá gracias también a sus líderes nacionales...

Israel prosigue su plan en Siria. Esto es lo que está sucediendo allí, pero cuando se produce la discordia, ya no podemos distinguir lo correcto de lo incorrecto. Tenemos que dejar de lado nuestra ira para pensar un poco acerca de quién se beneficia de lo que está sucediendo en Siria.

Hoy en día, Clinton llegó en la región. Ella no vino a interesarse por la suerte del pueblo palestino. Ella sólo vino a tranquilizar a los israelíes acerca de las posiciones egipcias.

Los estadounidenses están tratando de beber la sangre del pueblo sirio.

Todo para separar a Irán de Al Quds

Sobre la cuestión iraní, los estadounidenses y los israelíes conocen muy bien la importancia de Irán en este momento. Los análisis israelíes prevén que para deshacerse de la Resistencia en el Líbano, Palestina y otros lugares, hay que deshacerse de Irán y ésta es ahora su única preocupación. Ellos lo han intentado todo: el embargo, las sanciones, los asesinatos, los atentados terroristas, las decenas de canales vía satélite en persa que alientan a la población iraní en contra del gobierno… Ellos hicieron todo para que los iraníes se manifestaran en las calles de Teherán en el Día de Al Quds diciendo: “Ni Gaza ni el Líbano, Irán, primero”.

Lo han intentado todo en contra de Irán, pero hoy, y en las palabras del Líder Supremo, Irán es cien veces más fuerte de lo que era hace treinta años: es un gran país en lo que se refiere a su gente, su territorio y sus capacidades materiales.

Ellos dramatizan hablando de la guerra. Pero nuestro destino es vivir en una tierra de guerras, de ser los hombres, mujeres y niños de la guerra.

Si la causa palestina acaba en manos de los regímenes árabes, Palestina estará perdida para siempre

Gaza debería estar preocupada por su destino. Me dirijo al pueblo palestino, y le envío una palabra sincera. Él sabe que nosotros le amamos, que somos solidarios con él, que lo apoyamos y que llevamos una parte de la carga de su lucha. Pues le digo que si la causa palestina volviera a las manos de los regímenes árabes Palestina estaría perdida para siempre... Hay un eje que ha pagado un precio por su apoyo a los palestinos, que es víctima de un feroz ataque y que es objeto de una de las peores campañas sectarias. Sin embargo, el primer objetivo de todo este plan es el pueblo palestino.

El dossier del Líbano:

El fortalecimiento del Ejército y el miedo a los estadounidenses

Por lo que respecta al fortalecimiento del Ejército libanés, todos los libaneses se pronuncian de forma unánime sobre esta cuestión. Pero las acusaciones de los últimos días en contra de esta institución, que cuestionan su patriotismo y su neutralidad, constituyen la mayor amenaza para el Ejército.

Para que tengamos un ejército fuerte, debemos tener la valentía de tomar decisiones difíciles. Es decir, no debemos miedo de la embajadora de EEUU o de algún general estadounidense.

Los norteamericanos mienten. Ellos no quieren dar armas al ejército libanés porque ellas podrían ser utilizadas en contra de Israel. Pero argumentan, como excusa, su temor a que estas armas caigan en manos de Hezbolá.

Nosotros les decimos: Dad las armas al Ejército. Nosotros no necesitamos sus armas.

Por otro lado, Irán ha dicho que está dispuesto a regalar o vender a bajo precio armas para el ejército libanés. Pero ¿qué responsable político en el Líbano tiene el valor de tomar la decisión de aceptar el regalo de Irán?

Relación estratégica con el Movimiento Patriótico Libre de Michel Aún

Con todo lo que está sucediendo hoy, quiero confirmar nuestra relación estratégica, cordial, amistosa y sincera con todos nuestros aliados y en especial con el Movimiento Patriótico Libre. En las últimas dos semanas, muchas cosas se han dicho acerca de esta relación.

Nosotros en Hezbolá, reafirmamos nuestro respeto, nuestro reconocimiento y nuestra relación estratégica con la persona del general Michel Aún y con sus compañeros, los dirigentes, los miembros y los seguidores del MPL.

Yo certifico que esta alianza es estratégica y lo que hemos logrado juntos durante seis años, especialmente en tiempos difíciles, no puede ser roto por un desacuerdo o en caso de un desacuerdo sobre una cuestión social o política.

El problema entre sunníes y shiíes

Hago un llamamiento a todos los libaneses y, sobre todo, a los partidarios de la Resistencia para que tengan paciencia y disciplina y, sobre todo, para que no respondan a las provocaciones. Algunos están pagando dinero para empujar al Líbano hacia el caos y la división sectaria.

En este contexto, quiero hablar del tema de la pistola de juguete, a la que parlamentarios y predicadores de Egipto, Sudán y los países del Golfo Pérsico han referido.

Ellos mostraron a los fieles reunidos en las mezquitas una pistola de juguete afirmando que había sido fabricada por los shiíes y de la que salía el siguiente sonido in inglés: “Kill Sayyida Aisha” (Mata a Sayyida Aisha), la esposa del Profeta Muhammad (PB).

Sin embargo, en realidad, la frase emitida por este juguete no dice nada al respecto.

Por otro lado, ¿quién impide a empresas occidentales e israelíes producir un juguete que llame a matar a Sayyida Aisha o al califa Abu Bakr o a Alí?

Y nosotros, los musulmanes les creemos y nos matamos unos a otros… Estamos siempre llamados a mantener la vigilancia contra tales complots.

De ahí la necesidad de un pacto de honor entre los componentes de las diferentes escuelas islámicas por medio del cual cualquier persona de cualquier comunidad que viole los derechos o ataque a otros grupos sea repudiado por su propia comunidad.


Por Yusuf Fernandez -Al Manar