10/7/12

¿Por qué Israel Amenaza Ahora a Líbano?

 
Dos acontecimientos han sacudido Israel en los últimos diez días, coincidiendo con el lanzamiento de la escalada verbal israelí: uno político y otro militar.


Se ha convertido en un hábito de los dirigentes israelíes el elevar el tono cada vez que algunos responsables políticos o militares expresan sus temores... Se trata de restaurar el elemento de la disuasión, profundamente dañado desde su derrota en 2006.


La semana pasada, los israelíes tenían la vista puesta en los resultados de las elecciones egipcias y en el discurso del candidato electo Mohamed Mursi, cuya llegada al poder ha abierto para los israelíes una puerta hacia lo desconocido.


Poco antes, el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, no había dejado de mendigar a Mursi una postura de apoyo al tratado de paz entre Egipto e Israel, dirigiéndose a él a través de los medios de comunicación interpuestos, tratando infructuosamente de comunicarse con él por teléfono y enviando un emisario. Las autoridades israelíes son muy susceptibles y han visto que esta actitud hacia Egipto puede dañar su imagen.

Peor aún, la semana antes tuvieron lugar enfrentamientos con la resistencia palestina de Gaza que pusieron de manifiesto un punto débil de gran importancia: la “Cúpula de Acero” que Israel ha dado a conocer a bombo y platillo y que se suponía que iba a derribar los misiles lanzados por la resistencia palestina no fue capaz de interceptar ni siquiera uno solo de ellos. Más de 100 cohetes y cohetes cayeron en los asentamientos israelíes sin sufrir ningún percance. Fuentes del Ejército israelí han citado un problema debido a la supuesta interferencia inesperada de una nueva generación de teléfonos móviles, los Smartphones. Pero tal argumento no ha convencido a nadie.

Lo que es cierto es, así pues, que la disuasión de Israel ha recibido otro duro golpe.

Muchos medios de comunicación israelíes también han notado que el tono amenazador de los militares va en aumento.

Haaretz recogió la cuarta declaración en diez días del comandante de la Brigada de Galilea, Halevi Hersi. Él no dejó de repetir su advertencia de que en caso de guerra con el Líbano, el Ejército israelí invadiría este país para perpetrar una destrucción devastadora en todas sus aldeas.

“Resulta que las operaciones militares en tierra tienen un impacto en la capacidad de Hezbolá de lanzar misiles, y, por lo tanto, va a sufrir graves daños, incluso si sólo sus estructuras militares son atacadas”, dijo Hersi.
Algunos observadores se sorprenden de que las fuentes militares israelíes revelen libre y gratuitamente parte de su estrategia de guerra contra el Líbano (concretamente la del comienzo de la guerra, en la que las fuerzas terrestres desempeñarían el papel principal, a diferencia de la guerra de 2006 durante la cual las fuerzas aéreas estuvieron al frente). Estas declaraciones sitúan también como un tema central la amenaza de los misiles de Hezbolá. Así que muy bien pueden estar relacionadas con el fracaso de la Cúpula de Acero a la hora de detener los cohetes de Gaza.

El propio Haaretz constata que las repetitivas amenazas de Halevi (y compañía) están “lejos de ser fruto del azar”. El diario cree tales amenazas podrían estar vinculadas a una posible futura ofensiva israelí contra las instalaciones nucleares iraníes. Según esta interpretación, estas amenazas buscarían disuadir a Hezbolá de entrar en esa guerra.

Curiosamente, desde hace 6 años que los medios israelíes de Israel vienen publicando las amenazas de Israel contra Hezbollah e Irán, ninguno de ellos ha recelado acerca una posible manipulación. Todos esos medios participan con alegría de esta beligerancia verbal... a costa de su credibilidad y, sobre todo, de su inteligencia.


Misil Antitanque Iraní Pone Fin a la Leyenda de los Tanques Abrams y Merkava





La República Islámica del Irán sigue evolucionando y creciendo en el ámbito de la defensa... para consternación de sus enemigos occidentales e israelíes.

De hecho, el ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi, ha inaugurado una nueva línea de producción de misiles antitanque Dehlavieh.

“Este tipo de misil forma parte de los misiles antitanque más sofisticados del mundo, que se utilizan en la destrucción de todo tipo de tanques, helicópteros y barcos. El misil vuela a baja altura”, dijo Vahidi.

El ministro añadió que “el misil Dehlavieh tiene un sistema de guía especial de alta precisión con láser que neutraliza todo tipo de guerra electrónica del enemigo. El misil Dehlavieh puede penetrar el blindaje de tanques y otros vehículos militares y alcanzar objetivos situados a una distancia de 1.300 metros”. Esto lo hace efectivo frente a tanques como el israelí Merkava o el estadounidense M-1 Abrams.

Y continuó: “El Dehlaviyeh tiene una alta capacidad de perforación de los blindados, en especial de los tanques, puede ser transportado por una sola persona y su rendimiento lo sitúa entre las armas antitanque mejores del mundo”.

Cabe señalar que el misil fue bautizado como Dehlavieh en memoria del ex ministro de Defensa iraní Mostafa Chamran, que fue martirizado en la región del mismo nombre.



Hezbolá Desmantela una Red de Espionaje que Trabajaba para el Mossad




Según fuentes mediáticas libanesas, el aparato de contraespionaje de Hezbolá ha descubierto recientemente una red de espionaje que trabajaba para el Mossad en el Suburbio del Sur de Beirut y que se componía de tres personas.

Aunque Hezbolá no emitió ninguna declaración sobre el desmantelamiento de esta red, según los servicios de información citados por el periódico libanés An Nahar, el aparato de seguridad de Hezbolá llevó a cabo largas investigaciones e interrogatorios con los tres detenidos, así como con otros miembros de sus familias.

Los tres detenidos confesaron trabajar para los servicios de inteligencia israelíes, el Mossad, durante varios años: ellos tenían como misión la de espiar a Hezbolá y reunir informaciones sobre las actividades y movimientos de ciertos dirigentes del partido.

En un artículo publicado por Al Nahar el lunes se dice que los tres agentes, llamados “G.G.”, “M.S.” y “M.H.”, formaron una célula para espiar a Hezbolá en el Suburbio del Sur. Ellos no son miembros del partido, pero mantenían vínculos estrechos con algunos cuadros del partido.

El periódico describió a “M.H.” como el más peligroso de la red, teniendo en cuenta que vivió en Francia después de residir dos años en la capital ucraniana, Kiev, donde dirigió una red de tráfico de seres humanos, concretamente de libaneses, palestinos e iraquíes que deseaban entrar irse a Europa, especialmente a Alemania.

Los hombres pasaban a través de Polonia, en cooperación con contrabandistas ucranianos, a los que pagaban 5.000 dólares por cada persona que querían hacer entrar en Alemania o Polonia.

Después de un corto período de tiempo pasado en Beirut, él viajó a París, donde, según sus amigos, la policía francesa le detuvo durante dos años acusado de contrabando.

Pero resultó que, según otras fuentes, M. H. no fue detenido en realidad, sino que siguió allí un curso de formación de un servicio de inteligencia occidental, que le había invitado a observar los movimientos de un responsable de Hezbolá en un apartamento cercano al suyo y con el que había mantenido una gran amistad.

Téngase en cuenta que el dirigente en cuestión representa la primera generación de cuadros del partido y reside en el distrito de Boury Brayné, y, según los servicios de inteligencia occidentales, estaría involucrado en las operaciones llevadas a cabo en Beirut en la década de los ochenta del pasado siglo en contra de los intereses de un país importante.

El diario dijo que “la misión de M.H. era el de citar a dicho responsable en un lugar donde le esperarían varias personas que cooperaban con el servicio de inteligencia occidental mencionado para arrestarle y llevarle a un lugar seguro”.

Al Manar