11/7/12

Militares colombianos en Medio Oriente


El gobierno de los Emiratos Árabes Unidos ha reclutado soldados de las unidades de fuerzas especiales del Ejército colombiano para proteger al gobierno del país en caso de aumento de la tensión en el Golfo Pérsico o de disturbios internos.

Según el diario Yedioth Ahronoth, el país petrolífero ofrece a los soldados colombianos entre 2.800 y 18.000 dólares al año.

Según estas informaciones, más de 800 soldados y oficiales colombianos ya han sido llevados a los Emiratos Árabes Unidos y otros 3.000 desean ser contratados.

Se dice que los Emiratos Árabes Unidos emplean estas fuerzas debido a la preocupación de sus dirigentes con respecto a un posible conflicto con el vecino Irán, que puede comenzar con un ataque contra las instalaciones nucleares de Irán por parte de EEUU o Israel o como resultado de la creciente tensión acerca de la soberanía de tres islas del Golfo Pérsico.

Sin embargo, los gobernantes de los Emiratos Árabes Unidos están más inquietos por las protestas públicas y el impacto de la Primavera Árabe en su propio territorio. Los soldados colombianos podrían así ser desplegados en las calles para mostrar su capacidad reprimiendo manifestaciones.

La elección de estos soldados no es de extrañar en absoluto. Las tropas colombianas se han ganado el reconocimiento internacional en la lucha contra grupos guerrilleros y bandas de narcotraficantes.

Según algunos informes, las tropas han adquirido esta capacidad y habilidad a través de la formación que han recibido de expertos norteamericanos, británicos e israelíes.


Esta es la razón por el presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo en 2009 que Colombia es “el Israel de América Latina”, poniendo así de manifiesto los amplios vínculos militares entre Colombia, EEUU e Israel.

En los últimos años, los medios de comunicación colombianos han difundido numerosos informes acerca de la participación de Israel en el entrenamiento de las tropas y fuerzas paramilitares de Colombia que luchan contra la guerrilla.

El grupo rebelde de las FARC dijo en 2007 que comandos israelíes estaban entrenando al Ejército colombiano en las selvas del país.