31/7/12

Mekorot quiere el agua de Buenos Aires

El gobierno bonaerense realizó hoy la apertura de sobres para la licitación de la construcción de una planta potabilizadora, una obra de unos U$S170 millones que estará ubicada los distritos en Ensenada y beneficiará a toda la región.

Se trata de la segunda etapa de un proceso licitatorio que comenzó en abril con la apertura de las ofertas técnicas. Hoy se abrieron las propuestas económicas de las dos empresas interesadas en la construcción.

Se trata de una UTE, conformada por las empresas 5 de Septiembre S.A., Tahal Consulting Engineers LTD, Thal Group B.V, Mekorot Development & Enterprise LTD, Eleprint S.A. y MAKO S.A, por lado. Y la Constructora Odebrech S.A. por el otro.

Scioli dijo que “es una garantía tener dos grandes empresas internacionales en esta etapa”. El gobernador mencionó a Odebrech como una empresa reconocida en el marco latinoamericano y saludó la presencia del embajador de Israel en Argentina, y recordó la misión comercial que realizó a ese país. Mekorot Development & Enterprise es una compañía de capital público nacional de agua que provee el 90% del agua potable de Israel.


En las ofertas, la UTE israelí-argentina estableció un monto de $899 millones para la realización de la obra, mientras que Obredech S.A. planteó un número de $1.100 millones.

Ahora se trabajará en la conformación de lo que llaman el valor presente neto de los fondos. Esto es analizar una serie de variables financieras entre las que se incluye el financiamiento, plazos de repago, tasas de interés y períodos de gracias. Según explicó el ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía, “estas variables hacen que el número del monto ofertado no se condiga con el valor presente neto que va a tener la obra”.

El proyecto busca reemplazar a la actual planta Donato Gerardi, construida hace más de 50 años. Para esto, Daniel Scioli recibió apenas iniciada su gestión una propuesta del grupo israelí.

La licitación ya lleva casi dos años de retraso. Allí se ubican como piezas clave de un rompecabezas las empresas que rodean al directorio de Aguas Bonaerenses S.A. Entre ellas aparecen 5 de Septiembre SA, la compañía del Sindicato de Obras Sanitarias (Sosba) que controla Aguas Bonaerenses S.A. Desde esta empresa, junto con las constructoras platenses Mako y Eleprint y el grupo israelí Mekorot, conformaron una Unión Transitoria de Empresas.

Quien acercó a Scioli la iniciativa, fue Guillermo Scarcella, el presidente de Absa S.A. de la poderosa empresa encargada de la prestación del servicio de agua potable en algunos puntos de la Provincia.

Esta nueva planta reemplazará a la Donato Geraldi, pensada con una duración de 25 años, pero que ya lleva 60 años de funcionamiento. Según explicaron hoy, esta planta seguirá operando para abastecer de agua potable a Berisso y Ensenada, mientras que la futura planta abastecerá La Plata y en una segunda etapa Florencio Varela y Berazategui.