18/7/12

El Pentágono construirá una estación de radar en un sitio secreto de Qatar

Washington, 17 de julio. Estados Unidos inició la construcción de una estación de radar en un sitio secreto en Qatar y realizará en otoño los ensayos internacionales más grandes con dragaminas en el Golfo Pérsico, frente a un eventual lanzamiento de misiles balísticos de Irán y la amenaza que podrían representar sus minas en el estrecho de Ormuz, afirmó este martes The Wall Street Journal.

Esta medida apunta fundamentalmente a dar seguridad a Israel y a otros aliados que se muestran preocupados, y demuestra que el Pentágono adopta medidas para contrarrestar a Irán tras meses de negociaciones aparentemente estériles sobre su programa nuclear, indicó el periódico.

El radar de alerta avanzada que se instalará en Qatar debe permitir rastrear y seguir la trayectoria de misiles balísticos lanzados desde Irán. Su construcción fue emprendida en este país debido a la proximidad de la mayor bases aérea de Estados Unidos en la región, Al-Udeid, que junto con otra bases qatarí aloja a unos 8 mil militares.

Además, esta instalación, llamada AN/TPY-2 y también conocida como radar de banda X (por la frecuencia en la que opera), se unirá a dos radares ya existentes, uno desplegado en 2008 en el monte Keren, en el desierto de Neguev, en Israel, y otro instalado en Turquía como parte del escudo antimisiles de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).


Juntos, estos tres radares formarán un arco que permitirá a los militares estadunidenses y aliados detectar lanzamientos de misiles desde las regiones interiores de Irán, así como desde sus zonas norte, este y oeste. La OTAN prevé además el despliegue de otros misiles antimisiles en Polonia y Rumania.

De acuerdo con The Wall Street Journal, el Pentágono también podría desplegar en los próximos meses el sistema antimisiles THAAD, que intercepta misiles a elevada altura, probablemente en los Emiratos Árabes Unidos.

Además, los grandes ensayos del Golfo con dragaminas, dronessubmarinos y helicópteros, en los que participarían unas 20 naciones, serán anunciados en septiembre, destacaron funcionario estadunidenses al rotativo, que resaltó que los objetivos de estos preparativos militares son defensivos.

Hay un esfuerzo para ponerlo en funcionamiento lo más rápidamente posible, aseguró un alto funcionario del Ministerio de Defensa. Pero no es como si se dieran prisa en prepararse para un conflicto inminente, concluyó.

Periódico La Jornada
Miércoles 18 de julio de 2012, p. 23