15/7/12

El Líder Supremo de Irán: «Hoy somos cien veces más poderosos y avanzados que hace treinta años­»


Durante una reunión con más de mil mujeres musulmanas destacadas de 85 países que participaron en la Conferencia Internacional sobre la Mujer y el Despertar islámico, el Ayatolá Jamenei, Líder Supremo de la Revolución Islámica dijo que la conferencia es una buena oportunidad para las mujeres de todo el Mundo Islámico se conozcan unas a otras.
Su Eminencia exhortó a las participantes a utilizar la conferencia como una herramienta para poner en marcha un movimiento efectivo y permanente para revivir la identidad islámica de las mujeres musulmanas.

El Líder Supremo de la Revolución Islámica dijo que Occidente ha estado realizando grandes esfuerzos en los últimos 100 años para aislar a las mujeres musulmanas de su identidad islámica, y agregó: «Los esfuerzos de las mujeres destacadas del Mundo Islámico para revivir esta identidad son el mayor servicio a la nación islámica (Ummah). Esto se debe a que el sentido de la identidad, la conciencia y el conocimiento entre las mujeres musulmanas tienen un efecto importante en el Despertar Islámico y en la dignidad y el honor de la Ummah».

El Ayatolá Jamenei señaló que la visión occidental sobre la mujer constituye un verdadero insulto, y agregó: «Los occidentales consideran a las mujeres como un producto y un objeto que los hombres puedan utilizar. Los occidentales han recurrido a todos los medios a su alcance para lograr este objetivo y a través de una maniobra hipócrita le han llamado "libertad" a esta visión engañosa, degenerada, y viciado, de la firma manera en que escogen nombres engañosos como libertad, derechos humanos y democracia para cometer delitos, asesinatos, saqueo de los recursos nacionales y fuentes de riqueza, las operaciones militares y el emprendimiento de guerras.»

Su Eminencia dijo que la visión islámica sobre la mujer es lo contrario a la visión occidental y enfatizó que el Islam trae consigo la dignidad y el crecimiento de las mujeres, dándoles identidad independiente.

El Líder Supremo se refirió a las experiencias exitosas de las mujeres creyentes de Irán en los campos científico, político, administrativo, etc. y agregó: «En un ambiente islámico, una mujer logra un crecimiento académico, personal, moral y político y se convierte en una pionera en cuestiones sociales fundamentales, y a pesar de todo ello sigue siendo una mujer».

El Ayatolá Jamenei dijo que la visión occidental de las mujeres ha dado lugar a la desintegración familiar y un aumento en el número de niños abandonados en las sociedades occidentales.

«Occidente se verá mucho más perjudicado en el futuro y se derrumbará como consecuencia de sus problemas sociales», agregó.

Su Eminencia dijo que desde el punto de vista islámico, los hombres y las mujeres gozan de las mismas características humanas, y agregó. «Dios –el Altísimo- le ha otorgado diferentes características físicas a los hombres y mujeres, y cada uno de ellos desempeña un papel particular en el crecimiento y la trascendencia de la humanidad, pero el papel de las mujeres es más importante.»

El Líder Supremo dijo que la responsabilidad más importante de las mujeres musulmanas destacar el papel de la mujer desde un punto de vista islámico. Refiriéndose al papel esencial que las mujeres iraníes han jugado después de la Revolución Islámica, dijo: «Las mujeres desempeñan un papel determinante en el desarrollo social, las revoluciones y en el Despertar Islámico porque donde las mujeres participan conscientemente en un movimiento social, el progreso y la victoria de ese movimiento está garantizado y esta verdad lo hace absolutamente necesario para preservar y fortalecer la presencia de las mujeres en los acontecimientos de Egipto, Libia, Bahrein, Yemen y otras partes del Mundo Islámico.»

El Ayatolá Jamenei describió al movimiento del Despertar Islámico como un movimiento sorprendente y sin precedentes y enfatizó que puede cambiar el curso de la historia.

Su Eminencia elogió a los países musulmanes que han llevado a cabo una revolución, y reiteró: «Las potencias arrogantes -encabezadas por Estados Unidos y el sionismo- están sorprendidas por este gran movimiento y están haciendo todo lo posible para frenar este movimiento y montarse sobre sus olas».

El Líder Supremo de la Revolución Islámica dijo que las potencias arrogantes tratan de desanimar a la gente de los países de la región para que no continúe participando en los movimientos revolucionarios y que se mantenga ocupada en conflictos internos con el fin de frenar el Despertar Islámico.

«Si las naciones musulmanas resisten ante esta conspiración y continúan con su presencia en el escenario de los hechos, van a derrotar definitivamente a las potencias arrogantes, porque la espada de todas las potencias arrogantes pierde su filo y se vuelve ineficaz ante la presencia del pueblo y la piedad», agregó.

El Ayatolá Jamenei dijo que los enemigos del Islam e Irán han estado tramando conspiraciones desde la victoria de la Revolución Islámica, y agregó: «Hay un gran despliegue publicitario occidental en estos días, pero ellos no entienden que con las sanciones que han impuesto en los últimos 30 años, la nación iraní se ha vuelto inmune.»

«Las sanciones no nos perjudican. El pueblo iraní ha resistido. La gente de la nación iraní se ha enfrentado a las maquinaciones del enemigo sacrificando su riqueza, su vida y la vida de sus seres queridos. Hoy somos cien veces más poderosos y más avanzados que hace treinta años­», reiteró.

Su Eminencia se refirió a los avances que Irán ha alcanzado en las diferentes áreas y dirigiéndose a las mujeres musulmanas destacadas del Mundo Islámico, dijo: ­­­«Hoy en día, las mujeres iraníes creyentes están orgullosamente presente en las diferentes áreas del progreso. Las mujeres intelectuales y destacadas de nuestro país se encuentran entre las mujeres iraníes más piadosas y revolucionarias, sin embargo Occidente está tratando de distorsionar esta realidad a través de sus innumerables medios propagandísticos».

El Líder Supremo refiriéndose a los esfuerzos fallidos de Occidente para inducir a la República Islámica a que desista de su propósito de apoyar a la nación palestina, dijo: «La República Islámica de Irán continuará apoyando a la nación palestina y a otras naciones musulmanas sin poner atención a cuestiones que pudiesen generar discrepancias como el hacer énfasis en las diferencias entre chiitas y sunnitas.­»

«Por la gracia de Dios, continuaremos apoyando a la nación palestina. Estaremos al lado de las naciones musulmanas que han llevado a cabo una revolución. Estaremos al lado de los oprimidos de Bahréin. Estaremos al lado de todos aquellos que se oponen a Estados Unidos y el sionismo. Estamos de pie, firmes y los apoyamos. Y en este sentido no vamos a tomar en cuenta los intereses de ningún individuo ni de ninguna potencia», agregó.

Previo al discurso del Ayatolá Jamenei, el Sr. Dr. Velayati —secretario general de la Asamblea del Despertar Islámico— y la Sra. Heyazí — coordinadora de la Conferencia Internacional sobre la Mujer y el Despertar islámico— brindaron un informe detallado sobre el evento.

Asimismo, varios de los participantes expresaron sus valiosos puntos de vista sobre cuestiones como la influencia de la Revolución Islámica de Irán en el Despertar Islámico de la región; el papel destacado de las mujeres en los levantamientos islámicos de la región; la necesidad de la unión de los países árabes y musulmanes fundamentándose en el Islam; la importancia del intercambio de experiencias y puntos de vista de las mujeres musulmanas; el enfrentamiento a las conspiraciones de Occidente que intentan cambiar la cultura y la identidad islámica; las mujeres revolucionares deben tomar el ejemplo del movimiento del Imam Husain y la resistencia de la noble dama Zainab (la paz sea con ambos); etc.