31/7/12

¿De qué quería convencer Israel a Putin?

Por Israel Shamir

Israel controla a los rebeldes en Siria y no tiene miedo al caos que se está desatando ahí. A pesar de la opinión de que los israelíes prefieren al sólido y conservador régimen de Asad, en realidad pretenden somalizar a Siria, conseguir su descomposición en regiones enfrentadas, siguiendo la receta de Iraq.

Es lo que nos hace pensar la transcripción de la conversación de Avigdor Lieberman y el primer ministro Benjamín Netanyahu con el presidente Putin durante su reciente visita que circula entre las personas próximas al ministro de asuntos exteriores Lieberman. Hemos podido leer este documento (escrito en hebreo). Permite comprender qué es lo que quiere Israel y qué es lo que quiere Rusia en el conflicto sirio que se está agravando.

Aquí están las principales tesis sensacionales.

Netanyuhu propuso a Putin ayudar a Bashar Asad a retirarse. “Usted mismo puede designar a su sucesor y nosotros lo apoyaremos”, dijo el primer ministro israelí al presidente ruso. “Pero con una condición – el sucesor que Ud. designe debe romper con Irán”. Putin respondió que no tiene ningún candidato para suceder a Bashar. ¿Y ustedes tienen a algún candidato? – preguntó a su vez. No, respondió Netanyahu, pero lo pensaremos y se lo comunicaremos.

Si nos creemos las palabras de Netanyuahu, comentó esas palabras un alto cargo diplomático ruso retirado, entonces es que Israel no se opone a que Siria siga en la órbita rusa, siempre y cuando rompa con Irán. Otra conclusión más grave sería que Israel posee instrumentos de control sobre los rebeldes sirios y es capaz de obligarles a aceptar la candidatura que le conviene. Lo cual obliga a mirar con otros ojos a aquellas fuerzas que desde detrás de los bastidores respaldan a los rebeldes – y que estarían detrás de sus protectores visibles de Qatar, Arabia Saudí y la OTAN.

Difícilmente semejante proposición se podría haber hecho sin la aprobación de Washington, dijo el diplomático.

Pero posiblemente, se tratara de una jugada de prueba, para examinar a Putin – para ver si está dispuesto a entregar a Asad y la manera de averiguar a quién considera como su hombre en Damasco. Seguramente, así es como ha entendido esta propuesta el presidente ruso.

No nos agarramos a Asad, - presuntamente dijo Putin. – Antes del comienzo de la rebelión viajaba más a París que a Moscú. No tenemos planes secretos con respecto al futuro de Siria. Pregunté al presidente Obama qué objetivos perseguían los EE.UU. en Siria. Por qué no les satisface Asad. ¿Por qué está enemistado con Israel? ¿Por qué mantiene amistad con Irán? ¿Apoya a Hezbollah? Pero no recibí ninguna respuesta seria. Nos indigna el nivel de la violencia aplicada a la población civil, me dijo Obama. Le contesté que el nivel de la violencia depende directamente de la actuación de Arabia Saudí y de Qatar. El objetivo de Israel es somalizar a Siria, después de la somalización de Iraq, dijo Putin, y Netanyahu no lo ha negado.

El diplomático ruso ha comentado estas palabras de Putin de la siguiente manera: Putin ha definido la conocida postura de Rusia de que Rusia no defiende a Bashar Asad a muerte, pero que opina que el pueblo de Siria tiene que decidir su destino por sí mismo. La descripción del objetivo de Israel como “somalización de Siria” - son unas palabras muy duras, que también contestan a la pregunta hecha a Obama sobre qué pretenden los norteamericanos en Siria. Es interesante señalar que Netanyauhu no rechazó semejante valoración – por lo visto, se corresponde con su visión. De lo mismo hablan los documentos estratégicos de los analistas israelíes y de los neoconservadores Clean Break y otros.

A lo largo de su visita el presidente Putin ha hecho dos regalos a Israel.

El primer ministro Netanyuahu expresó su descontento por el hecho de que Rusia entrega a Siria la Defensa Antiaérea moderna, ya que los complejos de misiles antiaéreos en Siria podrían convertir a todo Israel al norte de Tel Aviv en el espacio aéreo intransitable.

Como respuesta presuntamente Putin ha prometido no suministrar 3RK S-300 a Siria. Netanyahu también ha señalado que la información sobre los complejos de misiles llega desde Siria a Hezbollah. Putin prometió investigarlo y detener las filtraciones. “Advertiremos a los sirios que si no cesan, reaccionaremos inmediatamente, también por la línea de la ONU”.

El diplomático ruso ha señalado que se trata de serias concesiones a Israel, que causaron gran impresión al líder israelí. Pero, por lo visto, detrás de estas concesiones está la preocupación de la dirección rusa de que los 3RK S-300 no queden en las manos de los rebeldes pro-OTAN.

El ministro de exteriores Lieberman aprovechó el encuentro para quejarse de la Televisión rusa. Él dijo: “De la corresponsalía de RT en Israel llueve la propaganda antiesraelí. Organizan programas con [el líder de Hezbollah sheij Saed] Nasrallah.

Intentamos conversar privadamente con los corresponsales de RT, pero ellos se escudan en las instrucciones de Moscú. Le pedimos, Vladímir Vladímirovich, influir en la política de la redacción de RT, haciéndola más objetiva con respecto a Israel”.

Esta queja con su sabor tan soviético se inscribe en la política general israelí de presión sobre la prensa internacional. Hace varia semanas el embajador israelí en los EE.UU. intentó inmiscuirse en el trabajo de la empresa televisiva CBS para sabotear el reportaje especial de Bob Simon sobre los cristianos palestinos, lo que causó una ola de indignación en los Estados Unidos. Por desgracia, los israelíes aún no se han acostumbrado a que la prensa no tiene porqué cantarles loas obligatoriamente.

La conclusión principal de la transcripción de estas conversaciones secretas – es que la dirección israelí ha conservado su carácter aventurero y su predisposición a los riesgos. Mientras Rusia practica la política tradicional, destinada a mantener la estabilidad en el mundo, los israelíes piensan: quien no se arriesga no bebe champán.


Están dispuestos a arriesgarse por un corto período, deponer a Asad, desatando la guerra civil en Siria, para luego tener en vez de un poderoso vecino en el norte, a las bandas armadas divididas, incapaces de detener el avance del ejército israelí hacia Irán, el principal enemigo de Israel.



29 de julio de 2012, Komsomolskaya Pravda /kp.ru/ 
Traducción directa del ruso de Arturo Marián Llanos-Islam en Mar del Plata