25/6/12

Olimpíadas "antiterroristas" del Comando Sur de EE.UU.


Operación Rambo. Grupo de élite de los ejércitos sudamericanos participarán en colombia
de una competencia tan extraña como peligrosa.

Entre el 6 y 14 de junio se realizó en Colombia la novena edición de las Fuerzas Comando 2012, competencia en la que las tropas élite de 21 países del continente disputaron el puesto de mejor luchador contra el terrorismo. El país anfitrión se llevó el primer galardón.

Organizadas por el Comando Sur y el Comando de Operaciones Especiales del Ejército de los Estados Unidos, estas Olimpíadas Militares Antiterroristas consisten en una serie de ejercicios extremos en el que cada equipo, conformado por siete miembros pertenecientes a una fuerza de elite, debe realizar 17 pruebas de asalto, de tiro de alta precisión y eventos combinados.
En el Fuerte Militar de Tolemaida se dieron cita los 147 militares de Brasil, México, Colombia, Uruguay, Guatemala, El Salvador, Honduras, Ecuador, Costa Rica, Paraguay, Estados Unidos, entre otros.
En esta ocasión, la Argentina no fue de la partida, su última participación fue en la edición de 2010 en República Dominicana. Entre los ausentes también estuvieron Bolivia, Nicaragua y Venezuela. Por su parte Ecuador, que en materia de políticas de defensa y soberanía se acerca más al grupo de ausentes que al de presentes, se llevó el segundo puesto en manos del Grupo Especial de Operaciones del Ejército.
Por su parte, el equipo de Canadá se estrenó en el evento. Aunque la novedad de la competencia fue La Súper Chica, una joven mexicana bautizada así por sus compañeros de las Fuerzas Especiales, quien se convirtió en la primer mujer integrante de los comandos aztecas. Pero no se trató de la única presencia femenina, porque María Rosa Delgado fue la entrenadora estrella del equipo colombiano, que llevó a su país al triunfo por sexta vez.
El apremiante calor que superaba los 37° no amilanó a los equipos de asaltantes que realizaron simulacros de rescates de rehenes mientras eliminaban las amenazas móviles, ni a las parejas de francotiradores que corrieron distancias cortas cargando peso en sus espaldas, para luego acertar en situación de estrés, en sólo dos minutos y con un único disparo, en la cabeza de las siluetas de cartón. Las Fuerzas Comando fueron creadas por el Comando Sur en 2004 y realizan anualmente la olimpíadas en diferentes países de América. Su objetivo público es fortalecer las relaciones entre fuerzas militares de los países de la región y su edición 2013 será en Chile.
En su sitio web (www.fuerzascomando.com) presentan imágenes de los ejercicios militares como si se trataran de un videojuego y no de las prácticas de los ejércitos más polémicos y cuestionados del continente. El equipo chileno pertenece al Grupo de Operaciones Policiales Especiales, creado por Pinochet, que entre otras cosas tiene en su haber el asesinato de cientos de mapuches.
El Salvador aporta con un equipo del Comando Especial Antiterrorista, creado durante la guerra civil en los años ’80 y entrenado por el ejército norteamericano, responsable de la masacre de miles de campesinos. Ganador en el 2011, este año obtuvo el cuarto lugar.
Sus vecinos los guatemaltecos no se quedan atrás y conquistaron el quinto lugar participando con su equipo de Kaibiles, conocidos por las terribles matanzas entre la población de su país.
Paraguay por su parte compitió con sus Fuerzas Especiales, las mismas que la semana pasada provocaron la muerte de 11 campesinos, hecho que la derecha paraguaya tomó como excusa para destituir al hoy ex presidente Fernando Lugo.
Uruguay, que viene de un escándalo por realizar ejercicios conjuntos con los marines Seals de Estados Unidos en sus costas, ganó el tercer lugar con su Compañía de Operaciones Especiales.
Las Fuerzas Especiales de México no entraron en los primeros puestos, a pesar de llevar la delantera en la práctica real en su país, donde sólo el año pasado 12.000 personas fueron asesinadas por el crimen organizado en connivencia con el ejército. Colombia se le parece, sumida en una guerra civil que lleva 50 años, en la cual su ejército creó la figura de “falso positivo”: matar a campesinos para ser mostrados como si fueran guerrilleros muertos en combate.
Estados Unidos aporta con tres emblemas de su ejército: la Fuerza Delta, los Rangers y los Navy Seals, que hacen pie en distintos puntos de América latina a través de las misiones del Comando Sur.
Sin duda la existencia de las Fuerzas Comando sugiere una tensión con las políticas del continente que apuntan a alejarse de la influencia de Estados Unidos y el rechazo que genera la presencia de su ejército allende el Río Bravo. La creación en el seno de la Unasur del Consejo de Defensa Sudamericano supone un contrapunto con éstas y plantea el escenario donde se da la batalla en materia de defensa entre dos modelos excluyentes de pensar la soberanía.