12/6/12

Medidas correctas e incorrectas en la Argentina




No todo lo que enarbola el progresismo nos conduce hacia el progreso humano

Sheij Abdul Karim Paz 
Prensa Islamica

Primero lo bueno, y es sobre el pueblo argentino en general y el del Chaco en particular porque hicieron retroceder al gobernador Capitanich, en su intento de ceder suelo patrio para que se instale el Comando Sur de Estados Unidos.

Semejante pretensión desmedida y contraria a los intereses de nuestro país, de nuestro pueblo y de nuestros vecinos, es una atribución (la de permitir acceso a tropas extranjeras a nuestro territorio en este caso o enviar tropas argentinas al exterior), que de acuerdo a la constitución argentina, le cabe al Parlamento, no a Capitanich. Como hiciera antes Menem al enviar naves a la guerra del Golfo (primera invasión de Irak), desconociendo a la constitución abusando del poder de decretar cuanto se le antojase.

El gobierno argentino lo obligó al gobernador del Chacho a desandar lo acordado entre él y los americanos con gran sonrisa de por medio y con la excusa de una supuesta ayuda humanitaria que ni él ni nadie puede haber creído alguna vez.

Como dice Franciso Olaso, en Proceso, la Nación y el Clarín que no ahorraron tinta ni papel cuando el gobernador del Chaco tuvo problemas conyugales, esta vez, no escribieron nada de nada.

Ellos que tanto acusan al kirchnerismo de no respetar a las instituciones, ahora que Cristina paró esa maniobra podrían anotar una a favor.

Dicen que como los norteamericanos no pudieron convencer a nadie con el peligro de la triple frontera como supuesto escondite favorito del aniquilado Bin Laden y cuna del terrorismo regional, canalizaron sus ansias de instalarse al borde de una de las reservas de agua potable más importantes del mundo y punto neurálgico del Mercosur, por el lado de la beata ayuda humanitaria. Habrá que estar atentos de acá en más, no son de aceptar derrotas fácilmente.

La medida incorrecta se refiere a la noticia de que en la Universidad de la Plata, a partir del 4 de junio los baños de esa Casa de Estudios son “compartidos para hombres y mujeres y para que cada uno decida lo que quiera ser (sexualmente hablando)”. La Universidad de la Plata, más precisamente la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, que nos dio el gusto de premiar al Comandante Chávez por su lucha contra el monopolio de la información de los medios privados en su país, ahora ha salido con la novedad de hacer baños indefinidos con respecto al sexo para que cada cual vaya y lo utilice según el sexo que tenga o crea tener.

Permítanme unas palabras sobre este importante tema que quizás no vayan con la corriente de hoy en día, pero a alguno le puede venir bien escuchar algo diferente en estos tiempos.

Algunas personas nacen con su sexo indefinido. En ese caso, el Islam dice que la persona tiene que definir su sexualidad y si es necesario por medio de una operación.

A veces, el factor indefinido es de orden psicológico, no fisiológico, en cuyo caso el Islam educa para definir el sexo de acuerdo a las características físicas ya definidas.

La homosexualidad, es por lo general un tema de orden cultural, psicológico, no innato, aunque pueda haber condicionantes sociales y psicológicos por múltiples causas no naturales. El Islam educa para la complementariedad de los sexos, no solo físicamente, sino también psíquica y espiritualmente.

El juicio sobre el alma de las personas pertenece a Dios, nosotros podemos juzgar conductas de acuerdo a los valores que Dios nos enseñó, a través de los mejores hombres que son los profetas, las grandes mujeres y a través del intelecto con sus principios universales también dado por Dios.

Hay quienes dicen que existen homosexuales que son muy buenas personas, mejor que muchos heterosexuales, pero ese no es un criterio para decir que la homosexualidad es adecuada o no. Hay ladrones que son mejores que muchos policías y eso no hace bueno al robo ni mala a la seguridad.

Dios es el Creador de los seres humanos y de todo cuanto existe. Dios creó a los hombres y mujeres complementarios y eso es evidente fisiológicamente y psíquicamente. La naturaleza habla por sí misma. Los sexos son complementarios y ayudan al crecimiento de la pareja, contribuyendo mutuamente en el perfeccionamiento de cada cónyuge y en el de la familia, por lo tanto en la sociedad.

Dios no bendijo la unión homosexual, no da frutos, no da descendencia, no posee la bendición de la procreación, es comparable a una tierra estéril. Alguien podrá decir que se pueden adquirir los hijos por adopción como hacen muchas parejas heterosexuales, o por compra como hacen algunas parejas homosexuales que van a países pobres o zonas pobres y compran hijos. Pero, desgraciadamente, no se piensa en los derechos de esos hijos a tener a sus madres y padres reales, insustituibles. Sería mejor sacar de la pobreza a esa gente en lugar de sacar a sus hijos.

Los hijos tienen derecho a tener a su madre y padre. Dicha privación no se reemplaza con los cuidados afectivos que una pareja homosexual les pueda brindar.

No decimos de perseguir o castigar a los homosexuales en una sociedad que promueve muchas de estas conductas como la Occidental, porque las vías que llevan a este tipo de conductas están abiertas y la gente es víctima de un sistema que hace mucho perdió el rumbo. El racismo, el clasismo, el colonialismo, la concentración de riqueza y la pobreza extrema, muchas guerras, las armas de destrucción masiva, el haberlas usado, las depravaciones sexuales, la drogadicción, el alcoholismo, los campos de concentración, de torturas, de exterminio, la destrucción del medio ambiente, las dictaduras, los imperialismos, los presupuestos multimillonarios para producir, vender y emplear armas frente a escasos recursos destinados a la educación, la salud, el empleo, el trabajo, la industria, etc, son todas manifestaciones perversas y decadentes. Occidente ha sabido crear muy buenos instrumentos, como la computadora e internet, los aviones, trenes y barcos, el teléfono, el celular y tantos otros, que nos permiten comunicarnos como nunca antes, pero falla en la visión estratégica de los fines humanos y eso no lo puede suministrar la ciencia y la técnica, sino la filosofía en forma elitista y la religión en forma masiva. Ambas en crisis en Occidente.

La sociedad necesita ser educada desde los cimientos y los maestros son los profetas con su sabiduría, benevolencia, justicia, misericordia, habilidad, arte de conducción. Esto es lo que nos ofrece hoy el Islam a los occidentales para salir del abismo. El Islam acepta lo bueno de todas las personas y culturas pero enderezan lo torcido con paciencia, benevolencia y firmeza, hasta con la fuerza si lo malo pretende imponerse de forma autoritaria. La era esta sedienta de estos ejemplos.

El ir contra la naturaleza se paga, no importa si se trata de tala de bosques, contaminación de ríos, explotación indiscriminada de minerales o si se va contra la naturaleza de los sexos. El hombre y sus deseos no son el principio y fin de todas las cosas. Los libros sagrados ya nos alertaron sobre ello.

La mayoría de los seres humanos no son homosexuales y la continuidad de la especie está garantizada por esta conducta heterosexual. Los homosexuales siempre vivirán de prestado de los heterosexuales y jamás podrá ser al revés.

Con la Facultad de Periodismo y sus autoridades comulgamos en muchas cosas, en ésta creemos que se equivocaron. No todo lo que enarbola el progresismo nos conduce hacia el progreso humano.