6/6/12

El Líder Supremo: «Los enemigos le temen a un Irán islámico y no a un Irán nuclear»

Miles de entusiastas creyentes procedentes de todo el país han acudido este domingo al mausoleo del Iman Jomeini, el fundador de la República Islámica de Irán, en Teherán, para conmemorar el 23 aniversario de su doloroso fallecimiento.


Durante la ceremonia, el Ayatolá Jamenei, Líder Supremo de la Revolución Islámica dijo que las amenazas militares del régimen sionista contra Irán se deben a su miedo y frustración, y agregó: «Los líderes del régimen sionista están muy conscientes de que en la actualidad son mucho más vulnerables que en cualquier otro momento de la historia y que cada paso en falso y cada movimiento inadecuado que den será su ruina.»



Su Eminencia se refirió al estado en que se encuentran Occidente y Estados Unidos, y reiteró: «Debido a sus problemas económicos, financieros y sociales, hoy en día Occidente se siente frustrado y defraudado por su propio pueblo y simplemente está tratando de salvar su dignidad».



El Líder Supremo dijo que el colapso de algunos aliados de Estados Unidos en Europa y el odio creciente de los países hacia Estados Unidos muestra que existe una grave crisis en Occidente. Asimismo, el Ayatolá Jamenei reiteró que Estados Unidos está tratando de desviar la atención hacia Asia, África y la región del Oriente Medio a través de la creación de conflictos.



«Hoy los estadounidenses han recurrido a la experiencia y conocimientos de los ingleses en la creación de conflictos religiosos y étnicos Por esta razón, todas las naciones, todos los estudiosos de la religión y todos los eruditos e intelectuales destacados de la región —tanto chiitas como sunnitas— deben tener cuidado de no contribuir a las conspiraciones del enemigo», agregó.



El Líder Supremo de la Revolución Islámica describió las acciones de Occidente y los estadounidenses como poco atinadas, y enfatizó: «Con el fin de encubrir sus problemas y desviar la atención de la crisis en la que están envueltos, exageran el tema nuclear de Irán y lo ponen en la punta de los problemas mundiales y hablan engañosamente de armas nucleares.»



El Ayatolá Jamenei señaló que los esfuerzos realizados por Occidente y Estados Unidos no han producido ningún resultado.



Su Eminencia dijo que los enemigos de la Revolución Islámica le tienen miedo de la nación iraní, ya que ha logrado avances y se ha convertido en un modelo para las naciones de la región y el mundo.



«Los esfuerzos de las comunidades políticas del mundo para magnificar la amenaza que representa un Irán nuclear se basan en nada más que una mentira, porque ellos le tienen miedo a un Irán islámico y no a un Irán nuclear», agregó.



El Líder Supremo de la Revolución Islámica enfatizó que la nación iraní ha estremecido los cimientos de las potencias arrogantes, demostrando que es posible lograr el progreso y desarrollo sin depender de Estados Unidos y otras potencias mundiales.



«Estados Unidos y otras potencias mundiales están tratando de convencer a las naciones y a la élite política que el progreso sin el apoyo de Estados Unidos es imposible, pero la nación iraní ha demostrado lo contrario y esto constituye una gran lección para las naciones del mundo», reiteró.



El Ayatolá Jamenei señaló que durante las últimas tres décadas, la nación iraní ha establecido un récord en el progreso nacional, pero advirtió: «Si os sentís satisfechos con lo que habéis logrado, sin duda fracasaréis y disminuiréis vuestro trabajo. Por lo tanto, es necesario seguir avanzando».



Dirigiéndose a los jóvenes iraníes, estudiantes, funcionarios gubernamentales, expertos religiosos y personalidades destacadas, su Eminencia enfatizó: «Tenemos que seguir avanzando hacia las cumbres del progreso, especialmente en el ámbito de la política, la ciencia y la tecnología, y en el ámbito de la moral y la espiritualidad.»



Su Eminencia señaló que el movimiento continuo hacia las cumbres del progreso volverá ineficaces las sanciones de los enemigos.



«Las sanciones no pueden detener el movimiento hacia el progreso de la nación iraní. Solamente acrecentarán el odio de la nación iraní hacia Occidente», reiteró.



El Líder Supremo manifestó que cuando la nación iraní alcance las cumbres del progreso, las malévolas enemistades y hostilidades se detendrán.



En otra parte de su discurso, el Ayatolá Jamenei dijo que la nación iraní y la República Islámica le han presentado al mundo un paradigma de progreso y dignidad nacional exitosamente comprobado.



«Durante los últimos 33 años, la nación iraní ha superado todas las conspiraciones políticas, militares, de seguridad y económicas que se han diseñado e implementado con el objetivo de acabar con la República Islámica. Y esta verdad es uno de los signos más importantes del progreso y avances que la nación iraní ha alcanzado», agregó su Eminencia.



El Líder Supremo de la Revolución Islámica dijo que la evidente influencia de Irán en los acontecimientos regionales y mundiales es uno de los otros signos del avance innegable de la nación iraní.



El Ayatolá Jamenei reiteró que incluso los funcionarios públicos y los políticos del régimen sionista y Estados Unidos han reconocido el poder de Irán y su influencia.