9/4/12

Tel Aviv da a conocer cinco exigencias a Teherán

Pacta Irán con el grupo 5+1 reanudar negociación sobre su programa nuclear

Washington, 8 de abril. Las cinco potencias atómicas del mundo acordaron volver a la mesa de negociaciones con Irán el próximo viernes en Estambul –después de un año de suspensión– para discutir sobre el futuro del programa nuclear iraní.
Aunque Washington adelantó que exigirá a Teherán que renuncie a la producción de combustible de fisión, el presidente Mahmud Ajmadineyad reiteró hoy que su gobierno seguirá adelante con los planes de enriquecimiento de uranio.

Medios iraníes informaron hoy a primera hora que el gobierno de Irán aceptó regresar a las pláticas con los delegados del grupo 5+1 (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China y Rusia, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, más Alemania) después de haberlas suspendido por la negativa de Irán a cancelar su programa de desarrollo nuclear, a cambio de que compre minerales enriquecidos a las potencias occidentales.

La agencia Fars y la televisora PressTV de Irán informaron que el acuerdo entre las partes se logró después de varias semanas de discusión sobre el lugar donde habrán de reanudarse. Teherán pidió que la cita fuera en Bagdad o Damasco, pero al final aceptó que se realice los días 13 y 14 de abril en la capital de Turquía. En caso de que se pacte una segunda ronda, las conversaciones se realizarán en Irak.

Tras reportarse la reapertura del diálogo, Israel, que se declara amenazado por presuntos planes militares iraníes en su contra, dio a conocer cinco demandas específicas para que el grupo 5+1 las plantee a Irán.

Éstas son: que Teherán detenga el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento y saque del país todo el mineral que esté en esa categoría; que retire el uranio que ya tiene enriquecido a 3.5 por ciento, salvo por unos cientos de kilos; que desmantele la instalación subterránea de Fordow, dedicada a la elevación de la calidad mineral; que sus actividades estén nuevamente bajo la supervisión de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA), y que revele la historia completa y las acciones conectadas conplanes militares sospechosos.

Israel propone que a cambio de esas medidas Teherán reciba barras de combustible atómico para su reactor de investigación.

Las propuestas de Irán coinciden con los planteamientos que, según informó este domingo el diario estadunidense The New York Times, Estados Unidos llevará a la mesa de negociaciones.

Washington y sus aliados de Europa occidental han presionado desde mediados de la década pasada a Irán para que ponga fin a los trabajos que desarrolla en centros de investigación nuclear y en la construcción y operación de una planta nucleoeléctrica, con el argumento de que tiene planes para producir armas atómicas.

De visita en Tokio, Ajmadineyad se refirió al tema. Señaló que Irán está en principio en contra de bombas atómicas y otras armas de destrucción masiva. No quiere problemas con nadie, pero el país continuará decisivamente su camino e incluso si el mundo entero está en contra nadie podrá detenerlo.



Fuente:
Dpa y Reuters
Periódico La Jornada
Lunes 9 de abril de 2012, p. 22

No hay comentarios:

Publicar un comentario