21/4/12

La policía de Bahréin usa perdigones para reprimir las protestas por la F1


Un manifestante muestra las heridas de un disparo con perdigones que recibió en una protesta contra la celebración de la F1 en Bahréin .AFP

El Cairo (EFE).- Los grupos de la oposición bahreiní acusaron hoy a la policía de su país de utilizar escopetas de perdigones para dispersar las últimas protestas contra la celebración del Gran Premio de Fórmula Uno, previsto para este fin de semana.

El partido Al Wifaq, el mas importante de la oposición chií, acusó en un comunicado a las fuerzas de seguridad de haber utilizado munición real, con carga de perdigones, contra las manifestaciones que salieron en muchas localidades del país, como Sanabis, Daih o Sitra, y en las que resultaron heridas al menos 20 personas.

"La mayoría de los pueblos están siendo inundados por nubes de gases lacrimógenos, que han causado muchos casos de asfixia. En algunos lugares, los gases se han disparado incluso dentro de los hogares", señaló.

Al Wifaq reseñó también la celebración de una protesta anoche en la capital, Manama, que fue reprimida con gases lacrimógenos por las fuerzas de seguridad, que arrestaron a un número indeterminado de gente.

Mientras, la Asociación Juvenil de Bahréin por los Derechos Humanos (AJBDH) también denunció el uso de perdigones por las fuerzas de seguridad, y elevó la cifra de heridos en todo el país a más de 40, aunque muchas de ellas no acudieron a centros hospitalarios "por temor a ser detenidas o maltratadas".

Según una nota de este grupo, miles de personas salieron a las calles contra la celebración de la competición automovilística y para reclamar la liberación del activista pro derechos humanos Abdul Hadi al Jawaya.

Grupos de opositores como los aglutinados en la coalición 14 de Febrero reivindican la introducción de reformas políticas y la liberación de los presos políticos, demandas que quieren seguir difundiendo de forma pacífica mientras dure el Gran Premio.

También se mostraron críticos con la decisión de la FIA de celebrar la competición de Fórmula Uno en Bahréin, a pesar de que desde febrero de 2011 continúan las protestas contra el régimen que, según los opositores, está interesado en mostrar la vuelta a la normalidad del país al resto del mundo.

La organización Amnistía Internacional difundió el jueves un informe en el que apunta que las reformas prometidas en Bahréinno se han implantado y que prosiguen las violaciones de derechos humanos.

Desde el inicio de las protestas en febrero de 2011, han muerto al menos 70 personas en Baréin, mientras que miles han sido detenidas y decenas condenadas a penas de prisión, de acuerdo a los datos de la oposición.

Bahréines un pequeño reino del golfo Pérsico, en el que el 70 % de la población es chií, aunque está gobernado por una monarquía suní.





Mujeres manifestantes pro-reformistas bahreiníes gritan consignas y hacen la "V" de victoria en Manama. Efe


El circuito de Bahrein se blinda ante las protestas antigubernamentales


Manama (Europa Press) - Los monoplazas de Fórmula Uno corrían este viernes por el circuito de Bahréin en la primera sesión de entrenamientos, a pesar de las fuertes medidas de seguridad tras los disturbios entre la policía y los manifestantes antigubernamentales.

Los periodistas que iban al circuito de Sakhir, en las afueras de la capital, tuvieron que pasar por controles de seguridad similares a los de los aeropuertos para entrar en la desértica pista en el sur de Manama, con escáneres para las bolsas y chequeos corporales. Decenas de coches de policía - se contaron 79, incluido un vehículo armado, en los 32 kilómetros que separan Manama y el circuito- permanecían aparcados o circulaban por la autopista del sur.

El Gobierno espera utilizar el Gran Premio como un escaparate para demostrar que la vida en el país ha vuelto a la normalidad después del movimiento pro-democracia inspirado en las revueltas de la Primavera Árabe surgido el año pasado. Las protestas fueron inicialmente sofocadas, pero no eliminadas: las manifestaciones y disturbios son frecuentes. Por el momento no había informes de las escuderías de la existencia de problemas durante la noche, después de que un cóctel molotov estallase cerca de un camión de un equipo el miércoles por la noche.

A pesar de los mejores esfuerzos de los equipos y pilotos por centrarse en la carrera e ignorar el debate sobre la situación política más allá de las alambradas de metal del paddock, la seguridad era un tema importante. "Todo está bien para nosotros, estamos todos en buena forma", dijo el segundo del equipo Force India Bob Fernley a Reuters mientras sus coches, pilotados por el alemán Nico Hulkenberg y el británico Paul Di Resta, llegaban los primeros al circuito.

"Los chicos son felices, no hay problemas". Dos miembros del equipo Force India dejaron Bahréin el jueves para regresar a Reino Unido después de que el coche en el que viajaba uno de ellos fuera detenido en la autopista por un cóctel molotov. Fue el primer incidente en el que se vieron directamente implicados una de las 12 escuderías que se preparan para la carrera del domingo, la cuarta del campeonato, que los grupos locales de derechos humanos y manifestantes anti-gubernamentales quieren que se cancele.
Elmundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario