10/4/12

La historia del “Cambio de régimen”

William Blum-Global Research- Rebelión por Germán Leyens

La Santísima Trinidad –EE.UU., la OTAN y la Unión Europea – o un segmento aprobado de ella, puede conseguir usualmente lo que quiere. Quería sacar a Sadam Hussein, y rápidamente lo colgaron. Querían expulsar del poder a los talibanes y, utilizando una fuerza abrumadora, no tardaron en lograrlo. Querían el fin del régimen de Muamar Gadafi, y poco después sufrió una horrible muerte.
Jean-Bertrand Aristide fue democráticamente elegido, pero ese hombre negro que no conocía el sitio que le correspondía fue enviado a un lejano exilio por EE.UU. y Francia en 2004. Iraq y Libia eran los dos Estados más modernos, educados y seculares en Medio Oriente. Ahora todos esos cuatro Estados podrían ser cualificados como Estados fracasados.

Son algunos de los ejemplos en la última década de cómo la Santísima Trinidad no reconoce un poder superior y cree, literalmente, que puede hacer lo que quiere en el mundo, a quienquiera lo desee, durante el tiempo que quiera, y llamarlo cómo les dé la gana, como ser “intervención humanitaria”. La mentalidad colonialista-imperialista de los siglos XIX y XX está sana y salva en Occidente.

Lo próximo en la agenda: la remoción de Bashar al-Asad de Siria. Como en el caso de Gadafi, se está preparando el terreno con continuos informes noticiosos –de CNN a al Jazeera– sobre la supuesta barbarie de Asad, presentado al mismo tiempo como intransigente y no provocado. Después de meses de ataque mediático ¿quién puede dudar de que lo que sucede en Siria sea otro de esos apreciados “levantamientos populares” contra un “dictador brutal” que debe ser derrocado? Y que el gobierno de Asad es la principal causa de la violencia.

En realidad Asad parece contar con bastante popularidad, no solo en Siria, sino en otros sitios en Medio Oriente. Eso incluye no solo a otros alauíes, sino a los dos millones de cristianos y no pocos suníes. Gadafi tenía por lo menos tanto apoyo en Libia y en otros sitios en África. La diferencia entre los dos casos, por lo menos hasta ahora, es que la Santísima Trinidad bombardeó y ametralló Libia a diario durante siete meses, incesantemente, aplastando a las fuerzas pro gubernamentales, así como al propio Gadafi, y efectuando el “cambio de régimen” atesorado por la Trinidad. Ahora la vida diaria del pueblo libio es un caos rampante, anarquía, saqueos y fusilamientos, asesinatos por venganza, guerra tribal, guerra de milicias, guerra religiosa, guerra civil, el más horrendo racismo contra la población negra, pérdida de su querido Estado de bienestar, y el posible desmembramiento del país en varios mini-Estados. La ciudad capital de Trípoli “se ahoga en cuatro meses de basura no recolectada” porque el vertedero es controlado por una facción que no quiere la basura de otra facción. (1) Basta con imaginar lo que ha sucedido a la infraestructura del país. Es posible que esto es lo que espera a Siria si la Trinidad se sale con la suya, aunque los Amos del Universo creen indudablemente que el pueblo de Libia debería mostrar agradecimiento por su “liberación”.

En cuanto a la actual violencia en Siria, debemos considerar los numerosos informes sobre fuerzas que brindan apoyo militar a los rebeldes sirios – el Reino Unido, Francia, EE.UU., Turquía, Israel, Qatar, los Estados del Golfo, y el favorito campeón de la libertad y la democracia de todo el mundo, Arabia Saudí; y que Siria afirma haber capturado a unos 14 soldados franceses; más yihadistas y mercenarios del Líbano, Jordania, Iraq, Libia, et al, que se suman a las fuerzas antigubernamentales, que incluyen a veteranos de al Qaida de Iraq y Afganistán quienes probablemente sean los responsables de los coches bomba en un intento de crear caos y desestabilizar el país. Podría marcar la tercera vez que EE.UU. ha estado del mismo lado que al Qaida, después de Afganistán y Libia.

Stratfor, la firma privada y conservadora de inteligencia estadounidense con conexiones de alto nivel, informó que “resulta que la mayoría de las afirmaciones más serias de la oposición son groseramente exageradas o simplemente falsas”. Grupos de oposición que incluyen al Consejo Nacional Sirio, el Ejército Libre Sirio y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos basado en Londres comenzaron a diseminar “afirmaciones de que las fuerzas del régimen sitiaron Homs e impusieron un plazo de 72 horas para que los desertores sirios se rindan con sus armas o enfrenten una potencial masacre”. Esas noticias llegaron a los titulares en todo el mundo. La investigación de Stratfor, sin embargo, no encontró “ningún signo de una masacre”, y declaró que “fuerzas opositoras tienen interés en presentar una masacre inminente, a la espera de poder copiar las condiciones que impulsaron una intervención militar extranjera en Libia”. Stratfor agregó que cualesquiera sugerencias de masacres son improbables porque el “régimen sirio ha calibrado sus represiones precisamente para evitar un escenario semejante. Las fuerzas del régimen han tenido cuidado de evitar la elevada cantidad de víctimas que pueda llevar a una intervención basada en motivos humanitarios.” (2)

Reva Bhalla, directora de Análisis de Stratfor, informó en un correo electrónico de diciembre de 2011 que se refiere a una reunión sobre Siria a la que asistió en el Pentágono: “Después de hablar durante un par de horas, dijeron sin decirlo que equipos de las SOF (Fuerzas de Operaciones Especiales) –presumiblemente de EE.UU. el Reino Unido, Francia, Jordania, Turquía– ya se encuentran en el terreno concentrados en misiones de recce (reconocimiento) y entrenando fuerzas de la oposición”. Conocemos los comentarios de Bhalla gracias a los 5 millones de correos de Stratfor obtenidos por el grupo de Anonymous en diciembre y entregados a WikiLeaks . (3)

Human Rights Watch ha informado que tanto las fuerzas de seguridad del gobierno sirio como los rebeldes armados en Siria han cometido serios abusos de los derechos humanos, incluyendo secuestros, tortura, y ejecuciones. Pero solo la Santísima Trinidad puede salirse con la suya con las sanciones que le gusta imponer. Ahora han prohibido que la esposa de Asad viaje a países de la UE y han congelado todos los activos que pueda tener allí. Lo mismo vale para la madre, la hermana y la cuñada de Asad, así como para ocho de los ministros de su gobierno. El propio Asad recibió el mismo tratamiento en mayo pasado. (4)

Porque la Trinidad puede hacerlo.

El 25 de marzo, los gobiernos de EE.UU. y Turquía anunciaron que estaban discutiendo el envío de ayuda no letal a la oposición siria, implicando evidentemente que hasta entonces no habían estado involucrados en una actividad semejante. (5) Pero, según un cable de la embajada de EE.UU. revelado por WikiLeaks , EE.UU. ha estado financiando desde por lo menos 2006 a grupos de la oposición política en Siria así como al canal de televisión satelital Barada TV basado en Londres, dirigido por exiliados sirios, que transmite programación antigubernamental hacia el país. El cable señala además que las autoridades “verían indudablemente cualesquiera fondos estadounidenses enviados a grupos políticos ilegales como equivalentes al apoyo de un cambio de régimen”.

El cambio de régimen en Siria ha estado en la lista de deseos neoconservadores desde por lo menos 2002 cuando John Bolton, Subsecretario de Estado bajo George W. Bush, presentó un proyecto para despedazar simultáneamente Libia y Siria. Calificó a los dos Estados, junto a Cuba, de “Eje del Mal”. En una comparecencia en Fox News en 2011 Bolton dijo que EE.UU. debería haber derrocado el gobierno sirio inmediatamente después de derrocar a Sadam Hussein. Entre los crímenes de Siria han estado sus estrechas relaciones con Irán, Hizbulá (en el Líbano), la resistencia palestina, y Rusia, y el hecho de que no ha concluido un tratado de paz con Israel, a diferencia de Jordania y Egipto, todo lo cual constituye evidencia para la Santísima Trinidad, de que Siria, como Aristide, es “arrogante”.

Cuesta exagerar la megalomanía clínica de la Santísima Trinidad. Y nunca puede ser enjuiciada

Una última palabra de Cui Tiankai, viceministro de Exteriores chino para asuntos estadounidenses:

EE.UU. tiene las fuerzas armadas más poderosas del mundo y gasta más que cualquier otro país. Pero EE.UU. siempre se siente expuesto o inseguro respecto a otros países… Sugiero que EE.UU. pase más tiempo pensando en cómo hacer que otros países se sientan menos preocupados por EE.UU. (6)

Notas

Washington Post, April 1, 2012 ↩

Huffington Post, December 19, 2011 ↩

See the document on WikiLeaks ↩

Washington Post, March 24, 2012 ↩

Ibid., March 26, 2012 ↩

Ibid., January 10, 2012 ↩

William Blum es autor de:

Killing Hope: US Military and CIA Interventions Since World War 2

Rogue State: A Guide to the World's Only Superpower

West-Bloc Dissident: A Cold War Memoir

Freeing the World to Death: Essays on the American Empire

Fuente: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=30181

No hay comentarios:

Publicar un comentario