21/4/12

Estudio determinó que África cuenta con agua para abastecer a 300 millones de personas



Unas bolsas de agua formadas hace cinco mil años, aproximadamente, pueden abastecer a 300 millones de africanos que no tienen acceso al vital líquido




Un nuevo mapa geológico elaborado por científicos británicos determinó que África cuenta con una reserva subterránea de agua de medio millón de kilómetros cúbicos aproximadamente, que equivale a 20 veces más de la cantidad del vital líquido procedente de precipitaciones anuales.




Un estudio adelantado por la institución científica British Geological Survey y la University College de Londres indica que las mayores reservas se encuentran al norte de África, entre Libia, Argelia y Chad.




Los geólogos también hallaron grandes reservas en la costa de Mauritania, Senegal, Gambia y parte de Guinea-Bissau, así como en Congo y en la región limítrofe entre Zambia, Angola, Namibia y Botsuana.




El geólogo que lideró la investigación, Alan MacDonald, explicó que el continente africano descansa sobre una inmensa reserva de agua potable creada de hace unos cinco mil años, aproximadamente, suficiente para cubrir las necesidades de 300 millones de habitantes.




"Estas grandes bolsas de agua podrían aliviar la situación de más de 300 millones de africanos que no disponen de agua potable, así como mejorar la productividad de los cultivos", afirmó este experto.




"En el Cuerno de África se encuentran los acuíferos más pequeños, pero aún así habría suficiente cantidad como para el consumo humano y no resultaría caro extraerlo mediante pozos. Además, no sería necesario invertir en tratamiento del agua, porque su calidad es muy buena", añadió.




El estudio reveló que el volumen de agua de los acuíferos sería cien veces superior a la cantidad que existe en la superficie.




Se trata de la primera investigación que abarca todas las reservas de agua subterráneas de África e incluye una serie de mapas, que publica hoy la revista científica "Environmental Research Letters".




Los expertos recolectaron los planos hidrológicos elaborados por distintos países africanos así como los resultados de 283 estudios regionales previos.




En el norte de África las bolsas de agua almacenada tienen un grosor de 75 metros y se encuentran protegidas por rocas de gran dureza como el granito, lo que ha supuesto una sorpresa para los investigadores. Sin embargo, estos acuíferos no se rellenan con el agua procedente de las precipitaciones recientes y filtrada a través de la tierra, sino que sus reservas datan de hace aproximadamente cinco mil años.




En esa época, el Sahara era un vergel, con numerosos lagos y vegetación de sabana, pero se convirtió en el mayor desierto cálido del planeta hace dos mil 700 años después de una lenta desertización.




En muchas zonas áridas y semi-áridas del continente sería posible extraer agua para abastecer a la población -aunque no para cultivos intensivos- mediante pozos de mano, dado que las reservas se encuentran a menos de 25 metros de profundidad.




La excepción son algunos países norteños como Libia, donde los acuíferos yacen a partir de los 250 metros, en los que sería necesaria una infraestructura más cara y compleja.




Sólo el cinco por ciento de la tierra fértil de África está irrigada, y las proyecciones demográficas para las próximas décadas indican que el auge de la población incrementará la demanda de agua para consumo y riego de cultivos. No obstante, "en la mayoría de África las precipitaciones no son suficientes como para rellenar los acuíferos, por lo que yo recomendaría no extraer más agua de la que se recarga cada año por la lluvia", aconsejó el geólogo.


teleSUR-EFE-BBC/ag-YIB

No hay comentarios:

Publicar un comentario