1/2/12

SIRIA: Observador de la Liga Árabe sorprendido por presencia de mercenarios afganos, iraquíes y paquistaníes en Homs



La conspiración árabe-occidental contra Siria no se ha limitado solo a la traída de terroristas y asesinos pagados desde Afganistán e Iraq a Siria, sino también que ha introducido armas fabricadas en Israel.

Estos países, en el contexto de un plan USA – Israelí para mutar el mapa de la región con el fin de imponer su hegemonía, introducen en Siria a través de los países vecinos, armas, medios de sabotaje y elementos asesinos como terroristas y criminales que han practicado la delincuencia, el asesinato y terrorismo fuera de Siria.

Al cabo de varios días de la revelación de informes de inteligencia sobre el reclutamiento y entrenamiento, por parte de EE.UU., Israel y Francia, de mercenarios y terroristas entre los que se encuentran cabecillas de milicias criminales y presidiarios árabes y extranjeros, que son entrenados para matar en Siria con financiación qatarí, en campamentos establecidos en Turquía y Líbano, el diario libanés al-Diyar, citó a un oficial iraquí que participó en la Misión de Observadores de la Liga Árabe en Siria, asegurar la presencia de mercenarios, terroristas y presidiarios extranjeros que llevan a cabo actos de violencia y terrorismo en los territorios sirios.


Dicho observador iraquí, aclaró que durante su recorrido por uno de los barrios de Homs junto al equipo de observadores con el que operaba, le sorprendió la presencia de armados afganos, iraquíes y paquistaníes conocidos para él de antes, pues había sido secuestrado por más de tres horas a manos de dichas bandas armadas que él mismo había perseguido cuando servía en Iraq.

Estas noticias se suman a las muchas pruebas que verifican que el ejército sirio y las autoridades competentes enfrentan a grupos terroristas de diferentes nacionalidades y que son entrenados fuera, en tanto que responsables libaneses vienen asegurando la infiltración de elementos de al Qaeda a los territorios sirios a través de las fronteras libanesas.

Estas afirmaciones son consideradas por las partes libanesas conjuradas contra Siria como meras declaraciones para la prensa y alegan que no existen elementos de al Qaeda en el Líbano, pero eso fue antes de que el diario británico Daily Telegraph revelase hace pocos días en una entrevista realizada con el clérigo radicalista Omar Bakri, residido actualmente en Londres, la presencia de grupos salafistas muy radicales entre ellos miembros de al-Qaeda, y otro grupo extraño liderado por el mismo Bakri, que tienen programado lanzar ataques terroristas dentro de los territorios sirios partiendo de los territorios libaneses.

Si por una parte, la organización de al-Qaeda y los demás grupos salafistas vinculados a ésta se encuentran en el Líbano y atacan a Siria desde sus territorios, por la otra tenemos a partes libanesas, encabezadas por la Corriente al-Mostakbal y las Fuerzas Libanesas, que están llevando a cabo operaciones de contrabando de armas a los grupos terroristas armados en Siria, puesto que el ejército libanés ha descubierto durante los pasados meses decenas de operaciones de contrabando de armas a Siria, además de que existen informaciones que aseguran la participación de milicias de al-Hariri y Ja´ja´ (de al Mostakbal y las Fuerzas Libanesas) en el transporte de terroristas a las fronteras sirio-libanesas, lo que se suma a la vinculación de esas partes libanesas en la supervisión de los campamentos de mercenarios en el Líbano y de su entrenamiento para lanzar ataques en Siria y socavar la estabilidad en nuestro país.

La conspiración árabe-occidental contra Siria no se ha limitado solo a la traída de terroristas y asesinos pagados desde Afganistán e Iraq a Siria, sino también que ha introducido armas fabricadas en Israel.

No es de extrañar, ante este hecho, que los responsables de la entidad israelí hayan hecho público en más de una ocasión que el cambio del régimen en Siria sirve a sus intereses estratégicos y contribuye a sacar a Siria del eje de la resistencia sin tener que pagar el precio.

Esto explica el armamento del criminal ente sionista a los grupos terroristas armados, hecho que ha sido confirmado en repetidas ocasiones en que las autoridades competentes incautaron armas de fabricación israelí en las madrigueras de las bandas armadas en Homs, Hama, Edleb y otras partes de Siria.

En consecuencia, los observadores estiman que los países conjurados contra Siria, y a su cabeza los países del golfo y Turquía, no pueden alegar ni pretender de ninguna manera que la introducción de medios de vandalismo y asesinato a Siria y concentrar a mercenarios, terroristas, cabecillas de milicias criminales y presidiarios en preparación para infiltrarlos en territorio sirio pueda inscribirse en el contexto de las demandas de reformas y democratización.


Al Mukawama – Resistencia

Fuente:la republica