8/2/12

Nasrallah: Israel y petróleo, prioridades EE.UU. en Medio Oriente

El líder del movimiento de resistencia libanés Hizbulah (Partido de Dios), Hassan Nasrallah, llamó a la unidad de los musulmanes frente a Estados Unidos, cuyas dos preocupaciones en Medio Oriente -aseveró- son Israel y el petróleo.

Durante un discurso pronunciado anoche por videoconferencia en ocasión del cumpleaños del Profeta Mahoma, el secretario general de la agrupación chiita defendió la imagen de Irán y Siria frente a la ofensiva política, mediática y militar de Washington y sus aliados.

Al respecto, Nasrallah acusó a las "potencias arrogantes" (Occidente) de no desear la unidad entre los musulmanes, para poder materializar sus ambiciones, y negó categóricamente que Irán esté promoviendo un "expansionismo chiita" en la región y en el mundo.

Criticó con dureza el intervencionismo estadounidense para ayudar a su aliado sionista y, como contrapartida, presentar una imagen negativa de Irán en la región. "Washington tiene solo dos preocupaciones en Medio Oriente, Israel y el petróleo", recalcó.

Por otro lado, el jeque chiita agradeció en su discurso seguido por miles de partidarios en Beirut el respaldo de la República Islámica de Irán al movimiento de resistencia libanés, y la solidaridad con el gobierno del presidente sirio, Bashar Al-Assad.

"La única falta de Irán es que derrocó al Shah (Mohamad Reza Pahlavi, en 1979), un espía de Estados Unidos e Israel, y restauró el balance en la región", señaló el líder libanés al agradecer el apoyo de Teherán a Hizbulah durante la llamada Guerra de los 34 días con Israel.

"La resistencia en el Líbano logró la mayor y más importante victoria árabe contra Israel en 2006. Este triunfo no hubiera sido posible sin el apoyo de Irán", enfatizó.

Además, confirmó que Hizbulah "no se beneficia únicamente del soporte político y moral, sino también material" de Irán, que también apoya a la resistencia palestina y eso "constituye un orgullo".



Respecto a Siria, denunció que "Estados Unidos y otros países occidentales, además de Israel y ciertas naciones árabes han tomado una decisión de derrocar el Gobierno del presidente Bashar Al-Assad", recurriendo para ello a cualquier medio y método.

Tras descartar que Hizbulah tenga algún rol en Siria, Nasrallah afirmó que "la realidad es que hay un gobierno que tiene una Constitución, un Parlamento y se mantiene con el apoyo del Ejército y "la mayoría de la gente", aunque admitió que hay deserciones.

Defendió las reformas emprendidas por Al-Assad y calificó de montaje y desinformación los reportes sobre la supuesta represión militar en Homs contra civiles, coincidiendo -observó- con el debate en el Consejo de Seguridad de la ONU de una resolución anti-siria.

"La coincidencia en el tiempo de esta campaña (mediática) con la reunión del Consejo prueba que los medios son sumisos a las reglas de esta guerra, de nuevo impuestas por Estados Unidos", fustigó.


Prensa Latina