5/2/12

El pueblo sirio agradece a Rusia y China en las calles

Multitudinarias concentraciones populares y juveniles en aprecio a las posturas de Rusia y China en el CSI

Damasco, Latakia, SANA

En valoración a las posturas de Rusia y China en el Consejo de Seguridad que rechazaron la injerencia externa en los asuntos internos sirios, y en respaldo al programa reformista integral liderado por el Presidente Bashar al-Assad, miles de ciudadanos, y actores populares y juveniles se congregaron en la noche del sábado frente a las embajadas de ambos países amigos en Damasco, mientras que otras multitudes atiborraron la plaza céntrica de las Siete Fuentes.



Los participantes repitieron consignas que reflejaron su eterna gratitud a Rusia y China por sus honorables posturas, y otras que subrayan el ferviente apego a la decisión nacional independiente y el rechazo a todos los mandatos y dictados que vienen del extranjero, además de la determinación de contrarrestar la colosal conjura que atenta contra la seguridad y estabilidad de la patria y su pueblo.

El ciudadano Wael al-Laham, participante en este gesto de gratitud frente a la Embajada de China, dijo que el doble vito ruso-chino es una confirmación de que los sirios únicamente son capaces de solucionar sus problemas y superar la crisis mediante el respaldo al proceso de reformas emprendidas por la Dirigencia, saludando al mismo tiempo el rol y los sacrificios del ejercito árabe sirio en su defensa de los ciudadanos y protección de las propiedades públicas y privadas contra los ataques y saqueos que perpetran los insurgentes armados.



Safáa al-Ghawi, otra de las personas que salieron a las calles de Damasco para expresar su agradecimiento por las solidarias posturas de ambos países amigos, recalcó en la importancia de hacer frente a la desenfrenada campaña político-mediática sin precedentes dirigida contra Siria, así como subrayó la necesidad de que todos los hijos de nuestro pueblo estén unidos y cohesionados en una sola fila frente a la conspiración que pretende socavar nuestra unidad nacional.

En Latakia, actores populares y civiles se congregaron en la rotaria de al Ziráa, ondeando en lo alto las banderas nacionales de Rusia y China, para agradecerles a ambos países amigos sus firmes posturas en el Consejo de Seguridad para impedir el ataque de los neocolonialistas y sus agentes en la región contra Siria.

Los participantes renovaron su adhesión a la decisión nacional independiente y su determinación a enfrentar el complot que atenta contra la seguridad y estabilidad de nuestro país.

Eba Kh.