11/2/12

El eje imperial se estrella contra Irán y Siria

¿Cual es el argumento real y cual el mediático para atacar Irán? Se ha dicho que Irán esta a punto de desarrollar armas nucleares, que es un Estado que promueve el terrorismo internacional, que viola los derechos humanos y que no hay democracia ni pluralismo.

Pero si ese fuera el criterio o preocupación real entonces, como dijo en una ocasión Eduardo Galeano, por cualquiera de esos tres argumentos los EUA, Israel, Francia, Inglaterra y las monarquías rastreras del Golfo Pérsico deberían auto bombardearse.

Tal es la desesperación del sistema bajo la dirección de los EUA, que no está exento de continuar cometiendo genocidios, solo que ahora la tortilla se le puede voltear, para suerte de los pueblos.

En primer lugar, la emboscada que el eje del terror (eje imperial EUA-ISRAEL y las cavernarias monarquías rastreras del Golfo Pérsico), le tienen a Siria apunta a Irán, a quien las potencias imperiales consideran como el verdadero cáncer. Siria es el principal aliado de Irán en oriente próximo, y se podría suponer con cierta certeza que nadie se va a meter con Irán hasta que se aclare el futuro de Siria. El eje del terror trabaja en dos frentes: Mano dura con Siria y sanciones formales con Irán. Lo que pase en Irán, dependerá de lo que suceda en Siria. Como dijo en el año 2.000, el senador republicano Paúl Cover Dale, uno de los creadores del plan Colombia, para convencer a los remisos demócratas en el senado norteamericano dijo “para controlar a Venezuela es indispensable ocupar militarmente a Colombia”. ...esta visión geopolítica pudiera ser perfectamente aplicada a Irán: para controlar a Irán es indispensable ocupar militarmente a Siria. Irán esta prácticamente rodeada de colonias norteamericanas y de dictaduras rastreras del Golfo Pérsico: Arabia Saudita, Afganistán, Irak, Kuwait, Qatar y Turquía. Siria ciertamente se convierte en el muro de contención para las aspiraciones imperiales de controlar la región.

En segundo lugar, no debe asombrarnos la extraña alianza entre el mundo árabe, occidente e Israel, para conformar el eje del terror, pues se trata de salvar del colapso al sistema capitalista ante los obvios fracasos de Estados Unidos en los campos políticos y económicos; la situación en que se encuentra los EUA y los países europeos es preocupante, así como las grandes amenazas de movilización populares contra las dictaduras rastreras del Golfo Pérsico. Ante este descalabro deben aliarse para adoptar medidas, entre ellas la guerra, que sirven para ocultar sus propios fracasos y mantener el orden capitalista establecido. Recordemos que el sistema capitalista de superproducción se ha recuperado de sus desequilibrios con guerras para inyectar recursos en la industria armamentista, como dinamizador de la economía, se pensará que es una locura imperial, pero solo así se puede entender por que los EUA teniendo varias invasiones militares en curso (colonización de Irak, Afganistán y Libia), intenta ir por más guerra. Es la solución del norte por el desastre del resto del mundo.

¿Cual es el argumento real y cual el mediático para atacar Irán? Se ha dicho que Irán esta a punto de desarrollar armas nucleares, que es un Estado que promueve el terrorismo internacional, que viola los derechos humanos y que no hay democracia ni pluralismo. Pero si ese fuera el criterio o preocupación real entonces, como dijo en una ocasión Eduardo Galeano, por cualquiera de esos tres argumentos los EUA, Israel, Francia, Inglaterra y las monarquías rastreras del Golfo Pérsico deberían auto bombardearse. El fundamento real detrás de esos argumentos inmorales, esta la peor de las pesadillas para el sistema capitalista mundial: la independencia energética o la autosuficiencia económica de Irán a favor de su desarrollo y de su pueblo.

No pretendemos hacer apología a favor de la energía nuclear, lo podemos dejar para otro debate, pero el imperio sabe que desarrollar la fuente de energía atómica, no sería un buen ejemplo para los países del Sur, por que eso supone no depender de los combustibles fósiles que se están agotando y el imperio sabe perfectamente también que en el futuro quien posea energía nuclear será autosuficiente y no tendrá que depender del “club nuclear” donde pocos países regirán la política energética mundial.

La Republica Islámica de Irán, ofrece hoy un patrón de independencia energética y económica real a futuro. Para cuidar lo que le ha costado con tanto esfuerzo conseguir, Irán debió desarrollar un sistema de defensa que le permitirá enfrentar cualquier agresión del eje del terror en el campo militar, político y estratégico.

Decimos que se le puede voltear la tortilla al eje del terror. Por ejemplo, tras 33 años de revolución islámica, esas supuestas sanciones contra Irán parecen normales para la nación, por su ineficacia, ya que se ha demostrado que cualquier sanción acelera el ritmo de desarrollo del país. Analistas occidentales han dado cuenta de lo inconveniente de sancionar a Irán con un embargo contra las importaciones de petróleo. La compañía de servicios financieros Barclays, plantea como el escenario más probable de estos acontecimientos, la subida del precio del barril de crudo Texas a los 125 dólares y el de Brent a 130. Eso representaría un aumento del 27% y del 20%, respectivamente, de los niveles actuales. Con los precios del petróleo y el nivel de reservas, Irán no es particularmente vulnerable a sanciones, ya que no esperará a que entre en vigencia el embargo el 1 de julio, sino que para no darle tiempo a Europa a que reoriente sus importaciones de manera más ventajosa, el parlamento iraní aprobó la interrupción del suministro de crudo a la Unión Europea y en cuestión de semanas Irán reorientará sus exportaciones de crudo hacia China y Rusia, lo que deja a algunos países del Sur de Europa en situación critica, que están pasando por el invierno mas crudo de su historia.

En el frente interno, la gran mayoría de la población iraní no está al margen de este conflicto, esta muy organizado y consciente de lo que puede suceder. El pueblo ha estado preparándose para una potencial escasez, dice Siamak Namazi, un economista iraní, funcionario de la organización estadounidense NED, “ellos conocen sector por sector que pueden ser susceptibles de ser blanco y tienen planes de contingencia”, afirmo. Esta movilización del pueblo iraní solo puede perjudicar a los EUA que ansia una revuelta “civil” como en Libia o Siria, si recordamos la reciente operación de la OTAN en Libia, su principal característica fue que Estados Unidos se esforzó para que la guerra psicológica y terrestre la hicieran las ratas, apátridas opositores terroristas, el llamado Consejo Nacional de Transición (CNT), o el Consejo Nacional Sirio (CNS) en Siria, pero ¿Quiénes podrían ser en el caso de Irán?, simplemente no existen, gracias a la organización y movilización permanente del pueblo iraní.

En el campo militar, un ataque de semejantes proporciones contra Irán, exasperaría a la región y tendría consecuencias negativas directas para Rusia (vecina de Irán a través del Mar Caspio). La posibilidad de un ataque militar contra Irán por parte del eje del terror, constituiría una declaración de guerra particularmente directa contra Rusia. Moscú y Pekín saben que Irán es la barrera de contención que impide que el eje del terror, en especial USA-UE, consolide el control del Estrecho de Ormuz por donde transita el 40% del petróleo mundial, es decir el contrapeso del área estratégica que concentra más del 70% de las reservas petroleras mundiales. Una Revolución no puede darse el lujo de permanecer desarmada, ante tantas hienas y lobos, por ello, Irán ha incrementado su capacidad militar y ha declarado haber desarrollado un arma similar al sistema de defensa antiaérea ruso, el temible S-400. Solo esperamos que el despliegue militar iraní, no sea un formato táctico de fuerza mediática o producto de la retórica militar nacionalista. Ante un eventual ataque contra Irán, cualquiera sea la estrategia militar del Pentágono, se paralizará en más de un 50% el negocio petrolero a escala mundial, las consecuencias serian impredecibles.

En el campo político, Irán cuenta nada mas y nada menos, que con el apoyo de los países BRICS (Brasil-Rusia-India-China y Sudáfrica), con lo cual hay un evidente despliegue diplomático a escala global, que se reflejo en el consejo de seguridad de la ONU contra la resolución que pretendía la intervención de potencias occidentales en Siria, para luego continuar con Irán. China y Rusia ahora ven la amenaza casi en sus fronteras y están pagando las consecuencias de haber dejado cobardemente sola a Libia. No pretendemos decir que Rusia y China, son socialistas(sus contradicciones con EUA, son luchas entre potencias por la hegemonía del planeta y eso no acredita que más después no desemboquen en imperialismos, al estilo norteamericano, pero para evitar esa desastrosa situación, tenemos que contar y confiar en que los respectivos pueblos de ambas potencias, no están durmiendo y serán ellos quienes tendrán que tomar la iniciativa, para impedir más imperios enemigos de la humanidad y el planeta, y ahí estaremos siempre los pueblos, luchando por la libertad, la soberanía y sus derechos plenos de auto determinación, en paz y solidaridad con toda la humanidad y la naturaleza.

Asimismo, Siria e Irán cuentan con el apoyo del ALBA, el bloque político y antiimperialista de mayor crecimiento que se ha consolidado en el cono Sur y por ultimo, cualquier país que se defienda contra el Imperio más poderoso, tendrá siempre el apoyo firme y decidido de todos nosotros, los pueblos que luchan por su liberación definitiva, ya sea en Paz o bajo cualquier medio legitimo de lucha y resistencia.


José Justiniano Lijerón

Es ex Dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB)

Fuente:kaos en la red