17/1/12

Sayyed Nasralá: "La muerte para nosotros es una norma y Al-lah nos honra con el martirio”

"Queremos decirles que somos los hijos y seguidores del Imam Hussein, del Imam Zayn el Abidin y del Profeta de Al-lah, de su Familia y sus Compañeros. Somos los hijos de (las batallas de) Badr, Jaibar, Hunain, y Karbala, así que la muerte para nosotros es una norma y Al-lah nos honra con el martirio.”


Por Yusuf Fernandez-Al Manar

Miles de personas marcharon sábado desde diversas regiones del Líbano hacia la ciudad de Baalbek para conmemorar el Arbain en una ceremonia organizada por Hezbolá con el nombre de “Procesión del Dolor y el Orgullo".

En un discurso que el secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, pronunció en la víspera de Arbain, el viernes por la noche, él dijo que la ceremonia tendría lugar en Baalbek porque los cautivos de Karbala pasaron a través de esta región cuando fueron llevados desde Karbala al castillo de Yazid en Damasco.

Los cautivos fueron Imam Ali bin Hussein, Sayyeda Zainab y el resto de las esposas e hijos del Imam mártir y sus amigos y familiares.

Al final de la ceremonia, que incluyó la recitación de versos del Corán y expresiones de luto por la tragedia de Ashura, Sayyed Hassan Nasralá pronunció un discurso en el que recordó las principales lecciones extraídas de esta celebración y dio a conocer algunas posturas sobre la situación política local y regional.

Comenzando con las lecciones aprendidas sobre las posturas adoptadas por el Imam Ali Bin Hussein y Sayyeda Zainab cuando fueron llevados al castillo de Yazid, Sayyed Nasralá dijo: “Tomamos una frase del discurso que Ali Bin Hussein pronunció ante Yazid y una frase del discurso de Sayyeda Zainab y las convertimos en nuestro lema y posición.”

“Hoy en día, viendo lo que está sucediendo en el mundo y las amenazas de Estados Unidos, Israel y sus agentes en la región, nos adherimos de nuevo a estas posturas y decimos: “¿Vds. nos amenazan de muerte? Queremos decirles que somos los hijos y seguidores del Imam Hussein, del Imam Zayn el Abidin y del Profeta de Al-lah, de su Familia y sus Compañeros. Somos los hijos de (las batallas de) Badr, Jaibar, Hunain, y Karbala, así que la muerte para nosotros es una norma y Al-lah nos honra con el martirio.”

Sayyed Nasralá agregó: “Os hemos hecho frente con este espíritu desde el año 1982 ... y, siguiendo la postura de Zainab, llenamos los campos y decimos a todos los tiranos del mundo: “Utilicen todo su poder y esfuerzos, y por Dios que nunca podréis borrar nuestra presencia, recuerdo y efectos; y nunca conoceréis nuestros límites ...”

En respuesta a Ban Ki-Moon:

A partir de aquí, el secretario general de Hezbolá reiteró la adhesión al camino de la Resistencia y dijo que ésta, además del Ejército y el Pueblo, es la única garantía de la seguridad, la dignidad y la estabilidad del Líbano.

“Ayer, me sentí feliz cuando me enteré que el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, dijo que estaba preocupado por el poder militar de Hezbolá. Yo le digo que esto nos complace y nos hace felices, porque queremos que Vd., EEUU e Israel estén preocupados. No nos importa lo que opinen. Sólo nos importa que nuestra gente se sienta segura, porque hay una Resistencia en el Líbano que no permitirá ningún secuestro, ocupación o la violación de su dignidad”, dijo en respuesta a unas declaraciones de Ban Ki-Moon, que se dieron a conocer en el Líbano el viernes, en las que él pedía el desarme de Hezbolá.

“Le digo a él y al mundo entero que esta resistencia armada continuará y ampliará su poder, capacidad y preparación, y su certeza en que ha tomado el camino correcto es cada vez mayor. Basándonos en la experiencia del Líbano, Palestina, Iraq y todas las regiones que han sido testigos de la ocupación, nos preguntamos: ¿Cuál fue el resultado de confiar en la Liga Árabe, los regímenes árabes, la Organización de la Conferencia Islámica, las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad, la Unión Europea y demás organizaciones de este tipo?”.

Y continuó: “El resultado es que Palestina está todavía bajo ocupación, más de 10.000 palestinos se encuentra aún en prisión, millones de palestinos son todavía refugiados fuera de sus países y Al Quds está siendo violada a diario y judaizada por los sionistas.”

“Por otro lado, la resistencia en el Líbano, que creía en Dios y apostó por el poder de sus combatientes y el apoyo de su pueblo, logró la liberación al igual que hizo la resistencia en Gaza y en Iraq”.

El caso del Imán Moussa al Sadr y sus Compañeros:

El secretario general de Hezbolá abordó el caso de Imam Musa al Sadr y sus dos compañeros, Sheij Mohammad Yaaqub y Abbas Badreddin, expresando el apoyo de Hezbolá a las medidas adoptadas por el gobierno libanés y la delegación diplomática del Líbano en Libia en este campo. Él expresó además su agradecimiento a los funcionarios libios que manifestaron que cooperarían en este tema.

Diálogo Nacional:

En cuanto al tema del diálogo nacional, Sayyed Nasralá aseguró que Hezbolá está listo para iniciar el diálogo sobre una estrategia de defensa nacional que proteja el Líbano. Sin embargo, rechazó mantener conversaciones sobre el desarme de la resistencia.

Seguridad interna:

En lo referente a la seguridad interna, Su Eminencia subrayó que Hezbolá busca promover la paz y estabilidad social e hizo hincapié en que las diferencias políticas sobre cualquier tema no deben afectar a la seguridad y la paz civil.

“Hago un llamamiento en favor de este compromiso y enfatizo que la preservación de la seguridad y la lucha contra los delitos en todas las regiones es la responsabilidad del gobierno, el Ejército y los órganos de seguridad”, señaló.

El Gobierno del Líbano:

Al mismo tiempo, Sayyed Nasralá dijo que esperaba que el primer ministro y los ministros hicieran sus mayores esfuerzos para que el gobierno tenga éxito.

Además, él pidió al gabinete que fuera más activo y diera prioridad a los asuntos que preocupan más a la población para que pueda obtener su apoyo, y advirtió que hay algunas partes que no quieren que este gobierno alcance ningún logro.

La evolución de Siria:

Sayyed Hassan Nasralá aseguró que el Líbano es el país más afectado por los acontecimientos de Siria, y, en base a ello, dijo: “Debido a nuestra preocupación y amor al Pueblo, el Ejército y el Liderazgo de Siria hacemos un llamamiento a la oposición siria en el interior y el exterior para que responda a las ofertas de diálogo del Presidente (Bashar) al Assad y coopere con él en la aplicación de las reformas que fueron anunciadas anteriormente. Por otra parte, hacemos un llamamiento para restablecer la paz y la estabilidad, lograr el fin de las acciones armadas y alcanzar una solución a los problemas por la vía del diálogo”.

Tras señalar que se han difundido algunas declaraciones recientemente que advierten en contra de la incitación sectaria en la región, Su Eminencia dijo: “Les digo a todos los países que vuestra política y vuestra incitación al sectarismo en los medios de comunicación y sobre el terreno son los que abren el camino a los conflictos sectarios. Si fueráis honestos en vuestras advertencias y si os ocuparáis de mantener a Siria y nuestra región lejos de las guerras civiles y sectarias, tendríais que empezar por cambiar de actitud y hacer esfuerzos árabes conjuntos, en cooperación con la República Islámica del Irán y Turquía, para ayudar a poner fin a la crisis de Siria en lugar de atizar las llamas y tensar la situación”.

Las explosiones de Iraq:

Refiriéndose a los atentados suicidas que sacudieron Iraq recientemente y que causaron la muerte y heridas a varios centenares de personas en medio de los preparativos para conmemorar el Arbain del Imam Hussein (as), Sayyed Nasralá aseguró que todo el mundo debería condenar estos actos y pidió a “los sabios, los líderes, los partidos y los movimientos, especialmente los islámicos, de los diferentes países que denuncien todos estos atentados suicidas contra civiles motivados sólo por las diferencias ideológicas, políticas o religiosas, ya sea en Iraq, Pakistán, Afganistán, Siria, Somalia o Nigeria, y ya vayan dirigidos contra musulmanes o contra cristianos”.

Su Eminencia continuó diciendo: “La única culpa de aquellos que son asesinados en Iraq en la actualidad es que fueron a visitar al nieto del Profeta de Al-lah. La verdad es que los asesinos quieren tomar venganza contra el espíritu de la resistencia iraquí, que derrotó a los ocupantes y les obligó a retirarse.”

“Les digo a estos asesinos, sean quienes sean, que matar es inútil, y que sus acciones no detendrán este camino fiel que busca a Al-lah, ya que ni la matanza de Karbala logró este objetivo, ni lo harán las masacres del Líbano, Palestina, Iraq e Irán”.

El asesinato del científico iraní:

Sayyed Nasralá aseguró que el asesinato de los científicos nucleares en Irán no detendrá el desarrollo científico y tecnológico de la República Islámica.

“Matan a los científicos nucleares, ya que quieren que nosotros, en esta región, seamos cantantes, bailarines y gente sin sentido que pasa sus noches y días sin hacer nada que valga la pena. Sin embargo, si queremos ser científicos, ya sea en química, física o medicina, y si deseamos ser una nación que produce conocimiento, que es el mayor poder, ellos no lo aceptan”, señaló.

Desarrollos Regionales:

En conclusión, Sayyed Nasralá hizo un llamamiento a las autoridades de Bahrein para que respondan a las demandas de la población, comiencen un proceso de reformas y mantengan un diálogo serio con la oposición.

También se refirió a la situación palestina indicando que “día tras día se confirma ante el pueblo palestino que la resistencia en la única opción, y que los enemigos de la nación no quieren que las facciones palestinas y el pueblo palestino se reconcilien y se unan, porque su objetivo es mantenernos divididos”.

“Hermanos y hermanas del Líbano, Palestina, Siria, Iraq y toda la región, nuestro camino hacia la gloria, dignidad, independencia, liberación, poder, prosperidad y seguridad es a través de la unidad, el fin de las incitaciones y los conflictos sectarios, la solución de los problemas internos mediante el diálogo y la adhesión al espíritu de la resistencia”, dijo Sayyed Nasralá.

“La experiencia a lo largo de la historia, incluyendo en esta gran ocasión, nos ha demostrado que con este espíritu que rechaza la humillación, ama el martirio y tiene fe en el futuro y en la próxima victoria podremos alcanzar la unidad, la seguridad, la gloria y la victoria”, concluyó Su Eminencia.