12/1/12

¿Qué opina el Islam en cuanto a la vida en otros planetas?




Este pensamiento que si en las otras galaxias y planetas existen o no seres vivos e inteligentes, es una de las preguntas que la humanidad ha buscado siempre su respuesta, sin aún haber encontrado una respuesta para ésta.
Algunas explicaciones del Generoso Corán indican la existencia de criaturas vivas en los cielos como por ejemplo:


1-Explicado como "من دابة" (seres vivos):

 «Entre Sus señales está la creación de los cielos y la Tierra y los seres vivos que en ambos ha diseminado. Y Él tiene poder para reunirlos cuando quiera».[1]



2-Explicado como "من فی السموات" (quienes están en los cielos) y "ما فی السموات" (cuanto hay en los cielos):


«A Él imploran quienes están en los cielos y la Tierra y Él cada día está ocupado en una nueva actividad».[2]


«Y para Dios se prosterna cuanto animal y ángel hay en los cielos y en la Tierra y no son arrogantes».[3]


«Los siete cielos y la Tierra y quienes en ellos están Le glorifican».[4]



3- Explicado como "مشارق و مغارب" (Orientes y Occidentes):



« Juro por el Señor de los Orientes y los Occidentes que Nosotros tenemos poder».[5]



4- Explicado como "العالمین" (los mundos):[6]



«La alabanza es para Dios, Señor de los mundos».[7]



Entre las aleyas mencionadas sólo la primera aleya[8] y las aleyas en las que aparece “los mundos” indican en forma posible la existencia de seres vivos en otros planetas.[9]


El gran sabio Tabâtabâî (que en paz descanse) en la interpretación de la primera aleya dijo: “Lo aparente de la aleya es que en los cielos existen seres vivos al igual que en la Tierra…”.[10]


El autor de la Exegesis Nemunah escribió: “Esta aleya indica la existencia de diversos seres vivos en los Cielos, aunque aun los sabios no dan una opinión en forma definitiva en este campo, e indirectamente dicen que en otros planetas viven seres, pero el Corán directamente menciona esta realidad que en la amplitud del Cielo también existen numerosos seres vivos.[11]


En una narración del Imâm ‘Alî (a.s.) dice: “Estas estrellas que hay en el Cielo, son ciudades como las ciudades de la Tierra. Una ciudad está relacionada con la otra (una estrella con la otra) a tavés columnas de luz”.[12]


En cuanto a la indicación de esta aleya respecto a la existencia de vida en otros planetas es necesario mencionar algunos puntos:


1. El vocablo "سماء" (cielo) y "سموات" (cielos) en el Corán es utilizado con diversos significados: en dirección ascendente, planetas celestiales, atmósfera de la Tierra y otros.[13]



La indicación de la aleya sobre la existencia de seres vivos en otros planetas es correcta cuando la palabra "سموات" (cielos), en las aleyas que estamos debatiendo, sea bajo el significado de planetas celestiales mientras que es posible que "سموات" (cielos) en estas aleyas sea bajo el significado de niveles de la atmósfera que rodea la Tierra y el propósito de “seres vivos” sean seres microscópicos (como los virus y otros) y grandes (como las aves) que se encuentran dispersos en la atmósfera que nos rodea.



2. Poniendo atención en que la existencia de criaturas vivas en otros planeas aún no se ha comprobado desde la perspectiva científica y se recuerda como una fuerte posibilidad, por ello no se puede atribuir al Corán en forma definitiva la existencia de seres vivos en otros planetas.

En conclusión estas aleyas, en base a una interpretación probable es una forma de confidencia científica del futuro que aún no ha sido comprobado su asunto científico a través de los sabios científicos.


Notas:

[1]– Sagrado Corán 42:29.

[2]– Sagrado Corán 55:29.

[3]– Sagrado Corán 16:49.

[4]– Sagrado Corán 17:44.

[5]– Sagrado Corán (70:40); (37:5); (7:137).

[6]– Este vocablo fue repetido 61 veces en el Corán.

[7]– Sagrado Corán 1:2.

[8]– Sagrado Corán 42:29.

[9]– Para más información recurrir a: Redâîî Isfahânî, Investigación en los milagros científicos del Corán, t.1 pp.195-206.

[10]– Exegesis Al-Mizân, t.18, p.58.

[11]– Exegesis Nemunah, t.20, pp.436-439.

[12]– Safinat Al-Bihâr, t.2, p.574, art. “estrella”.

[13]– Exegesis Nemunah, t.1, pp.165-166.



Fuente: Islam Quest