8/1/12

Israel quiere utilizar el sectarismo en contra del “Irán Shií”

Especialmente preocupado por el auge de los movimientos islamistas en el mundo árabe, Israel cuenta con agitar el miedo contra el “régimen shií de Irán, que quiere controlar la región, y su proyecto nuclear” para que estos movimientos, que le son hostiles, cambien su comportamiento.

Esta recomendación fue hecha por el Consejo de Seguridad Nacional de Israel (CSNI), organismo encargado de realizar evaluaciones para el gobierno israelí, tras unas deliberaciones que han tenido lugar durante varios días.

“Si Israel trabaja con inteligencia y logra cristalizar las reglas del juego de una manera justa, todos los partidos que hasta el momento son hostiles a Israel podrían adoptar posiciones diferentes”, señala su informe.

En el mismo documento, el CSNI recomienda al gobierno israelí que trabaje para que el presidente Barack Obama “renuncie a su ingenuidad” en su comportamiento en relación al ascenso de los Hermanos Musulmanes en la región árabe.

“A diferencia de los estadounidenses, Israel está especialmente preocupado por el incremento de la influencia de los Hermanos Musulmanes en Egipto, sobre todo porque su visión ha sido revelada a través de algunas recientes declaraciones de sus líderes”, señala la publicación Israel Hoy, próxima al primer ministro Benjamin Netanyahu, en un comentario sobre las declaraciones del CSNI.

El CSNI también aconseja al gobierno israelí que inicie un diálogo con los movimientos islamistas en Egipto y en especial con el movimiento de los Hermanos Musulmanes, que “no es sólo una fuerza religiosa islámica sino una copia de la ideología globalista europea”.

Según el diario Maariv, el Ministerio israelí de Asuntos Exteriores ha dado instrucciones al embajador israelí en El Cairo, Jacob Amital, para iniciar esta apertura y tomar las decisiones que estime oportunas a este respecto. Él diario informa que hace menos de un año, el director general del Ministerio rechazó una petición en tal sentido expresada por el ex embajador israelí en Egipto, Itzhak Levanon.

Preguntado por el diario, Levanon recordó que los islamistas se han convertido en un actor político fundamental. “Ellos no eran lo suficientemente fuertes. Existía la posibilidad – no muy grande de todas formas – de que pudieran aceptar un diálogo indirecto con nosotros”, dijo Levanon. Según él, esta situación ha cambiado en la actualidad y ellos pueden negarse a tal diálogo ahora porque ya han llegado al poder y ganado las elecciones legislativas.

Sin embargo, Levanon cree que Israel debería alentar a los estados occidentales a dialogar con los islamistas, porque en su opinión, aquellos se convertirán en “el canal de comunicación e intercambio de mensajes a nuestro favor.”

El informe también aboga por que EEUU y los principales países europeos adopten “un enfoque justo en relación a este movimiento para que puedan influir en el comportamiento de las organizaciones vinculadas al mismo que lleguen al poder”.