12/1/12

Imam Jamenei: «Tenemos señalas de nuevas victorias ante nuestros ojos»

El Líder Supremo se reúne con la gente entusiasta de Qom
El Ayatolá Jamenei, Líder Supremo de la Revolución Islámica, durante el encuentro con miles de personas, entre sabios religiosos, eruditos e investigadores islámicos, seminaristas y gente proveniente de todos los estratos de la ciudad santa de Qom, dijo: «El suceso del 19 de Dei es el origen de la historia de los cambios nuevos en el mundo»



Su Eminencia, señalando el rol de la paciencia y la perspicacia en los éxitos constantes de la República Islámica, explicó que dos factores importantes y que han sido determinantes para el fracaso de las conspiraciones de los enemigos y la continuidad del poder de la nación de Irán, son la resistencia del sistema de la República Islámica manteniendo sus principios y la presencia inteligente de la gente en el escenario de los acontecimientos.



En este encuentro que coincidió con el aniversario del levantamiento de Qom, en el año 19 de Dei de 1356, el Líder Supremo enfatizó que el permanente movimiento de la gente de Qom fue como una chispa en la atmósfera de tiranía de la época del régimen monárquico, y agregó: «Este levantamiento fue el comienzo de los diferentes sucesos y las cadenas (de resistencia) de 40 días a lo largo de todo el país.»



El Ayatolá Jamenei explicó que este suceso del 19 de Dei preparó el terreno para la victoria de la Revolución Islámica, la resistencia del pueblo de Irán y el desmoronamiento del poder de Estados Unidos y el régimen sionista, y reiteró: «Al final, la nación de Irán se transformó en un modelo que propició el ‘despertar islámico’ y todos aquellos grandes acontecimientos que han jugado un papel importante en la región.»



Su Eminencia señaló que la paciencia y la perspicacia son dos factores importantes para la continuidad de los avances y victorias de las naciones, y agregó: «La nación iraní le ha mostrado a otras naciones su gran experiencia en obtener éxitos a través de la perspicacia y la paciencia.»



Asimismo, el Líder Supremo explicó que la perspicacia consiste en no perder el rumbo, el objetivo y no meterse en callejones sin salida, y reiteró: «La paciencia —por su parte— es la firme resistencia de la gente, generación tras generación y el mantenerse en el camino… Y el arte de la Revolución Islámica ha sido que la gente ha preservado estos dos grandes factores por más de 30 años.»



Su Eminencia manifestó que «el fortalecimiento de la perspicacia y la paciencia, así como el darle continuidad a los triunfos y mantener las ‘cadenas de poder’ de la nación de Irán ante el despotismo y la ambición de los frentes de la incredulidad y la arrogancia, precisa de dos factores más: ‘La firme resistencia de la República Islámica aferrándose a los fundamentos sin desviarse de ellos y la presencia inteligente de la gente en el escenario de los acontecimientos.



«Ello es la razón por la cual ninguna de las artimañas y patrañas de los enemigos ha logrado su objetivo», agregó el Líder Supremo de la Revolución Islámica.



El Ayatolá Jamenei señaló que el frente de la arrogancia —bajo el mando de Estados Unidos y los sionistas— están realizando grandes esfuerzos para debilitar estos dos factores, y agregó: «Con todo y estos abundantes esfuerzos de los enemigos, gracias a Dios, estos dos factores aún existen en el pueblo y sin duda seguirán existiendo en el futuro.»



«Si estos dos factores se desacoplan, seguramente, el sistema islámico experimentaría problemas lo que le impediría funcionar adecuadamente, así como si las autoridades y responsables del sistema no tuviesen firmeza y determinación las obras no avanzarían. Pues, si los responsables del sistema llegasen a dudar, esto influiría en sus decisiones con respecto al ejército de los incrédulos y la desviación. Y si se enfrentase esa clase de problemas, ocasionaría que la gente abandonase su participación en el sistema islámico», explicó su Eminencia.



El Líder Supremo se refirió a la intercesión y esfuerzo del frente de la arrogancia por crear divisiones y sembrar la duda en las autoridades y desilusionar al pueblo a través de distintos métodos.



Al respecto, el Ayatolá Jamenei recordó que las autoridades occidentales —repentinamente— dijeron que el objetivo del bloqueo y las presiones sobre Irán es hacer que se la nación se canse, que su gente no apoye más el sistema islámico y que las autoridades de rediseñen sus ideas y operaciones. «Pero ellos se equivocan y no podrán alcanzar sus objetivos, porque estos rostros malvados están totalmente equivocados: Ellos piensan que la condición del sistema es como la del valle de Abu Talib, cuando en realidad la condición de la nación de Irán es como la de Badr y Jeibar», agregó.



Su Eminencia dijo que la nación de Irán ha obtenido esta honorable condición en muchas de las etapas victoriosas de la Revolución Islámica y agregó: «Tenemos señalas de nuevas victorias ante nuestros ojos.»



El Líder Supremo señaló que el frente de la arrogancia trata de intimidar a las autoridades y al pueblo iraní a través de bloqueos económicos, mientras, la nación de Irán —con perspicacia— ha elegido orgullosamente este camino y para seguirlo ha hecho grandes esfuerzos, teniendo que ofrendar hasta la sangre de sus más nobles hijos.



El Ayatolá Jamenei dijo que nadie puede detener el continuo movimiento de la nación de Irán en su camino hacia la cima, y agregó: «El enemigo trata de dividir la decisión y voluntad del pueblo y las autoridades de la República Islámica, pero el poder y la fuerza del sistema islámico hoy de ninguna forma puede compararse con el de 20 o 30 años atrás.»



«Por otro lado, el poder del frente de la arrogancia con relación al pasado ha cambiado, tornándose débil e incapaz, y este va decreciendo cada día más», enfatizó su Eminencia.



El Líder Supremo señaló que la voluntad de las autoridades para adherirse al camino divino (la religión y la felicidad en esta y la otra vida) es enérgica y que la gente se volverá aún más fuerte y resistente.



Por otra parte, el Ayatolá Jamenei afirmó que la presencia del pueblo iraní en las próximas elecciones parlamentarias de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), invalidará a los enemigos.