8/1/12

Despliegue de miles de soldados americanos en Israel

Este y otros informes sugieren que Israel y EE.UU. están en pie de guerra.

Estamos en una encrucijada muy peligrosa de nuestra historia. Los EE.UU. e Israel están desplegando tropas y equipos militares en el contexto de un ejercicio de defensa aérea importante. También están involucrados en los principales juegos navales de guerra en el Golfo Pérsico. Mientras tanto, pilotos reservistas de la Fuerza Aérea de los EE.UU. han sido enviados al Medio Oriente.

¿Está Washington buscando un incidente como pretexto para la guerra, un acto de provocación que vaya a desatar una guerra regional en el Medio Oriente y Asia Central? Hacemos un llamado a las personas en los EE.UU., Israel y en todo el mundo a oponerse con fuerza en contra de esta agenda militar, que en un sentido real amenaza el futuro de la humanidad.

Sin mucha atención por parte de los medios, miles de soldados estadounidenses están siendo desplegados en Israel, y los funcionarios iraníes creen que esta es la advertencia más reciente y más flagrante de que los EE.UU. pronto atacarán a Teherán.


Las tensiones entre ambas naciones ha sido altas en los últimos meses y sólo han empeorado en las últimas semanas desde que a principios de diciembre Irán secuestró y recuperó un avión teledirigido estadounidense. Muchos han especulado que el tira y afloja entre los dos países pronto aumentará hasta llevar a Irán y los EE.UU. a una guerra total, y ese evento podría ocurrir más pronto de lo que se piensa.

En el marco del Desafío Austero 12, ejercicios militares programados para un tiempo no revelado durante las próximas semanas, losejércitos de Israel y EEUU van a llevar a cabo las maniobras militares con misiles más grande de la historia conjunta de los dos países. Tras la instalación de tropas estadounidenses cerca del Estrecho de Ormuz cerca del vecino Irán y el refuerzo de naciones vecinas con armas de EE.UU., las autoridades de Teherán están considerando que esto no es una prueba, sino el comienzo de algo mucho más grande.

En la prueba, el sistema de misiles, Teatro de Defensa Aérea de Gran Altitud de Estados Unidos, o THAAD, estará operativo junto con su sitema Aegis a bordo de los buques y el sistema propio del ejército de Israel, con sus misiles Patriot, Arrow y Iron Drones.

Fuentes militares israelíes dicen que las pruebas estaban previstas desde antes de los episodios recientes de los EE.UU. e Irán. Preocuopante es, sin embargo, cómo el ejercicio hará necesario el despliegue de miles de soldados estadounidenses en Israel.

El Jerusalem Post cita al comandante teniente general de EEUU, Frank Gorenc, diciendo que las pruebas no son sólo un "ejercicio", sino también un "despliegue" que supondrá que "varios miles de soldados estadounidenses" se dirijan a Israel. Además, los nuevos puestos de comando serán establecidos por las fuerzas estadounidenses en Israel y que el propio ejército de Israel comenzará a trabajar desde una base en Alemania.

En septiembre de 2008, el Comando Europeo de EE.UU. estableció un sistema de radar en Israel.

Con los Estados Unidos anteriormente equipando a Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos con armas para destruir cualquier posibilidad de un programa de armas nucleares de Irán desde cerca, los EE.UU. ahora han sumado fuerzas a la lista con Israel y Alemania en lo que Teherán teme son un disfraz para probar el funcionamiento de los sistemas. RT informó la semana pasada que los EE.UU. están equipando a Arabia Saudita, con casi $ 30 mil millones en aviones de guerra F-15, un acuerdo que se produce poco después de que Washington elaborara ​​un contrato con Dubai para dar a los Emiratos Árabes Unidos avanzados bombas revienta bunkers que podrían diezmar las operaciones nucleares subterráneas del vecino Irán.

Desde que la misión de vigilancia de EE.UU. sobre Irán, dejó a la inteligencia en el extranjero con un avión teledirigido estadounidense capturado, las tensiones solo han aumentado entre las dos naciones. Después de que Irán amenazó con cerrar el Estrecho de Ormuz, una ruta crucial para el comercio de petróleo del mundo, los EE.UU. han enviado a 15.000 marines a la zona.