17/1/12

Cómo aterrizó el drone espía estadounidense en Irán


El Gobierno iraní informó este lunes que sus técnicos están por terminar la decodificación de los datos informáticos de la aeronave estadounidense no tripulada, «derribada» el 4 de diciembre por las Fuerzas Armadas del país persa cuando sobrevolaba la ciudad de Kashmar (noroeste).



De acuerdo con las agencias de noticias, el legislador Parviz Sorouri, miembro de la Comisión parlamentaria de Seguridad Nacional y Relaciones Exteriores, señaló que los resultados obtenidos de las investigaciones serán utilizados para demandar judicialmente a Estados Unidos por la invasión del espacio aéreo.

La semana pasada la televisión iraní difundió imágenes de video del drone (avión no tripulado) estadounidense de reconocimiento avanzado.

La unidad electrónica de combate del Ejército iraní derribó la aeronave US RQ-170 que volaba sobre la ciudad iraní de Kashmar, a unos 225 kilómetros de la frontera con Afganistán.

El mencionado drone también es conocido como la bestia de Kandahar y el diseño es similar al bombardero B-2 de la Fuerza Aérea estadounidense.

Trascendió que el avión había cruzado el espacio aéreo iraní a través de Afganistán. Mientras que elementos de la Guardia Revolucionaria especificaron que las FFAA iraníes derribaron el avión de vigilancia mediante una emboscada electrónica.

En tanto, el pasado martes, dos cargos estadounidenses en condición de anonimato, confirmaron que la aeronave formaba parte de una misión de reconocimiento de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Por otro lado, Teherán ha reiterado que no devolverá el avión derribado y por el contrario seguirá sus estudios.

"Ninguna nación acepta la presencia en su territorio de aviones no tripulados de otros países, y nadie devuelve los equipos de espionaje ni la información que contienen a su lugar de origen", indicó el general de brigada de la Guardia Revolucionaria, Hossein Salami.

"Vamos a investigar y analizar el avión de espionaje no tripulado estadounidense para ver en qué puede mejorar nuestro ’know how’ técnico", sostuvo.

El general acusó también a Occidente de violar el espacio aéreo iraní, “pero con las medidas necesarias, Estados Unidos puede compensar este paso agresivo”, agregó sin dar detalles.

“El avión no pertenecía al Ministerio estadounidense de Defensa, sino a los servicios secretos”, aseguró Salami.

El Gobierno de Irán también presentó una queja ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por la entrada en su espacio aéreo de un avión no tripulado de origen estadounidense. Teherán también ha denunciado que la acción supone un ejemplo de las "operaciones provocadoras y encubiertas" de Occidente.

El embajador iraní ante Naciones Unidas, Mohamad Jazaee, envió una carta explicativa al presidente de turno del Consejo de Seguridad, Vitali Churkin, con copia al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.

“Mi Gobierno, por la presente, llama a la condena de estos actos de agresión y pide medidas claras y efectivas para poner fin a estos actos peligrosos e ilegales", expresó Jazae en el texto.




Fuente: voltairenet