10/1/12

Assad: Algunos Estados Árabes Actúan contra Siria, No contra Israel

 Al Manar


El presidente sirio, Bashar al Assad, ha acusado a algunas partes de la región y otras internacionales de intentar desestabilizar el país, después de haber fracasado en derrocar al régimen por medios políticos.

En un discurso de una hora cuarenta y cinco minutos que fue transmitido por la televisión estatal, el líder sirio criticó a los estados árabes que conspiran contra su país y siguen los dictados de una agenda externa. “Lo asombroso es que algunos responsables árabes nos apoyan desde lo más profundo de su corazón, pero se oponen a nosotros políticamente”, señaló.

Él criticó a los gobiernos árabes que han logrado en unas pocas semanas aprobar leyes y medidas contra Siria, pero que nunca han sido capaces de hacer lo mismo contra Israel. Assad dijo que estos países no apoyaron a Damasco en el pasado.

En lo que respecta a las reformas, Assad se burló de algunos estados que exigen reformas en Siria, mientras que ellos no saben nada acerca de la democracia. Él que “su objetivo fue durante muchos años Siria en lugar de Israel. Conocíamos sus objetivos, pero hemos querido mostrar esta realidad a los que todavía tenían dudas sobre esto.”

Sin embargo, él dijo que en los sirios seguían “comprometidos con nuestra identidad árabe a pesar de los intentos de echarnos de la Liga Árabe”, y afirmó que “nuestra puerta sigue abierta para los esfuerzos árabes comunes siempre y cuando respeten nuestra soberanía”.

El jefe del Estado sirio criticó a algunos medios de comunicación internacionales, que intentan “sin descanso empujar a Siria a un colapso”. “Ellos han fracasado, pero no se han rendido”, advirtió.

Por otra parte, Assad dijo que el complot en contra de Siria se detendría tan pronto como Damasco anunciara concesiones gratuitas y se separara de la resistencia y la causa palestina. En este punto, él dijo: “Nuestra dignidad es más fuerte que todos sus ejércitos.”

Golpear al terrorismo con mano de hierro


Por otro lado, Assad aseguró que no se dio orden a ninguna autoridad para abrir fuego contra los manifestantes, señalando que “según la ley, nadie puede abrir fuego, salvo en defensa propia”.

“Yo gobierno por la voluntad del pueblo y si cedo el poder también será por la voluntad del pueblo”, agregó Assad.
Para él, el restablecimiento de la seguridad en el país es la máxima prioridad y dijo que el terrorismo será golpeado con mano de hierro.

“No debemos tolerar a los que aterrorizan a la gente, o aquellos que son cómplices de partes extranjeras”, dijo.

“La batalla contra el terrorismo es una lucha de todos, todo el mundo debe participar. Sin embargo, un Estado fuerte es también un estado que sabe perdonar”, agregó en el cuarto discurso televisado desde que comenzó la crisis.

Expresando su confianza, el presidente sirio se ha comprometido a salir victorioso de esta guerra sin precedentes, ya que el pueblo sirio ha demostrado una fuerte resistencia. “La conciencia popular basada en los hechos y no en la publicidad, la exageración o las simplificaciones, ha desempeñado un papel principal a la hora de dejar en evidencia el complot urdido contra Siria y debilitarlo como preludio a acabar con él definitivamente”, dijo Assad.

A favor del diálogo con una oposición nacional

También anunció la celebración de un referéndum sobre una nueva constitución “en la primera semana de marzo,” después “de que la comisión sobre la nueva Constitución haya terminado su trabajo.”

Aunque saludó la participación de diversas fuerzas políticas en el diálogo interno, Assad afirmó estar dispuesto a hablar sólo con una oposición nacional y no con una oposición que se refugia en las embajadas extranjeras y conspira en contra de Siria.

Y él prometió iniciar este diálogo tan pronto como las diferentes fuerzas involucradas afirmen estar dispuestas a hacerlo.