7/12/11

Sayyed Nasrala en Ashura: "Tenemos un poder que el enemigo no conoce"

Por Yusuf Fernandez-Al Manar

Decenas de miles de amantes del Imam Hussein se unieron a la marcha organizada por Hezbolá en el suburbio del sur de Beirut para llorar al Imam Hussein, renovar sus votos y promesas de permanecer en su camino, y expresar su apoyo a la Resistencia Islámica y la renuncia al Gran Satán, es decir EEUU y la entidad ocupante israelí.

Después de la marcha, la multitud se dirigió al Estadio Al Raya, donde el secretario general de Hezbollah, Sayyed Hassan Nasralá, tenía previsto pronunciar un discurso después de la conmemoración.

Sin embargo, a diferencia de siempre, y mientras se esperaba que él pronunciara su discurso a través de una videoconferencia, por las razones de seguridad habituales, Sayyed Nasralá sorprendió a la multitud al aparecer entre ellos saludándolos.

Sayyed Nasralá no ha aparecido en público desde el acuerdo de intercambio que tuvo lugar en julio de 2008, cuando Samir Qintar y otros cuatro combatientes de la Resistencia fueron liberados de las cárceles israelíes.

Su Eminencia saludó a los peregrinos y se subió al escenario donde pronunció una breve declaración diciendo: “Yo quería unirme a ustedes unos minutos, aunque me encanta estar con ustedes siempre ... Yo quería unirse a vosotros el día 10 de Muharram para dejar que el mundo escuche nuestra firme postura y nuestro voto al Imam Hussein, que se opuso ese día a 30.000 personas, lo que confirmó lo que su padre Imam Ali bin Abi Taleb (AS) solía decir: “Por Al-lah , si yo me enfrento a ellos mientras son un gran número y yo estoy solo, esi no me importaría ni me ahuyentaría.” Cuando a Hussein se le presentaron dos opciones: o bien ... o la humillación, y “que lejos y que imposible es que seamos humillados”.


Para siempre, y no importa cuántos desafíos y peligros existan, les decimos a todos aquellos que apuesten por asustarnos o amenazarnos que somos los amigos de Abi Abdullah al Hussein (AS) que dijo: “Que imposible es que seamos humillados”.

“Mis hermanos y hermanas, el día 10 de Muharram, renovamos nuestra promesa a Hussein (AS) y le dijimos que al igual que sus amigos le dijeron en la víspera del 10 de Muharram: “¿Cómo podemos permanecer después de que tú... qué desagradable sería la vida después de ti, Hussein. Por Al-lah. Si fuera muerto, luego quemado y mis restos fueran dispersados en el aire, y luego volviera a la vida, entonces lucharía, moriría, sería quemado y mis restos serían dispersados en el aire otra vez, y así hasta 1000 veces, aun así no te abandonaría ¡Oh Hussein!”.

Sayyed Nasralá concluyó su palabra en el escenario para reaparecer por videoconferencia tras unos minutos y pronunciar todo el discurso:

En nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso.

Alabado sea Alá, Señor del Universo, y que la Paz sea sobre nuestro maestro y profeta Mohammad Bin Abdullah, su familia virtuosa, y buenos amigos, y sobre todos los profetas y mensajeros.

La Paz sea contigo mi Maestro Imam Hussein, el nieto del Profeta de Al-lah, y sobre todas las almas, que fueron martirizados junto contigo ...

En primer lugar, doy las gracias a todos por su lealtad, compromiso, dedicación y paciencia ... y le pido a Dios que acepte todos vuestros esfuerzos.


Me uno a ustedes en el día 10 de Muharram, el día el martirio de Abu Abdullah Al-Hussein, su familia, amigos, para consolar al Profeta y su familia (PBUT), nuestros Imames, el Imam Mahdi, el nieto del Imam Hussein (que Al-lah acelere su aparición) y su adjunto el Líder Ali Jamenei, así como todos nuestros sabios y todos los musulmanes que siguen al profeta.

Conmemoramos este día para renovar nuestro camino, compromiso, fe, promesa, firmeza, insistencia y fuerte deseo de continuar en este camino que fue el adoptado por todos los profetas, mensajeros, guardianes y los buenos musulmanes.

Millones fueron martirizados siguiendo este ejemplo, y Kerbala es un punto importante en este buen camino histórico que será recordado hasta el día del Juicio Final.

Hermanos y hermanas. Se abordarán algunas cuestiones políticas en este día y tenemos que advertir y recordar que la verdadera amenaza a esta nación, a todos sus países, personas y gobiernos, es el proyecto estadounidense e israelí. Se trata de la Administración estadounidense, no importa quién sea su presidente, y el enemigo que ocupa Palestina violando los lugares santos, agrediendo al pueblo palestino y al pueblo de esta nación. Los mayores ladrones de la riqueza de nuestra nación son EEUU e Israel.

Nuestros pueblos deben ser conscientes de esta verdad, y no debe dejarse engañar por este fraude estadounidense. Los norteamericanos trataron a lo largo de este año de presentarse a sí mismos como los defensores de los derechos humanos y la democracia en el mundo árabe, esos hipócritas y mentirosos, pero todos conocemos y somos conscientes de su historial de apoyo a las dictaduras, como es el caso de las que se han venido abajo y que fueron apoyadas por el gobierno de EEUU en el campo político, mediático, de Inteligencia, militar y en cada nivel.


Cuando el pueblo se rebeló y EEUU vio que sus seguidores estaban siendo derribados uno tras otro, los abandonó. ¿Saben ustedes, mis hermanos y hermanas, que éstas son las formas que Satanás utiliza, según viene mencionado en el Sagrado Corán? Satanás hará esto en el Día del Juicio, cuando sus seguidores lleguen un punto muerto. Él les abandonará y actuará como si él no tuviera nada que ver con ellos. Las formas satánicas de la Administración estadounidense pueden verse en que abandona a sus seguidores, aliados y títeres cuando se dan los primeros signos de conflicto y busca su propio beneficio y la forma de reducir sus pérdidas. Nuestra gente en el mundo árabe y musulmán debe saber que la Administración de EEUU es el enemigo y la amenaza. ¿Acaso no escuchamos al presidente (Barack) Obama, cuando se dirigía al lobby pro-israelí y a las organizaciones judías de EEUU, decir que “la ayuda que mi gobierno ha dado a la seguridad de Israel no se ha sido dada por ninguna otra administración anterior”, y esto es cierto.

Aún más, en el período de Obama, la CIA se transformó en un informante que trabaja en el Líbano para el Mossad y los aparatos de seguridad de Israel, y les dio información sobre los muyahidines que buscan encontrar lugares de almacenamiento para sus armas, y sobre la ubicación y las casas de los funcionarios.

¡Oh pueblos y fuerzas políticas! No os dejéis engañar por la Administración estadounidense, ya que es la que ocupa Palestina, viola vuestro Al-Quds, amenazando su Mezquita Sagrada, y es la responsable, incluso antes de que el enemigo, de mantener a miles de palestinos en las cárceles, y de desplazarles, torturarles y asediarles en Gaza y Cisjordania. Esto es EEUU, por lo que debemos recordar el 10 de Muharram, para no equivocarnos de enemigo y no equivocarnos con el amigo. Sólo que con una visión ciega podemos equivocarnos de amigo y enemigo.


El enemigo es la administración estadounidense y su “instrumento” y no “aliado” en la región, Israel, al que utiliza como punta de lanza para humillar y oprimir a los árabes y los musulmanes, y para imponer su voluntad a los árabes y los musulmanes en a fin de garantizar un mercado para sus armas y robar su petróleo, y hay que mantener eso en mente.

En segundo lugar, también en este contexto debemos ser todos conscientes de que, tras el fracaso del proyecto anterior de la Administración estadounidense sobre “el nuevo Oriente Medio", que fue derrotado por la resistencia en el Líbano, Palestina e Iraq, y por la conciencia de la gente de esta región y los países de la resistencia, a la cabeza de los cuales se encuentran Irán y Siria, EEUU e Israel vieron, en el contexto de las revoluciones y levantamientos del pueblo árabe, una oportunidad para relanzar su proyecto sobre el nuevo Oriente Medio, pero esta vez mediante otra táctica, la de los conflictos internos y incitación sectaria, porque es la única opción que les queda a EEUU e Israel para ejercer un control sobre la región.

En este contexto, hemos asegurado y volvemos a hacerlo que hay que evitar cualquier discurso sectario o incitador, porque sirve a Israel y EEUU. Tenemos que respetar las creencias sagradas de los demás, y aquí hago hincapié en la fatua del Imam Jamenei, que nos obliga a respetar la santidad y todos los símbolos de las demás escuelas.

En tercer lugar, en este contexto, yo hablo de Al Quds (Jerusalén), que es la causa central y el centro del conflicto en esta región, y advierto en este día de la judaización que tiene lugar allí. Cada día, se están tomando medidas para judaizar todo Al Quds.

Ayer, se demolieron viviendas en el Este de Al Quds, y todos los días ellos toman las decisiones para construir miles de viviendas en los asentamientos, y ahora hay partes de la Mezquita Al Aqsa que están en peligro debido a la destrucción que tiene lugar allí. Lo que tememos y deberíamos temer es que es que mientras que los árabes están ocupados con sus problemas internos, Israel aproveche esta oportunidad y aseste a Al Quds un golpe decisivo. Aunque ésta sería la mayor estupidez que hiciera Israel desde el establecimiento de la entidad, los pueblos deben ser conscientes de las amenazas en contra de sus lugares santos.

Palestina siempre debe seguir siendo la primera causa central por mucho que la situación empeore y los conflictos se incrementen. Esto es lo que creemos y por lo que trabajamos.

En cuanto a las opciones de los pueblos árabes, apostamos por la consciencia de estos pueblos.


Hoy en Túnez, el pueblo triunfó sobre su tirano, llevó a cabo unas elecciones, y es de esperar que las fuerzas políticas respondan a las expectativas del honorable y querido pueblo tunecino.

El pueblo de Libia triunfó sobre su tirano, y las fuerzas políticas allí son también son responsables de cumplir las expectativas de esta población, que sacrificó miles de mártires.

En Yemen, el desafío es permanente, y hay partes que están tratando de dividir el país y restaurar el ambiente sectario con el fin de acabar con la revolución y sus aspiraciones.

En Bahrein, la gente sigue adelante con su movimiento pacífico, a pesar de toda la opresión, el engaño y la hipocresía e insiste en la consecución de sus objetivos nacionales y legítimos.

En Egipto, los grandes cambios han sacudido a Israel. Barack no ha ocultado su preocupación por los mismos. Todos tenemos esperanza en Egipto, ya que cualquier transformación real en Egipto por el bien de la nación y Palestina, va a cambiar la situación estratégica de Israel en la región, limitaría sus opciones y le pondría frente a una situación crítica que amenazaría su existencia. Este es el mayor desafío para las fuerzas políticas egipcias que han ganado en las elecciones y formarán el nuevo gobierno.

Nuestra esperanza es que los pueblos árabes no ser engañados o embaucados por toda la hipocresía estadounidense, y cuando superen sus problemas internos, vuelvan a su posición normal y se ocupen de esta causa central.

Los estadounidenses han fracasado y continúan fracasando.

Y desde aquí voy a hablar de Irak, luego Siria y después el Líbano.

En Iraq, hoy y en los próximos días, se supone que será completada la retirada estadounidense. Hay una verdadera derrota estadounidense en Iraq, ya que los norteamericanos no fueron a ese país para luego salir. Su objetivo era el permanecer en Iraq, controlar esta nación y establecer bases militares durante décadas, pero la valiente resistencia y firmeza del pueblo iraquí y el alto costo de la ocupación obligó a EEUU a escoger otra opción, que fue la de retirarse.


También me gustaría señalar que las operaciones de la resistencia iraquí no recibieron ninguna cobertura de los medios de comunicación árabes e internacionales, y que muchas de las facciones de la resistencia solían enviar videos o DVDs sobre sus operaciones a los canales de televisión por satélite árabes e internacionales, pero estos últimos los ignoraban. Una gran parte de las operaciones de la resistencia iraquí se ocultaron con el fin de favorecer al Ejército norteamericano y la moral de la Administración estadounidense, y esto revela la naturaleza de estos canales por satélites que controlan los medios de comunicación en el mundo árabe e islámico.

De todos modos, lo que sucedió y está sucediendo en Irak es una derrota real que las fuerzas de la resistencia, y el pueblo iraquí deben celebrar. Incluso si hay algunos interrogantes sobre la conclusión de este tema, en general, ha sido una gran victoria histórica del pueblo iraquí y la resistencia, y esto debe ser revelado y presentado a todos los habitantes de la región.

Cuando Israel fue derrotado en el Líbano y en Gaza, esto significa que se puede vencer a Israel, y cuando EEUU es derrotado en Iraq, esto significa que no es imbatible. Al igual que fue derrotado en Iraq, EEUU puede ser vencido en cualquier otro país, pero los norteamericanos quieren ocultar esta derrota.

En este contexto, lo que está sucediendo en nuestra región, los acontecimientos en Siria, las amenazas a Irán y la historia sobre el embajador saudí en Washington buscan distraer a la gente de la región para no conozcan que los norteamericanos, que se presentaron como una única superpotencia en el mundo, fueron derrotado por los jóvenes y los muyahidines de Iraq.

Por desgracia, yo digo que los estadounidenses han tenido éxito en eso. Si uno ve los canales por satélite árabes e internacionales no encontrará ninguna noticia sobre la retirada de Iraq, no aparece ninguna imagen de los tanques o la retirada del Ejército. ¿Cómo retiró EEUU 150.000 soldados de Irak sin que nadie lo sepa?

Todos los satélites hablan hoy en día de Siria, primero, y luego de Egipto, luego de Libia, a continuación de Túnez, Yemen etc ... y, a veces, encontramos una noticia muy pequeña sobre la retirada de Iraq. Esto no es un accidente, es intencionado.

Por lo tanto, la responsabilidad de las fuerzas de resistencia en el mundo árabe e islámico hoy en día, especialmente en Iraq, así como del pueblo iraquí y los medios de comunicación iraquíes y árabes, es la de revelar esta verdad.


El día 10 de Muharram, le pedimos a Dios que bendiga un acontecimiento histórico en el que la sangre triunfó sobre la espada. El pueblo iraquí, que luchó con un fusil, un RPG y un Katyusha fue capaz de derrotar al ejército más poderoso del mundo. Si el ejército israelí es el ejército más poderoso de la región, el ejército norteamericano es el ejército más fuerte del mundo, sin embargo, fue derrotado en pocos años. Fue vencido por la sangre, la yihad, la resistencia, la insistencia y la firmeza.

Hoy lo importante es que seamos conscientes de la fase que viene después de la retirada estadounidense de Iraq así como el proyecto sectario que está forjando para la región.

Aquí, llegamos a la parte de Siria. Nuestra postura ha sido clara desde el principio. Apoyamos las reformas en Siria y a un régimen que resistió y respaldó a los movimientos de resistencia en la región. Decimos sí en lo que se refiere a luchar contra todas las causas de la corrupción, y sí a todas las reformas que fueron aprobadas por la dirigencia siria y que demanda el pueblo, pero hay algunos que no quieren reformas, ni seguridad, ni estabilidad, ni paz civil ni diálogo en Siria y que buscan más bien destruir el país.

Ellos quieren compensar su derrota en Iraq, a sabiendas de que Siria tuvo un papel en este hecho, y su posible pérdida estratégica al hundirse el régimen de Egipto mediante un cambio en la situación en Siria.

El así llamado Consejo Nacional de Siria que se formó en Estambul, y que algunos países occidentales consideran legítimo, tiene un líder que es Burhan Galiun. Hace dos días, Galiun dijo que “si cambiamos el régimen en Siria vamos a cortar nuestros lazos con Irán y con los movimientos de resistencia en el Líbano y Palestina”, es decir, Hezbolá y Hamas. Todo esto son ganancias para EEUU e Israel.

Y cuando se le preguntó sobre los Altos del Golán, dijo que referiría este tema a la comunidad internacional. Después de 30 años de esfuerzos fallidos por parte la ONU, éstos salen hoy diciendo que quieren poner fin a relación de Siria con los movimientos de resistencia y “regresar a la comunidad internacional”.

Lo que es peor es que uno de los líderes que está vinculado a una organización islámica de Siria, dijo que “cuando cambiemos la situación en Siria, cruzaremos las fronteras en el Líbano y castigaremos a Hezbolá”. Todo esto es ganancia para EEUU e Israel, porque Hezbolá es su enemigo y el que derrotó a Israel.


Digo esto a los sirios y los libaneses que están malinterpretando la situación en Siria. Los últimos dos días nos han mostrado que hemos estado interpretando correctamente la situación y que el objetivo principal son los movimientos de resistencia en la región. Lo que se exige a Siria no es la reforma, sino más bien una traición y un régimen de sumisión a EEUU e Israel.

Nosotros hacemos un llamamiento a la paz, la estabilidad y el diálogo en Siria, y condenamos todas las sanciones que fueron impuestas a Siria y todo tipo de incitación sectaria.

Y, por supuesto, quisiera recordar a todos aquellos que nos amenazan con la utilización de armas, que sus barcos fueron destruidos en las costas de Beirut.

Sobre el Líbano, que se halla en medio de los acontecimientos regionales, siempre insistimos en que no nos ocupamos de la situación en ese país de forma independiente a lo que sucede a la región. Esto es básico, y no resulta adecuado para cualquier persona el analizar la situación del Líbano, separándola del estado de la región, ya que está profundamente entrelazada con este último.

Hacemos hincapié en la paz civil, rechazando cualquier tipo de incitación, y continuamos siendo pacientes a pesar de todas las acusaciones y culpas que se echan encima de Hezbolá, que está siendo constantemente atacado, porque eso es sólo una indicación de su temor hacia nuestra organización.

Hay algunas partes que están tratando de provocar la incitación en el Líbano, pero nos negamos a eso, y tenemos que enfrentarnos a esto siendo conscientes, sabios y pacientes ....

Hacemos un llamamiento a la activación del trabajo del gobierno libanés y subrayamos la importancia de responder a las legítimas demandas del Movimiento Patriótico Libre.

Hacemos hincapié en que se reabra el caso de los falsos testigos, que debe ser abordado para que se cumpla la justicia, porque los responsables del mismo no han acusado sólo falsamente a unas pocas personas, sino que también han perjudicado la situación interna del Líbano, así como las relaciones entre Líbano y Siria, y causado la muerte de decenas de sirios inocentes.


Lo más importante es la constante amenaza de Israel al Líbano, a través de los agentes israelíes y de la CIA en el Líbano, los dispositivos de espionaje que se están descubriendo poco a poco por la Resistencia y el Ejército, y la violaciones y asaltos contra Líbano.

En este contexto, hacemos hincapié en el eje tripartito de poder en el Líbano, que es el Ejército-Pueblo-Resistencia.

Por otra parte, en el 10 de Muharram, me gustaría enviar un claro mensaje nuevo a todos los que conspiran y apuestan. Esta resistencia en el Líbano, con sus armas, formación, muyahidines, mente, cultura y su presencia permanecerá y no se verán afectada por las conspiraciones, complicidades y ataques de los medios de comunicación así como las guerras psicológicas, políticas y de inteligencia.

Vamos a continuar adheridos a la resistencia y a las armas de la Resistencia y os digo hoy que día a día nuestro número va en aumento, el entrenamiento está mejorando, y nuestra confianza en el futuro y el armamento se incrementan también.

En el tema de las armas, hay una falacia real. Algunos dicen que las armas de la resistencia están detrás de los disturbios y la inestabilidad en el Líbano, pero esto es un fraude, ya que las armas utilizadas en los conflictos internos son los Kalashnikov, M-16 y otros fusiles de asalto... y ellos están en manos de todos los libaneses. Los misiles y armas pesadas no se utilizan en este tipo de incidentes. El hecho de que todos los partidos, familias, tribus e individuos posean este tipo de armas ligeras es un problema de seguridad en el Líbano y no las armas de Resistencia.

Cualquier persona que quiera seguridad en el Líbano debe hacer esfuerzos para resolver este problema. Aquellos que quieren eliminar los misiles y armas defensivas, quieren en realidad hacer un favor a Israel, al otorgar al enemigo lo que éste no logró en 33 días y con la ayuda de todo el mundo. Ellos quieren lograr ahora esto a través del diálogo, las negociaciones políticas o las campañas en los medios de comunicación, pero os digo que esto no sucederá.

En el 10 de Muharram, el día de una elección decisiva e histórica, me gustaría decirle al mundo que en el Líbano han tomado la iniciativa por primera vez desde 1980. No esperamos por la comunidad internacional, la Liga Árabe, la Organización Conferencia Islámica ni a nadie en este mundo.

Con nuestra firme voluntad, deseo, juventud, mujeres, hombres, y modesto potencial resistimos, luchamos, fuimos martirizados y devolvimos a nuestra tierra a los cautivos y la dignidad. Con nuestra resistencia vamos a preservar nuestra tierra, la dignidad y el honor y los defenderemos contra cualquiera en el mundo.


Los peligros, las amenazas y los cambios no nos impedirán llevar a cabo este deber y esta responsabilidad. Nosotros pertenecemos al Imam, que estaba solo en este día contra 30.000 hombres. Cada uno de nosotros no está ahora solo frente a tal número. Somos decenas de miles de combatientes armados y entrenados, que están listos para el martirio, y los seguidores de Abi Abdullah Al-Hussein (AS).

Somos un poder que el enemigo no conoce todavía y nunca lo conocerá. Vamos a sorprender a todos los enemigos con una presencia fuerte y creativa en todos los campos.

Por lo tanto, digo en el día 10 de Muharram que el tiempo del compromiso en relación a nuestra dignidad, nuestra presencia, nuestro orgullo, nuestro país, nuestra tierra y nuestros lugares santos se ha terminado.

Por lo tanto, concluyo renovando nuestra lealtad al Imam Husein (AS) al que decimos: “¡Oh, Maestro e Imam! Al igual que tú te sacrificaste por tus grandes metas y preferiste ser asesinado junto a tu familia y amigos por el bien, vamos a preservar este camino y vamos también a triunfar gracias a tu sangre, tu mente y tu cultura.”

Nuestro lealtad y lealtad siempre será para el 10 de Muharram. Después de que todo el mundo fuera martirizado, el Imam Hussein se quedó solo, pero firme y fuerte, y habló no al Ejército contrario sino a toda la gente digiéndoles una pregunta que va a pasar a la Historia: “¿Hay alguien que me apoye?”

La respuesta vendrá siempre de nuestra sangre, lágrimas, alma, postura, mente, yihad y resistencia: “Aquí estoy a tu servicio ¡Oh Imam Hussein!”.

Fuente: Al Manar