10/12/11

LAS CAUSAS DEL AMOR A DIOS


1- La misericordia de Dios

Sagrado Corán:

Pero Al.lah os ha hecho amar la fe, engalanándola a vuestros corazones. En cambio, os ha hecho aborrecer la incredulidad, el vicio y la desobediencia. Ésos son los bien dirigidos.


Hadîz: 

Del Imâm ‘Alî (P) –respecto a la virtud del Islam: Por consiguiente este Islam es la religión de Dios que La escogió para Sí mismo y La hizo preparar ante sus ojos y aclaró como la mejor de Su creación y fortaleció sobre Su amistad los pilares de ésta.

También de él (P): Cada vez que Dios considera noble a uno de sus siervos, lo hace que se ocupe en Su amistad.
También de él (P): Dios, Bendito y Exaltado sea, para sus amigos es como una bebida que cuando la beben se embriagan, y cuando se embriagan, regocijan, y cuando regocijan se endulzan, y cuando endulzan se funden, y cuando se funden se purifican, y cuando se purifican, buscan, y cuando buscan, encuentran, y cuando encuentran, alcanzan, y cuando alcanzan se unen, y cuando se unen, no hay diferencia entre ellos y su Amado.

Del Imâm Zaînul ‘Abidîn (P) –en su súplica a Dios, Todopoderoso y Majestuoso: Creó a Su creación con Su Poder y sin experiencia y Le dio forma según Su deseo. Entonces Los llevó en el camino que Él deseó y Los estimuló en el camino de Su amistad.
2- Conocer a Dios
Del Mensajero de Dios (BP) –en la súplica Yâûshan Kabîr dice: ¡Oh aquél, último deseo de los deseosos! ¡Oh aquél, anhelo más elevado de los conocedores de Dios! ¡Oh aquél, supremo que buscan los buscadores!

Del Imâm ‘Alî (P) –en la descripción de los ángeles: Entonces Dios, Glorificado sea, para dar lugar en Sus cielos y poblar parte de un lugar más supremo de Su Reino, creó a una nueva creación de los ángeles… el gusto de ocuparse en rezar, los ha hecho olvidar todo lo demás, su fe virginal los Ha unido al conocimiento de Su Creador, la seguridad en Él los Ha hecho romper con los otros y enamorarse de Él, y sus deseos de aquello que Él posee, no sobrepasan por aquello que poseen los demás. Ellos han probado la dulzura del conocimiento de Dios y han bebido de la copa colmada de Su amabilidad.
También de él (P): El deseo (de Dios) es el amigo íntimo de los que poseen conocimiento (en Él).

También de él (P): El deseo (de Dios) es la costumbre de los que tienen certeza (en Dios).
También de él (P) –en una de sus súplicas: ¡Oh, última esperanza de los conocedores! ¡Oh, Ayudante de los solicitadores! Y ¡Oh, el más Querido en los corazones de los veraces!
También de él (P): Los ojos en vela por el recuerdo de Dios, son el amigo íntimo de los conocedores (de Dios) y la dulzura de los cercanos (a Dios).

Nûf Al Bikalî –vi a ‘Alî (P), el Comandante de los Creyentes, que volteó su rostro y comenzó a caminar aprisa. Le pregunté: “¡Mi Protector! ¿A donde vas?” Respondió: “¡Oh, Nûf! Déjame, que mis deseos me llevan a mi Amado”. Interrogué: “¿Cuáles son tus deseos?” Dijo: “Aquél que es Mi deseo, Lo sabe. Y yo no necesito explicar estos a otros. Para el siervo es suficiente que por respeto, no asocie nadie a Dios cuando se encuentre en la opulencia o en la necesidad”.

Manifesté: “¡Oh, Comandante de los Creyentes! Yo temo por mi vida de la codicia y avaricia que siento hacia lo mundano.” Me indicó: “¿Por qué no pides ayuda al Casto de los temerosos y al Refugio de los conocedores (de Dios)?”. Pedí: “Dirígeme a Él”. Dijo: “Dios, el Altísimo y Grandioso, que con Su Bondad favorable Te hace llegar a tu deseo y tú también, exclusivamente te diriges a Él. No prestes importancia a los problemas que vengan a tu corazón. Pues si se Demoró en cumplir alguno de tus deseos, yo soy el aval de ese Manantial (o sea, de Dios). Corta con todo y vincula con Dios, Glorificado sea, que Él mismo dice:

“Juro por Mi Poder y Mi Majestuosidad, aquél que guarde esperanzas en alguien fuera de Mí, Lo haré desesperanzado entre la gente, Lo humillaré y Lo alejaré de Mi cercanía, Lo privaré de Mi encuentro y Haré que no llegue a obtener lo que anhela, y ya que piensa en alguien fuera de Mí, Haré que no se beneficie y lo Haré desconocido. ¡Oh, pobre de él! ¿Acaso en las necesidades pide ayuda a otro fuera de Mí, mientras que en Mis manos está la solución a las dificultades? (En busca de ayuda) espera a otro mientras que Yo soy aquél que vive perpetuamente y golpea las puertas de mis siervos, en tanto que están cerradas, y Mi puerta, que se encuentra abierta, ¿no la golpea? ¿Quién por sus muchos pecados se esperanzó en Mí y Yo lo desilusioné?

He establecido todos los deseos de Mis siervos a Mi lado, Yo guardé todos sus deseos en Mí, llené Mis cielos de aquellos que no se cansan en Adorarme y Ordené a los ángeles que las puertas que se encuentran entre Mi y mis siervos no las cierren. ¿Acaso aquél que se vio ofuscado por algún problema, ignora que nadie tiene la fuerza para resolverlo salvo con Mi permiso? Pues entonces ¿por qué mi siervo Me da la espalda, mientras que le he Dado hasta de aquello que no Me solicitó y a pesar de esto solicita a alguien fuera de Mí? ¿Acaso creen que Yo, que Otorgo a Mi siervo aquello que aún no Me ha solicitado, cuando Me solicite algo se lo negaré? ¿Acaso Soy avaro, o Mi siervo me considera avaro? ¿Acaso el mundo y la otra vida no son Míos? ¿Acaso la nobleza y generosidad no son de Mis cualidades? ¿Acaso el favor y la clemencia no están en Mis manos? ¿Acaso al final los deseos no llegan a Mí? Pues entonces, ¿quién quiere detenerlos? ¿Y los esperanzados, fuera de Mí, en quién pueden tener esperanzas? Juro por Mi Poderío y Mi Majestuosidad, que si Juntase todos los deseos de los habitantes de los cielos y la tierra y entonces Les otorgara lo que desean a cada uno de ellos, no disminuiría Mi hacienda hasta menos de un átomo. ¿Cómo es posible que Mi siervo, al cual yo le He otorgado, se vea necesitado? ¡Oh, pobre de aquél que se encuentre desilusionado de Mi Clemencia! ¡Oh, pobre de aquél que Me desobedece sin preocuparse de Mí, y va hacia lo que He prohibido y aún tiene coraje para hacerlo!”


Entonces el Imâm me dijo: “¡Oh, Nûf! Suplica así: ¡Dios mío! Si Te he alabado, fue por Tu favor. Si Te he glorificado, fue porque Tú lo quisiste. Si Te he santificado, fue con Tu fuerza. Si dije ‘no hay divinidad más que Dios’ con mi lengua, fue con Tu ánimo. Si miré, fue a Tu Clemencia. Y si guardé algo fuertemente en mis manos, fue Tu Favor. ¡Dios mío! Aquél que no Te recuerde enamorado y el viaje no lo acerque a Ti, su vida será la muerta y su muerte una pena. ¡Dios mío! La mirada de los que Te ven con aquello que guardan en sus corazones, llegó a su límite y los oídos de los que Te escuchan, percibieron los secretos de los corazones. Pues sus miradas vieron lo que quisieron y Tú corriste entre ellos las cortinas de la negligencia. Luego ellos habitaron bajo los rayos de Tu luz y respiraron con Tu perfume, sus corazones se volvieron sembradíos de tu Esplendor, sus vistas Tu Poder, y sus almas se acercaron a Tu castidad. Después con la dignidad del compañero y humildad en sus palabras se hicieron Tus compañeros y Tú los aprobaste, aprobación de los hermanos, y Pusiste atención a sus palabras, atención de los amigos, y Los amaste, amor de los amantes, y les revelaste Tus secretos, secretos de los amigos verdaderos. Entonces hazme llegar al lugar que ellos llegaron, y cambia la atención que pongo en mí, hacia Ti. No Coloques puerta alguna entre Tu estima al Reino de Tu poder y yo, a menos que la Mantengas abierta. No Coloques entre nosotros la cortina de la negligencia y si la pones, Ábrela hasta que Des lugar a mi alma en la luminosidad de Tu Trono y Des a ésta grado igual al que ocupa la luz, que Tú eres Omnipotente.

¡Dios mío, que vacío está el camino, en el cual mi compañero no sea la esperanza a Ti! ¡Que largo es el viaje, en el cual no haya deseo de Tu guía en éste! Aquél que agarró una cuerda fuera de Ti, perdió. Aquél que se refugió en otro fuera de Ti, su protector se debilitó. Pues ¡oh, aquél que Da esperanza a los esperanzados y Quita el miedo y tristeza de ellos! No Me impidas que realice buenas obras y Ayúdame como Ayudas a aquél que no tiene otra alternativa. ¿Por qué son afectados Tus esperanzados con el desprecio de la pobreza, mientras que las pérdidas de los pecadores, no Te perjudican?

¡Dios mío! Cada dulzura tiene un fin, pero la dulzura de la fe por su unión a Ti, aumenta. ¡Dios mío! Mi corazón ha abierto la esperanza hacia Ti, pues Déjalo probar la dulzura de la esperanza al Otorgarle lo que desea, que Tú eres Omnipotente.

¡Dios mío! Te ruego, ruego de alguien que sabe que Tú eres conocedor de la verdad de cualquier benevolencia, que adquirirla es merecedora del creyente y me refugio en Ti, de cualquier maldad y sedición que a los amigos de Tu creación Los haz refugiado, que Tú eres Omnipotente.

¡Dios mío! Te ruego; ruego de un indigente que en su esperanza se encuentra errante y no encuentra refugio ni medio para llegar a Ti. Y no encuentra camino alguno fuera de Ti, de los pilares y de las diferentes jerarquías incansables, que Tú posees. Pues, por el nombre que revelaste a Tus escogidos especiales, y por medio de ese nombre, aceptaron Tu Unicidad y Te conocieron y Te adoraron por Tu verdad, Te pido que me permitas Conocerte, para que por el fundamento de la verdadera fe, confiese Tu enseñanza. ¡Dios mío! No Me coloques entre aquellos que adoran el nombre sin saber su significado y Mírame de reojo con Tus ojos para que por este medio Ilumines mi corazón con el conocimiento especial de Ti y Tus escogidos, que Tú eres Omnipotente”.

Del Imâm Al Hasan (P): Aquél que conozca a Dios, lo amará.

Del Imâm Zaînul ‘Abidîn (P) –en una de sus confidencias: ¡Oh, Aquél con quien intiman los conocedores (de Dios) por medio de la prolongación de sus confidencias y Vistió a los temerosos con Su vestido de la amistad!

Del Imâm As Sâdiq (P): Si la gente se enterase de las virtudes de Dios, Todopoderoso y Majestuoso, no anhelaría los favores ni las alegrías de este mundo que Dios otorgó a los enemigos y (aún más) aminoraría el mundo de aquellos que con sus pies caminan, aprovecharían y disfrutarían del favor de Dios; disfrute de alguien que se encuentra siempre en los jardines del Paraíso, entre los amigos de Dios. En verdad, el conocimiento en Dios, Todopoderoso y Majestuoso, es intimidad frente a cualquier desamparo, amistad frente a cualquier soledad, luz frente a cualquier oscuridad, fuerza frente a cualquier debilidad y salud frente a cualquier enfermedad.

En el Misbâhul Sharîah: El cuerpo del conocedor (de Dios) está con la creación, su moral y corazón están siempre con Dios Altísimo. Si su corazón en un abrir y cerrar de ojos se descuida de Dios, Exaltado sea, éste morirá por el amor (que le hace falta) de Dios. El conocedor es el de confianza de los depósitos de Dios, Bendito y Exaltado sea, el cofre de Sus secretos, el depósito de Su luz, guía de Su Misericordia hacia la creación, transportador de Su Ciencia, y la Balanza de Su Favor y Justicia. No necesita nada de la creación ni del anhelo ni del mundo, y no tiene otro amigo fuera de Dios; sus palabras, sus señales y sus inhalaciones, son únicamente para Dios, de Dios, por Dios y en compañía de Dios. Pues él camina en los jardines del Reino de los cielos y se beneficia con el Favor de Sus virtudes. El conocimiento es una raíz y sus ramas la fe.

3- Recordar a Dios
Del Mensajero de Dios (BP): Aquél que recuerde mucho a Dios, Dios lo amará.

También de él (BP): Aquél que recuerde mucho a Dios, Todopoderoso y Majestuoso, Dios lo querrá, y aquél que recuerde mucho a Dios, para él serán escritas dos cartas de exclusión, una (que asegura) que está excluido del Infierno y otra que está excluido de ser de los hipócritas.

También de él (BP): Dios, Todopoderoso y Majestuoso, me Dice: “¡Oh, Muhammad! Si Mi creación observara lo maravilloso de aquello que He creado, no adoraría a otro fuera de Mí y si sus corazones probasen la dulzura de Recordarme, verían necesario estar siempre en Mi Corte y si observasen la delicadeza de Mi benevolencia, no se ocupan de nada ni de nadie fuera de Mí”.

También de él (BP) –Dios, Todopoderoso y Majestuoso, Dice: “Cuando la ocupación de Mi siervo sea únicamente para Mí, Haré que encuentre sus deseos y deleite en Mi recuerdo. Pues cuando Hice que encuentre sus deseos, su deleite en Mi recuerdo, se enamora de Mí y Yo, de él. Y cuando él se enamora de Mí y Yo, de él, Quito la cortina que se interpone entre Nosotros y este estado continuará para siempre en él, hasta que la gente Me olvide y él no Me olvide. Las palabras de éstos, son las palabras de los Profetas. Ellos son los verdaderos héroes”.

En el Al Mawâ‘izhul ‘Adadîah, –Dios reveló al Profeta David(P): ¡Oh, David! Aquél que Me conoció, Me recuerda y aquél que Me recuerda, intenta Dirigirme y aquél que intenta Dirigirme, comienza a Buscarme y aquél que comienza a Buscarme, Me encuentra y aquél que Me encuentra, Me detiene y aquél que Me detiene, no escogerá a otro.
 
Del Imâm ‘Alî (P): El recuerdo (e invocación de Dios) es la llave para intimar.

También de él (P): El recuero de Dios, da fuerza a las almas y tertulio para el Amado.

Del Imâm Zaînul ‘Abidîn (P) –en una de sus súplicas: ¡Dios mío! Bendice a Muhammad y a su familia y en caso de descuido, Llama mi atención, en los días que me Has concedido plazo, Tómame en la obediencia de Tú camino, y Ábreme un camino fácil hacia Tú Benevolencia para que por medio de éste Completes para mí lo bueno de este mundo y la otra vida.



4- La piedad


 Del Imâm Bâqir (P) –dijo a Yâbir: ¡Oh, Yâbir! Sé sabedor que los piadosos son en quienes menos inviertes y quienes te ayudan en demasía. Recuerdas (a Dios) y ellos te ayudan, y en caso de que Lo olvides, ellos te Lo recuerdan. Siempre pronuncian lo dictado por Dios, Todopoderoso y Majestuoso, y se obligan a ejecutar lo dictado por Él; cortaron su amistad con otros, por el amor hacia Dios y se alejaron de lo mundano, por obedecer a Su dirigente y con sus corazones, miraron a Dios Todopoderoso y a Su amistad, y comprendieron que Él por el elevado grado que posee, Es merecedor de Ser mirado.

5-El firme propósito
Del Profeta Moisés (P): “¡Dios mío! ¿Dónde éstas para dirigirme hacia Ti?” Dios le Contestó: “Cada vez que quieras ir hacia Mí, en verdad llegaste a Mí”.
Del Imâm As Sâdiq (P) –en su súplica cuando fue a ver a Mansûr, Califa ‘Abbasí: ¡Dios mío!… Yo sé que las mejores provisiones que el viajero puede llevar en Tu camino es una fuerte determinación y humildad para obtener ayuda y en este momento, con fuerte determinación y con modesta humildad hacia Ti, mi corazón Te revela sus secretos.

Del Imâm As Sâdiq (P) –en sus súplicas de la madrugada: ¡Dios mío! Yo sé que las mejores provisiones que el viajero puede llevar en Tu camino, son una fuerte determinación, una atención pura y una conciencia virginal.

Del Imâm Al Kâzhim (P) –en una de sus súplicas cuando lo llevaban hacia la ciudad de Bagdad: Yo sé que las mejores provisiones en el camino que me llevará hacia Ti es una fuerte determinación que con ésta Te escoja y ahora, mi corazón con fuerte determinación Te revela sus secretos.

6- Las imploraciones

Del Mensajero de Dios (BP): ¡Dios mío! Te pido alegría por lo que me Haz destinado, bendición en la muerte después de la vida, gozo de la vida después de la muerte, delicia de Mirarte a la cara, placer de Visitarte y de Verte sin ninguna dificultad perjudicial o sedición impropia.

También de él (BP): ¡Dios mío! Haz que Tu amistad sea lo más querido ante mí. Haz que el temor hacia Ti sea lo más temeroso para mí y con el deseo ilimitado de verte, Corta para mí las necesidades del mundo y cada vez que Otorgaste a los seres humanos algo del mundo que los alegró, a mí Alégrame con devoción hacia Ti.

También de él (BP) –en tus súplicas di esta frase: ¡Dios mío! Destina para mí el gusto de ver Tu rostro y el deseo de Visitarte.

También de él (BP) –el Profeta David (P) decía en sus súplicas: ¡Dios mío! Te pido Tu amistad y la amistad de aquél que Te ama y el comportamiento que me lleva hacia Tu amistad. ¡Dios mío! Haz que Tu amistad sea más querida para mí que yo mismo, mi familia y el agua fría.

También de él (BP) –en sus súplicas: ¡Dios mío! Haznos ocuparnos de Tú orden, tener fe en Tú promesa, desilusionarnos de la gente, intimar Contigo, sentir temor de todo con excepción a Ti, estar satisfechos con lo que Nos destinaste, tener paciencia en Tus pruebas, agradecer Tú Favor, recordarte con gozo, sentir alegría con Tu Libro (Corán), ser confidentes Contigo durante el día y la noche, alistarnos para la muerte y deseemos Verte.

De Fátima (P) –en sus súplicas: ¡Dios mío! Te pido me Permitas mirar Tu rostro y (me hagas sentir) el deseo ilimitado por Verte.

Del Imâm Zaînul ‘Abidîn (P) –en sus súplicas: ¡Dios mío! Bendice a Muhammad y a su familia, Prepara mi corazón para Tu amistad y Hazlo ocuparse en Tu recuerdo.

También de él (P) –en sus súplicas: ¡Dios mío! Me arrepiento por todo aquello que se opone a Tú Deseo y todo aquello que está lejos de Tú Amistad; de aquello que siente mi corazón, que miran mis ojos y que dice mi lengua.

También de él (P) –en su confidencia: ¡Dios mío! Hazme de aquéllos que trataron de visitarte y Tu visita la tomaron en serio, y no se detuvieron y continuaron el camino hacia Ti, y no se desviaron y para llegar, confiaron en Ti, hasta que llegaron. Pues saciaste sus corazones con Tu Amistad y a sus almas las habituaste a Tú Conocimiento.

También de él (P) –en sus súplicas: ¡Dios mío! Bendice a Muhammad y a su familia y Cuídanos por detrás, por delante, por la diestra y siniestra y por todos lados. Cuidado que nos aleje del pecado, que nos guíe al obedecimiento hacia Ti y que nos haga amistar Contigo.

También de él (P) –en sus súplicas: ¡Dios mío! …Ciega los ojos de nuestros corazones hacia aquello que se opone a Tu amistad.

También de él (P) –en sus súplicas del día de ‘Arafah: No me Otorgues demasiada amistad, la cual no pueda soportar y con esa carga, no Hagas pesada mi carga, que me haga demorar.

También de él (P) –en sus súplicas: ¡Dios mío! …Evita que me contagie de indisposición en mis oraciones hacia Ti, ceguera en Tu camino y desviación en el camino de Tu amistad.

También de él (P) –en sus súplicas: ¡Dios mío! Haz que sea de aquellos que los jardines de sus corazones están adornados con árboles del deseo ilimitado hacia Ti y el ardor de Tu amistad, hizo inestables sus corazones. Pues ellos se abrieron lugar en los nidos de la reflexión y caminan agraciados, por los jardines de la estima y la contemplación espiritual y beben de las fuentes de la generosidad con copas de delicadeza y entran de los manantiales de éxtasis puro.

También de él (P) –en sus súplicas: ¡Dios mío! Bendice a Muhammad y a su familia y Haz que sea su compañero y asistente, y Favoréceme con deseo ilimitado hacia Ti y con gracia para realizar aquello que Te gusta y Te alegra, que Tú eres Omnipotente sobre todas las cosas y esto es sencillo para Ti.

Del Imâm As Sâdiq (P) –en sus súplicas cuando se aproximaba el mes de Ramidân: Bendice a Muhammad y a su familia y Haz que mi corazón únicamente piense en Ti y envía Tu amistad a éste, para que Te visite cuando brote sangre de mis venas yugulares.

También de él (P): ¡Dios mío! Colma mi corazón de amor hacia Ti, temor a Ti, confirmación y fe en Ti y deseo ilimitado de Ti, ¡Oh, Dueño de la majestuosidad y nobleza!

También de él (P) –después la atestiguación y cuando terminan los dos ciclos del rezo obligatorio, de la circunvalación, decid: ¡Dios mío! Ten piedad de mí, por el obedecimiento a Ti y el obedecimiento a Tu mensajero. ¡Dios mío! Evita que traspase Tus límites y Haz que sea de aquellos que Te aman a Ti, a Tú mensajero, a Tus ángeles y a Tus devotos siervos.



Extraído de "LA AMISTAD EN EL SAGRADO CORÁN Y LA TRADICIÓN", por MUHAMMAD MUHAMMADÎ RAY SHAHRÎ .Traducido del persa al español por: Martha Golzar y Rahmatul.lah Golzar
Supervisión del original árabe por: Muhammad Mua‘llimi Zadeh
Islam en Mar del Plata no menciona las fuentes de cada hadiz que sí se mencionan en el original.