10/11/11

¿Hezbollah tiene capacidad para derribar drones israelíes?

La reciente desaparición misteriosa de un presunto avión no tripulado de reconocimiento israelí (drone) de la pantalla del radar del batallón francés de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL) -en el sur de Líbano- ha llevado a suponer que Hezbollah ha encontrado una forma de interferencia electrónica y desactivación de dichos aviones no tripulados.
La información ha estado circulando desde hace un año, donde se especulaba con que Hezbollah estaba explorando -y puede haber descubierto- un medio de interferir la conexión de datos entre un avión no tripulado y su base de control en tierra o interferir con el sistema de guía de aviones no tripulados con el fin de estrellarlos.


En la tarde del 29 de octubre, el Batallón francés de la FPNUL detectó un objeto aéreo en el área de Bint Jbeil, la firma del objeto en el radar indicó que se trataba de un avión de reconocimiento, uno de los muchos que sobrevuelan el espacio aéreo libanés sobre una base semanal; los franceses siguieron el avión no tripulado hasta llegar a la zona de Wadi Hujeir -un sistema de bosques al este de los pueblos de Ghandourieh y Froun- cuando de repente desapareció de la pantalla.


FPNUL alertó al ejército libanés y se realizó una búsqueda en la zona de Wadi Hujeir pero no encontraron nada. No hay información no confirmada de que un avión haya sido visto en el valle; también hay informaciones no confirmadas de que otro avión israelí no tripulado fue enviado a Wadi Hujeir poco después, posiblemente para buscar el avión desaparecido. No ha habido ninguna mención en los medios de comunicación israelíes de un avión no tripulado perdido en Líbano.


Funcionarios de los ejércitos libanés e israelí se reunieron el 31 de octubre para una reunión "constructiva" sobre las violaciones de la Línea Azul y los incidentes, en especial luego del derribo del un avión no tripulado israelí en el sur de Líbano. Los delegados de las dos fuerzas mantuvieron conversaciones en una posición de las Naciones Unidas -en Ras al-Naqura- en presencia de oficiales superiores de la FPNUL; el Mayor General Alberto Asarta Cuevas –jefe de la FPNUL- señaló tras la reunión que ambas partes habían asumido un compromiso para mantener la calma en la zona de operaciones.




Respecto de la caída del aparato, cabe la posibilidad que el avión simplemente se haya dañado y se estrellado en Wadi Hujeir, aunque eso no explicaría la ausencia de restos; por otro lado, no se conocen incidentes anteriores de aviones no tripulados y que por mal funcionamiento terminasen en suelo libanés, aunque algunos han sido derribados en el pasado. También no está claro en qué puntos la FPNUL y el ejército libanés llevaron adelante su búsqueda.




Aviones no tripulados constituyen el 70 % de todos los vuelos israelíes en el espacio aéreo libanés y al contrario que los aviones, son difíciles de detectar debido a su tamaño y la altura a la que generalmente operan. Sin embargo, la FPNUL y el ejército libanés no han tenido ninguna dificultad en el seguimiento de los aviones no tripulados por radar y, a veces hasta han identificado el modelo.




En agosto de 2010, Sayyed Hassan Nasrallah -Secretario General de Hezbollah- reveló que a mediados de los ´90 que la resistencia había encontrado la manera de interceptar y descargar el canal de video de aviones no tripulados israelíes. El video capturado le permitió a los técnicos de Hezbollah ver en pantallas de televisión lo que los aviones no tripulados había estado filmando, de acuerdo con Nasrallah, fue esa técnica de recolección de Inteligencia lo que permitió a Hezbollah montar una emboscada contra un equipo de comandos navales israelíes al lado del pueblo de Ansariyah en septiembre de 1997, matando a 12 de ellos. Israel comenzó a cifrar sus datos de vídeo aviones no tripulados tras la debacle Ansariyah después de sospechar que Hezbollah podría haber encontrado una manera de interceptarla.




La guerra electrónica y la revolución de las comunicaciones de Hezbollah despegaron a partir de 2000 cuando se comenzó a construir una infraestructura militar de búnkeres, túneles y plataformas de cohetes de combustible en el sur de Líbano junto a la conexión de una red de fibra óptica para sus comunicaciones. No sólo Hezbollah tienen acceso a la tecnología disponible en el mercado, sino que también se beneficia de las capacidades militares iraníes en la guerra electrónica.




Por otra parte, Hezbollah no es el único en la exploración de la interceptación aviones no tripulados. En diciembre de 2009, se reveló que Kata'eb Hezbollah -un grupo apoyado por Irán en Irak que mantiene lazos con Hezbollah- había hackeado un video en vivo del Predator de EE.UU. que operaba aviones no tripulados en el espacio aéreo iraquí. Los soldados de EE.UU. habían descubierto equipos y grabaciones de datos de video descargado desde aviones no tripulados en las manos del personal Kata'eb Hezbollah.




Desde el incidente del 29 de octubre la FPNUL ha sido un hervidero de especulaciones sobre la posibilidad de que Hezbollah haya traído hasta el zumbido electrónico. No sería la primera vez que la FPNUL se ha topado con pistas de radar curiosas. Por un período, a principios de 2010, las estaciones de radares de la FPNUL recogieron misteriosos lanzamiento de cohetes desde la zona fronteriza; el radar ubicado en el sitio de lanzamiento, siguió la trayectoria del cohete y marcó el lugar de impacto dentro de Israel.




Sin embargo, no había pruebas de lanzamientos de cohetes más allá de lo señalado por los radares. Al principio, la FPNUL se preguntó si Hezbollah había encontrado una manera de engañar a los radares con señales falsas de lanzamientos para ocultar a los lanzamientos reales de cohetes.




También llegó a afirmar que no hay dudas acerca de que las capacidades de guerra electrónica por parte de Hezbollah han avanzado, dentro del máximo secreto, durante la última década; sin embargo, no hay una confirmación a los informes sobre que Hezbollah ha adquirido la capacidad de destruir aviones no tripulados.




Israel ha estado utilizando aviones no tripulados para misiones de reconocimiento sobre el sur de Líbano desde la invasión de 1982. En la guerra de 2006, Israel desplegó lanzamiento de drones con misiles-teledirigidos por primera vez, muchos de los cuales fueron los responsables de selección de vehículos civiles que huían del sur del Líbano y atacaron a dos ambulancias estacionadas en Qana durante un traslado de personas heridas.



Publicado por Fernando Bazán