29/11/11

El terrorismo de Occidente. Por Kamel Gomez

Quizás, la dolorosa transición sea sobrevivir al fin de la hegemonía Occidental, y mandar al basurero de la historia sus armas, su economía, y su barbarie que hacen llamar civilización.     


Llegaron los gringos a costas sirias. El libreto de Libia se quiere repetir. Una oposición armada en el extranjero,  un llamado a una zona de exclusión y la Liga Árabe, que no estuvo en el 2003 con Iraq, ni tampoco en el 2006 con Líbano,  ni mucho menos en el 2009 con Palestina, sale con los tapones de punta haciendo una "declaración de guerra diplomática", con el apoyo de Turquía y sus nuevos misiles, la misma que a veces "jetonea" contra Israel.

Siria es un bastión de la resistencia. Nasrallah en reportaje al canal Al Manar lo dejo en claro. Bashar Al Asad no es Qadafi. Su vinculación y nexo necesario con Irán, Hamas y Hezbollah es fundamental en el mapa estratégico de la región. Rusia, con su única base en Tartus, también está presente en los mares de Siria. Que les quede claro:  no van a permitir una agresión occidental. China colabora con Rusia, sabe bien que Siria es Irán, y que Irán, es China y Rusia.


Egipto emerge de vuelta. Luego de las elecciones en Túnez, el ejército intentó reprimir al mejor estilo norteamericano con sus "indignados", pero la plaza "Tahrir" (liberación en idioma árabe) elevó su temperatura y  el ejército, que cuenta con el apoyo de sectores laicos pro-occidentales, tiembla. Que los egipcios rechacen la tutela de los militares implica, por supuesto, perdida de poder para el ejército.Pero también está en juego el acuerdo de paz con la entidad sionista. La calle árabe recuerda bien cuales son sus principales enemigos.

Mientras los europeos, fundadores de la democracia, padecen golpes de estados financieros, en Egipto se sigue luchando por una democracia verdadera. No hay que asustarse con los partidos "islamistas", ese no es el problema. La cuestión de fondo en Egipto es, si la potencia árabe más importante rompe -como su pueblo lo quiere- su imperdonable acuerdo de paz con el senil Israel.

Irán vuelve a la escena. Otra vez el legítimo desarrollo nuclear es la excusa para apuntar todo el arsenal de EE.UU. e Israel. Es llamativo que cuando se analiza este tema en muchos medios de comunicación, se menciona "la tercera guerra mundial". Raro, por varias razones. En primer lugar, las dos primeras guerras fueron guerras entre imperialismos.Además, aquí los "nazis" sionistas y la "libertad" de los mercados financieros están del mismo lado. Se trata de una agresión colonial, imperialista, terrorista, contra pueblos que resisten.  

Sabemos que estamos en una época delicada. El mundo con Occidente (EE.UU., Europa e Israel) a la derecha de Hitler, América Latina haciendo Unasur, junto con un  mundo árabe-islámico que renace, China y Rusia con la misma política. África entre guerras civiles y hambruna. La pregunta es:¿el mundo multipolar se conformará con una dolorosa transición? ¿O son las armas terroristas de Occidente las que intentaran mantener el actual orden mundial? Quizás, la dolorosa transición sea sobrevivir al fin de la hegemonía Occidental, y mandar al basurero de la historia sus armas, su economía, y su barbarie que hacen llamar civilización.