12/10/09

Súplica de protección “Muÿarrab” (de comprobada eficacia)



Relata Anas, el compañero del Enviado de Dios (BP) que dijo el Profeta (BP): “Quien realizara esta súplica cada mañana y tarde, Dios Altísimo, designa para él cuatro ángeles que lo protegerán por su derecha y su izquierda, por delante y por detrás. Y está bajo el cuidado permanente de Dios, Majestuoso e Imponente, de modo que si algún ser, de entre los Ÿîn y los hombres intentara hacerle daño no podrían hacerlo”.

La súplica es la siguiente:


بِسْمِ اللَّهِ الرَّحْمنِ الرَّحيمِ ،
bismil•lâhi-r rahmâni-r rahîmi,
En el Nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso

بِسْمِ اللَّهِ خَيْرِ الاَْسْماءِ ،
bismil•lâhi jairi-l asmâ’i,
En el Nombre de Allah, el mejor de los nombres,

بِسْمِ اللَّهِ رَبِّ الاَْرْضِ وَ السَّمآءِ ،
bismil•lâhi rabbi-l ardi wa-s samâ’i,
En el Nombre de Allah, el Señor de la Tierra y el cielo

بِسْمِ اللَّهِ الَّذي لايَضُرُّ مَعَ اسْمِهِ سَمُّ وَلا دآءٌ ،
bismil•lâhil ladhî lâ iadurru ma‘a-smihi sammuw wa lâ dâ’un,
En el Nombre de Allah, mediante cuya invocación no daña ni el veneno ni la enfermedad

بِسْمِ اللَّهِ اَصْبَحْتُ وَ عَلَى اللَّهِ تَوَكَّلْتُ ،
bismil•lâhi asbahtu wa ‘alâl•lâhi tawakkaltu,
En el Nombre de Allah amanecí, y me encomendé a El.

بِسْمِ اللَّهِ عَلى قَلْبي وَ نَفْسي ،
bismil•lâhi ‘alâ qalbî wa nafsî,
El Nombre de Allah sea sobre mi corazón y mi alma,

بِسْمِ اللَّهِ عَلى ديني وَ عَقْلي ،
bismil•lâhi ‘alâ dînî wa ‘aqlî,
El Nombre de Allah sea sobre mi religión y mi intelecto.

بِسْمِ اللَّهِ عَلى اَهْلي وَ مالي ،
bismil•lâhi ‘alâ ahlî wa mâlî,
El Nombre de Allah sea sobre mi familia y mis bienes.

بِسْمِ اللَّهِ عَلى ما اَعْطاني رَبّي ،
bismil•lâhi ‘alâ mâ a‘tânî rabbî,
El Nombre de Allah sea sobre todo lo que me ha otorgado mi Señor.

بِسْمِ اللَّهِ الَّذي لايَضُرُّ مَعَ اسْمِهِ شَيْءٌ في الاَْرْضِ وَ لا في السَّماءِ ،
bismil•lâhi-l ladhî lâ iadurru ma‘a-smihi shai’un fî-l ardi wa lâ fî-s samâ’i,
En el Nombre de Allah, mediante cuyo nombre no hay nada que perjudique ni en la tierra ni en el cielo.

وَ هُوَ السَّميعُ الْعَليمُ ،
wa hua-s-samî‘u-l ‘alîmu,
Y El es el Omnioyente, el Sapientísimo.

اَللَّهُ اَللَّهُ رَبّي ، لا اُشْرِكُ بِهِ شَيْئاً ،
al•lâhu al•lâhu rabbî, lâ ushriku bihi shai’ân,
Allah, Allah es mi Señor, no le asocio nada.

اَللَّهُ اَكْبَرُ اَللَّهُ اَكْبَرُ ،
al•lâhu akbarul•lâhu akbaru,
Dios es el Más Grande, Dios es el más Grande,

وَ اَعَزُّ وَ اَجَلُّ مِمّا اَخافُ وَ اَحْذَرُ ،
wa a‘azzu wa aÿal•lu mimma ajâfu wa ahdharu,
y es más Poderoso y Majestuoso que todo aquello de lo cual temo y me precavo.

عَزَّ جارُكَ
‘azza ÿâruka,
Es apreciado aquel que se refugia en Ti,

وَ جَلَّ ثَناؤُكَ ،
wa ÿal•la zanâ’uka,
Y Tus alabanzas son grandiosas.

وَلا اِلهَ غَيْرُكَ ،
wa lâ ilâha gairuka,
No hay divinidad más que Tú.

اَللّهُمَّ اِنّي اَعُوذُ بِكَ مِنْ شَرِّ نَفْسي ،
al•lâhuma innî a‘ûdhu bika min sharri nafsî,
Dios mío, me refugio en Ti de la maldad de mi ego

وَ منْ شَرِّ كُلِّ سُلْطانٍ شَديدٍ ،
wa min sharri kul•li sultânin shadîdin,
y de la maldad de cada gobernante riguroso,

وَ مِنْ شَرِّ كُلِّ شَيْطانٍ مَريدٍ ،
wa min sharri kul•li shaitânim maridin,
y de la maldad de cada rebelde demonio

وَ مِنْ شَرِّ كُلِّ جَبّارٍ عَنيدٍ ،
wa min sharri kul•li ÿabbârin ‘anîdin,
y de la maldad de cada déspota impertinente,

وَ مِنْ شَرِّ قَضآءِ السّوُءِ،
wa min sharri qadâis-sû’i,
y del mal de todo destino funesto,

وَ مِنْ كُلِّ دابَّةٍ اَنْتَ آخِذٌ بِناصِيَتِها ،
wa min kul•li dâbbatin anta âjidhum bi nâsiatihâ,
y de la maldad de cada ser viviente, que Tú tomas por el copete,

اِنَّكَ عَلى صِراطٍ مُسْتَقيمٍ
innaka ‘alâ sirâtim mustaqîmin,
Ciertamente que Tú estás en el Sendero Recto

وَ اَنْتَ عَلى كُلِّشَيْءٍ حَفيظٌ
wa anta ‘alâ kul•li shai’in hafîdzin,
Y Tú eres Protector de todas las cosas.

اِنَّ وَلِيِّيَ اللَّهُ الَّذي نَزَّلَ الْكِتابَ ،
inna walîa-l•lâh-ul•ladhî nazzala-l kitâba,
«Ciertamente que mi Ualí (Protector, amigo) es Allah, quien reveló el Libro

وَ هُوَ يَتَوَلَّى الصّالِحينَ،
wa hua iatawal•la-s sâlihîna,
y Él es quien ampara a los virtuosos». (7:196)

فَاِنْ تَوَلَّوْا فَقُلْ حَسْبِيَ اللَّهُ لا اِلهَ اِلاّ هُوَ
fa in tawal•lau fa qul hasbî al•lâhu lâ ilâha il•lâ hûa,
«Mas si renuncian, diles “¡Dios me basta! ¡No hay más divinidad que Él!

عَلَيْهِ تَوَكَّلْتُ ، وَ هُوَ رَبُّ الْعَرْشِ الْعَظيمِ
‘alaihi tawakkaltu wa hua rabbu-l ‘arshi-l ‘adzîmi,
A Él me encomiendo. Él es el Soberano del majestuoso reino». (9:129)


No hay comentarios:

Publicar un comentario